Represión en Chile

7 carabineros serán investigados por dejar ciego a Gustavo Gatica y Fabiola Campillay

Director General de Carabineros busca cortar por el hilo más delgado y no tocar a los responsables por ordenar a reprimir.

Sábado 14 de diciembre de 2019 | 10:00

Mario Rozas, General director de carabineros, confirmó que identificaron a los uniformados que dispararon contra Gustavo Gatica y Fabiola Campillay, además de que los antecedentes fueron entregados al Ministerio Público, desarrollando sumarios administrativos internos para aplicación de cargos que van desde expulsión hasta la “anotación negativa” en la hoja de vida de carabineros.

A la vez, señalan que resulta complejo conocer con precisión de dónde salió la bala, puesto que las escopetas no dejan una marca específica en los balines, de modo que se busca individualizar la responsabilidad material a partir de testimonios y triangulación con respecto al lugar que se encontraban el joven estudiante y la trabajadora.

Te puede interesar: Mario Rozas: “A nadie voy a dar de baja aunque me obliguen”

Hasta la fecha, sólo se han dado de baja a 8 carabineros por bajo el supuesto de “exceso” en la represión a la protesta por el estallido social, que ha dejado al menos 23 muertos, más de 1500 heridos y 352 personas con daños oculares.

Te puede interesar: Inaudito: se suspende formalización de doce Fuerzas Especiales por delitos de tortura

La actuación histórica de parte de la institución es mantener la impunidad. Existen casos emblemáticos en donde aún sabiendo nombres de los responsables, no son dados de baja. Como el caso de Brandon Hernández (2016), que a sus 17 años tras un control de identidad en Curaco, de boca al suelo, recibió a menos de 50 centímetros de distancia, unos 180 perdigones de metal a la altura de la cadera.

En completa impunidad también se encuentran el Director General de Carabineros y el actual Ministro del Interior Gonzalo Blumel, quienes son los responsables como las autoridades de las fuerzas represivas, los cuales se desmarcan del actuar de Carabineros.

Te puede interesar: Gustavo Gatica declaró ante Fiscalía, ahora es el turno de Blumel y Rozas

Graves casos de violaciones a los Derechos Humanos

El último informe del CIDH señala la existencia de graves violaciones a los derechos humanos, con casos de torturas, simulacros de ejecuciones, graves maltratos físicos, hacinamientos sin ventilación, vejaciones a niños, niñas y adolescentes, abuso sexual, violación, mutilaciones oculares. También dan cuenta de la existencia de conductas repetitivas de violencia contra manifestantes en contexto de protestas, que serían graves, masivas y repetitivas, desmintiendo la posición del gobierno a tratarlos como hechos aislados.

A eso se suma el uso de armamento que está fuera del protocolo, como los “vean bag” que impactó en el cráneo de un manifestante, dejándolo grave en la ex Posta Central. El 28 de octubre quedó con evidencia fotográfica el uso de esta munición en las manifestaciones, quedando esparcidos en las calles, los cuales son compuestos en un 80% por compuestos como plomo y sílice, conocido también en fotos por contener una especie de bolsa con pelotitas de plomo al interior.

Según el doctor en criminología de la Universidad de Glasghow, y ex asesor del Ministerio Público, Javier Velásquez, señala que para causar heridas en cabeza y torso dan cuenta de que se disparó hacia el tercio superior del cuerpo.

Modernización de carabineros para especializar en represión

El jueves 12 se anunció de una mesa de trabajo con el General subdirector de carabineros y el Director nacional de orden y seguridad para la incorporación de nuevas tecnologías, creando nuevas prefecturas de control de orden público de la zona oeste y este de Santiago en donde, entre otras cosas, cambiarían el nombre de Fuerzas Especiales a Control de Orden Público que estarían a cargo de los jefes de zona para tener un control más efectivo, ubicadas en cada región, buscando una especialización en control de orden público.

Esto se suma a la polémica Ley Anti Protestas que busca criminalizar las movilizaciones, aumentar las penas para quienes se movilicen y dar más atribuciones a carabineros.

De esta forma se busca mantener la estructura policial, bajo una reforma cosmética. Continuará su labor represivo para custodiar los intereses del empresariado y defendido por la casta política y sus gobiernos y con los partidos institucionales del régimen.

Te puede interesar: El gobierno reformará la policía para fortalecer su represión ¡Vamos por la disolución de Carabineros!

Te puede interesar: Blumen y la imposible lavada de imagen de carabineros






Comentarios

DEJAR COMENTARIO