Géneros y Sexualidades

ESPECIAL

#AbortoLegalYA: Un recorrido histórico y político

Historia, arte, política, movimiento de mujeres. Artículos y debates en torno a la cuestión del derecho al aborto y la lucha del movimiento de mujeres por conseguir su legalización.

Martes 20 de marzo de 2018 | 10:16

El debate por el aborto legal seguro y gratuito se ha instalado definitivamente en la agenda política. Si bien la visibilidad que tomó este tema, por el que lucha el movimiento de mujeres en Argentina, fue exponencial en las últimas semanas, el derecho al aborto tiene presencia a lo largo de la historia.

A continuación algunas notas que recorren esa historia y que dan testimonio de la importancia que desde siempre tuvo, para la humanidad, la capacidad gestante y el poder que se atribuía a esa facultad.

Historia: el aborto y el rapto en el mundo romano

El aborto en la Antigua Mesopotamia: de la multa a la pena de muerte

Rusia revolucionaria: el primer país en legalizar el aborto hace casi cien años

En nuestro país, el primer registro que reconoce este derecho, aunque parcial, data del año 1919. Sin embargo, las causales invocadas en aquellos primeros años, tuvieron que ser reinterpretadas 93 años después, por el fallo FAL de la Corte Suprema de Justicia.

Aborto: un debate con ecos de otro siglo

En América Latina y el Caribe el aborto fue tomado a partir de los Encuentros Feministas de Latinoamérica y el Caribe. De ellos surgió la decisión de que cada 28 de septiembre se designara como el Día de Lucha por la Despenalización y Legalización del Aborto.

El aborto en América Latina y el Caribe

El arte no estuvo ajeno a la problemática del aborto. El cineasta ruso Sergei Eisenstein, realizó un corto en el año 1929 que abordó esta temática. En su film, que dura apenas 20 minutos, muestra mujeres que al tener que afrontar situaciones extremas deciden interrumpir su embarazo viéndose obligadas a hacerlo en forma secreta.

La mirada de Eisenstein sobre el aborto

Y si nos acercamos a este siglo, fue la escritora canadiense Margaret Atwood, quien con sus dos libros El cuento de la criada (The Handmaid’s Tale) y Alias Grace, toma la capacidad gestante y el derecho a decidir de las mujeres sobre su propio cuerpo como piedra basal para el desarrollo de sus novelas.

Margaret Atwood en Argentina, ¿lejos del país de las criadas?

Más allá de la historia y del arte, la legalización del derecho al aborto legal es una hecho político. Durante los gobiernos kirchneristas, fundamentando en las creencias personales de Cristina, se impidió que el proyecto siquiera pudiera tratarse en las comisiones parlamentarias. Los legisladores de su bloque, aunque muchos apoyaban la legalización del aborto, respetaron la verticalidad de la decisión. La consecuencia fue el cajoneo sistemático del proyecto.

Década kirchnerista: tiempo perdido para la legalización del aborto

Las paradojas de Juliana Di Tullio sobre el aborto legal

El gobierno de Cambiemos también tuvo una férrea oposición al aborto. Mauricio Macri y María Eugenia Vidal no solo declararon varias veces estar “a favor de la vida”. Sino que además utilizaron su poder de funcionario público para obstaculizar la posibilidad de acceder a abortos no punibles, vetando los protocolos que para estos casos habilitó la Corte Suprema de Justicia.

¿Vidal a favor del aborto?

El Gobierno de Vidal da marcha atrás con el protocolo de aborto no punible

Macri aseguró que no piensa despenalizar el aborto en su Gobierno

Sin embargo el movimiento de mujeres siguió en las calles y no cesó en su lucha. Las enormes movilizaciones que se vienen produciendo desde el año 2015, sumado a los multitudinarios Encuentros de Mujeres, lograron sacudir los estamentos y, por más que hoy el gobierno haga demagogia con los reclamos de las mujeres, fue esta persistente lucha la que hoy permitió que se abra la discusión en el Congreso.

Nuestra tarea será seguir de cerca estas instancias. Porque este derecho no se regala y sabemos que solo en la medida que sigamos organizadas lograremos finalmente conquistarlo. Para que no haya ni una muerta más por abortos clandestinos.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO