Géneros y Sexualidades

GENERO

8M: miles de mujeres hicieron temblar Antofagasta

La jornada del 8M se notó con fuerza en la ciudad minera, siguiendo la tónica de una histórica jornada internacional, donde la lucha por los derechos de las mujeres estuvo al centro.

Néstor Vera

Comité de redacción La Izquierda Diario. Médico

Domingo 10 de marzo

Fueron millones de mujeres en todo el mundo que respondieron al llamado de huelga este 8M, reivindicando la histórica lucha del movimiento de mujeres por sus derechos, en contra de la opresión patriarcal.

Te puede interesar: #8M: millones de mujeres hicieron temblar la tierra

Antofagasta no fue la excepción, desde temprano, fueron las mujeres trabajadoras quienes se pusieron al frente de hacer de este día una jornada de lucha y unidad entra el movimiento de mujeres y la clase trabajadora. Las responsables de llevar esto adelante fueron las docentes de la ciudad, justamente un sector profundamente feminizado, quienes organizadas en el Colegio de Profesores llevaron adelante una paralización a la que se sumaron también sectores de las Asistentes de Aula. La jornada de paro inicio con una asamblea en la sede del Colegio de profesores, donde se discutieron los diversos problemas que aquejan a la mujer trabajadora y en particular a las trabajadoras de la educación. Esto continuo con un corte de calle en una de las principales avenidas de la ciudad, que con la presencia de trabajadoras del retail, estudiantes y organizaciones feministas como Pan y Rosas.

Te puede interesar: Con paro efectivo y corte de calle trabajadoras se manifiestan en el día de la mujer en Antofagasta

Te puede interesar: Patricia Romo: “Paramos porque no nos engañamos con la hipocresía de Piñera y la falsa oposición”

En la tarde del 8M, las calles de Antofagasta fueron testigo de una de las movilizaciones más masivas en la ciudad desde las movilizaciones estudiantiles del 2011. Más de 6.000 mujeres trabajadoras, estudiantes, organizaciones sindicales, de DD.HH y feministas, colmaron el centro de ciudad.

Entre pancartas y consignas que apelaban contra los femicidios y el acaso, por la igualdad de derechos con los hombres y por los derechos reproductivos como el aborto, destacaron las columnas del Colegio de Matronas, Médicos Generales de Zona, Coordinadora NO+AFP, Agrupación Providencia, profesores del Liceo Técnico y Escuela Gustavo Le Paige, Encuentro de Mujeres de Antofagasta, Frente Amplio, Partido Comunista y la agrupación de mujeres y diversidad sexual Pan y Rosas, estas últimas se caracterizaron por una gran y enérgica columna que por medio de sus cánticos y pancartas destacaban el rol la mujer trabajadora, denunciando los ataques de la derecha y diferenciándose de la “oposición parlamentaria” del Frente Amplio y PC quienes ahogaron las movilizaciones en el Congreso.

Te puede interesar: FOTO GALERIA: Revisa cómo fue la marcha 8M en Antofagasta
Akemi Matsubara

Al terminar el recorrido, Pan y Rosas hizo un acto, donde entre las oradoras estuvieron Nathaly Flores, dirigente del Sindicato Nacional Easy, quien denunció los ataques que prepara el gobierno de derecha que buscan golpear aún más a la clase trabajadora y en partículas a las mujeres, quienes son ya el sector más precarizado. También la presidenta comunal del Colegio de Profesoras, Patricia Romo, quien reivindicó el paro efectivo que levantaron como gremio y denunció fuertemente a la burocracia sindical tanto de la PC como del Frente Amplio quienes no buscaron desplegar la gran fuerza de la mujer trabajadora este 8M. Junto a ellas también estuvo una de las dirigentes del sindicato de Unimarc, quienes están ad portas de su negociación colectiva en donde la patronal ya comienza a mostrar su intransigencia. Para finalizar intervino la vocera de Pan y Rosas, Karla Peralta, quien marcó la ofensiva de la derecha latinoamericana y nacional, quienes preparan nuevos ataques al pueblo trabajador y al movimiento de mujeres, destacando que la forma de enfrentarlos es con la movilización y unidad del movimiento de mujeres junto a la clase trabajadora y el movimiento estudiantil, distinto a la perspectiva que tienen sectores del feminismo separatistas y los partidos del Frente Amplio, quienes en conjunto contribuyen a limitar las fuerza con las que podemos enfrentar a la derecha.

La gran jornada que se desarrolló el 8M, a pesar de la política del gobierno contra la movilización y del nefasto rol de las burocracias sindicales, marcó la gran fuerza del movimiento y la actualidad de su lucha, logrando una masividad solo comparable con las grandes marchas del 2011 o los inicios del movimiento NO+ AFP. Esta gran fuerza, puede ser el punta pie no solo para avanzar en las demandas del movimiento de mujeres, sino que puede remecer al conjunto del pueblo trabajador para enfrentar los ataques de la derecha. Pero esto no está asegurado, solo será posible en la medida que surja un sector diferenciado del reformismo del Frente Amplio y PC, así como también del separatismo, es decir, un sector anticapitacapitalista que una la gran fuerza del movimiento de mujeres junto a la clase obrera.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO