×
×
Red Internacional

U de Chile.  A les estudiantes y trabajadores movilizades de la U de Chile: ¡Pasemos a la ofensiva ante la intransigencia de las autoridades! ¡A organizar la asamblea general triestamental!

La única manera de conquistar nuestras demandas es con la máxima unidad entre la comunidad universitaria, donde las y los estudiantes, juntos con funcionarixs y academicxs precarizadxs somos, indudablemente, la mayoría.

Martes 7 de junio | 12:03

La movilización en el Campus Juan Gómez Millas se ha tornado histórica, una toma que abarca a todo el Campus: cuatro facultades, el Instituto de Comunicación e Imagen y Bachillerato, fenómeno que no se veía en la Universidad desde el 2008. Las demandas de trabajadoras y trabajadores (paso a planta, aumento de sueldo, más contratación, etc) se han convertido en uno de los principales motores de la lucha, pero el principal elemento que vuelve histórica esta movilización ha sido la dinámica de asambleas biestamentales a nivel de Campus. Estas asambleas han vuelto a poner la democracia directa como una herramienta de los estudiantes y ahora incluyen a trabajadores. En estas asambleas resolutivas, soberanas y con votaciones a mano alzada, toda negociación con las autoridades por nuestras demandas debe pasar por la deliberación de todes. Lxs delegadxs son electos en asamblea, mandatados y revocables por esta, donde se deben tomar todas las decisiones.

Además, también se vio acompañada por la toma del Campus Beauchef, la que ya se bajó luego de que las trabajadoras de la Agrupación de Amigas de Margarita Ancacoy, la funcionaria asesinada el 2018 y que la universidad mantiene impune a los culpables políticos, pudieran obtener la gran mayoría de sus demandas más importantes. Como también por el paro de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo, la que tiene grandes similitudes con la de JGM, la facultad de Artes Centro que el viernes votó paralizar y la carrera de Veterinaria.

Te podría interesar: Primer triunfo de las trabajadoras de Ingeniería U. de Chile: “Seguimos fuertes, avanzamos a paso firme por justicia para Margarita Ancacoy

Las autoridades se han mostrado completamente intransigentes, incluso para otorgar el piso mínimo, que es el de una sede para que las y los funcionarios puedan organizarse (una sala de la universidad), un horario protegido para hacerlo, que se recalendaricen las clases (algo que se ha hecho después de cada movilización) y que no haya represalias ipara quienes se han movilizado.

¿Cómo hacemos avanzar la movilización?

Dada la intransigencia de los Decanos, hay que hacer avanzar la movilización, la que ha mostrado una gran tendencia a la unidad, primero, entre estamentos, incluso con una asamblea triestamental en JGM, y también la unidad entre facultades.

Claramente a las autoridades y a la burocracia sindical (principalmente de la FENAFUCH), les afecta y les incomoda esta tendencia a la unidad, por lo que han buscado dividirnos. Por esto es que desde la Agrupación Anticapitalista VENCER creemos que es urgente la máxima unidad entre trabajadores, estudiantes y docentes de todas las facultades, es decir, a nivel universidad. Para que la movilización escale hay que ir por una asamblea triestamental a nivel Universidad de Chile, con el objetivo de avanzar hacia un petitorio unificado, tomando en consideración las demandas estructurales de una universidad y educación pública en crisis, que desemboque en una gran movilización de toda la universidad que sea una demostración de fuerzas por parte de los sectores movilizados en contra de la gestión de las autoridades intransigentes y la educación de mercado, por mejores condiciones para las y los funcionarios, ir por un co-gobierno triestamental en la universidad (democratización) en la perspectiva de reactivar el movimiento estudiantil y pelear por una educación gratuita, de calidad, democrática y no sexista abierta al pueblo trabajador en todo Chile. Algo que la burocracia de la Confech se ha negado a hacer para mantener en pasividad a les estudiantes y que no sean un factor incómodo para su gobierno, el de Boric. Lo mismo con la burocracia de la CUT que ha dejado a trabajadores solos y se ha contentado con un sueldo mínimo de $400 mil cuando la inflación y la carestía de la vida exigen un aumento por sobre la línea de la pobreza, como lo indicó un estudio de la Fundación Sol, que dice que debería ser de $650 mil.

Te podría interesar: Histórica asamblea triestamental a nivel campus Juan Gómez Millas discute las demandas de la movilización y académiques se suman

¡Vamos por una asamblea triestamental Uchile!

Sin embargo, este miércoles los dirigentes de los Centros de Estudiantes, agrupados en el Consejo de Presidencias de la FECH, se negaron rotundamente a votar por convocar a una asamblea triestamental, con las mismas excusas de siempre: que hacerlo sería “un caos”, que “nadie va a llegar” (tal como las burocracias estudiantiles del Frente Amplio y la JJCC han culpado a las bases cuando ellos son responsables de desmovilizar y desmoralizar), porque “no en todas las facultades han tenido asambleas”, cuando ellos mismos hace unas semanas habían votado bajar una pauta de discusión hasta el 31 de mayo. Por último decir que una asamblea con académicos es inviable por las posturas que estos tienen de la movilización.

Pero, ¿cuáles son los fundamentos por los que desde VENCER agitamos la necesidad de una asamblea triestamental UCHILE?

Primero que todo, porque para poder doblarle la mano a las autoridades y conquistar las demandas de trabajadores y estudiantes, como decíamos, es necesaria la máxima unidad, lo que le sirve a las facultades que no han logrado movilizarse para poner en común sus problemáticas y tomen el ejemplo de JGM para organizarse. Por otro lado a les compañeres de JGM nos sirve para fortalecer nuestra movilización ya que si bien, hemos ganado organización entre funcionaries y estudiantes y coordinación entre las distintas facultades, no hemos logrado aún tener ninguna ganada concreta, pues las autoridades siguen buscando dividirnos, apoyadas por la burocracia sindical, mostrandose intransigentes para seguir ganando tiempo y desgastarnos. En este sentido, para los sectores movilizados de JGM es imprescindible el hecho de buscar la mayor solidaridad, adhesión y apoyo de toda la comunidad universitaria para doblarle la mano a las autoridades.

El segundo aspecto importante, responde a lo que nos dijeron las burocracias estudiantiles del CDP, pues nuestros “dirigentes” argumentaron que muchos de los académicos podrían ir a la asamblea con posturas más conservadoras o incluso a “violentarnos”, porque “no serían como los de JGM”. Sin embargo esto es incorrecto, ya que la gran mayoría de las y los académicos de la Universidad de Chile también están precarizados, de hecho, muchos están a contrata o a honorarios, tienen sobrecarga laboral, no les han pagado sueldos, etc. Tienes condiciones pésimas para poder ejercer y por lo tanto tienen sus propias demandas importantísimas.

Esto nos lleva al siguiente punto. Ya que sí, hay académicos más privilegiados (que de hecho, son los únicos con derecho a voto para elegirse entre ellos mismos como autoridades), sin embargo el hecho de que asistan no es completamente negativo ya que finalmente, la mayoría de la comunidad universitaria son las y los estudiantes (en su mayoría en condiciones precarias), las y los funcionarios que trabajan en condiciones completamente paupérrimas y las y los académicos que también tienen demandas por sus grandes dificultades para poder ejercer. Si logramos conquistar una asamblea triestamental a nivel Uchile podemos avanzar a un claro ejemplo de cómo sería un co-gobierno triestamental, con los distintos sectores defendiendo sus propios intereses, donde se impondrá la mayoría para tomar las decisiones.

Finalmente, en un sentido más estratégico, ganarse al sector precarizado de las y los académicos de la universidad sería debilitar al enemigo. Ya que estos son la base social en la que se afirman las autoridades, quebrarlos y que haya un número de académicxs que apoyen y se movilicen de la mano con estudiantes y funcionarixs, sin duda permitiría fortalecer y hacer escalar esta histórica movilización y poder conquistar nuestras demandas.

Porque de esta forma, discutiendo democráticamente entre los tres sectores de la universidad, podremos llegar a un petitorio unificado que le exija a rectoría respuestas inmediatas a los problemas estructurales que ya mencionamos. Y también, porque en última instancia la crisis que vivimos en la UChile es la crisis de la educación pública chilena, de la cual es el Estado el que tiene que hacerse cargo. Por eso nosotres desde VENCER exigimos (sin ninguna confianza) que el gobierno de Boric desde el ministerio de educación tome medidas como una ley de emergencia para la Ed. pública que entregue financiamiento integral a todos los establecimientos educativos públicos, sacando el dinero de las ganancias empresariales con impuestos progresivos a los capitalistas. Porque la crisis tienen que pagarla quienes la generaron, que son los empresarios, banqueros, gobiernos de los 30 años, junto con las autoridades que ganan sueldos de genrente, y no nuestras familias trabajadoras.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias