Mundo Obrero Chile

TRABAJADORES

Ante insuficiente respuesta del gobierno, profesores calientan motores para una tercera semana de paro

Una movilización que sigue creciendo y un gobierno que viene debilitado. Termina la segunda semana de paralización con una respuesta del Mineduc que no deja satisfecha las demandas docentes. Aguilar organiza una consulta pública para este lunes 17 de junio. ¿Qué se vislumbra para esta tercera semana de paro?

Patricia Romo

Docente Liceo B-13. Presidenta Colegio de Profesores Comunal Antofagasta

Domingo 16 de junio | 14:18

La segunda semana de Paro Docente estuvo marcado por la masividad y una amplia solidaridad con la movilización por parte de distintas sectores de la sociedad. El conflicto de los profesores terminó de instalarse en la situación política y logra ser el factor que reabre el debate de la crisis de la educación en Chile. El día martes, casi 50.000 docentes llegaron a Valparaíso, siendo recibidos por la comunidad con los brazos abiertos, estudiantes y niños que expresaban el apoyo a sus profesores. Además, ante la enorme fuerza del acto a las afueras del congreso, los parlamentarios tuvieron que salir y mostrarse como aliados de la movilización.

Los portuarios movilizados en Valparaíso también marcharon codo a codo junto a los profesores. Además vimos otras manifestaciones de unidad en la lucha: profesores marchando junto a los mineros movilizados de Chuquicamata, que este viernes dieron inicio a su huelga legal en los sindicatos 1, 2 y 3 de Codelco. En Antofagasta, trabajadores de Conveyor en huelga se han hecho parte de las diversas actividades del paro docente. Además, la facultad de humanidades de la Universidad de Antofagasta y sus carreras de pedagogía, esta semana votó de conjunto el paro indefinido, en solidaridad con los profesores y sus demandas.

Todo esto ha ocurrido en un marco de debilidad del gobierno: Piñera bate récords históricos en su bajísimo nivel de aprobación (apenas el 25%), y a mitad de semana tuvo que salir a anunciar el recambio de su gabinete, dentro de los cuales se niega al cambio en la cartera de educación, a pesar de la enorme crisis abierta por el paro nacional de profesores y la nula respuesta política de la ministra Cubillos. Vuelven a la cancha ministros enormemente cuestionados desde el primer mandato de Piñera, como Jaime Mañalich, empresario de la salud (director Clínica Las Condes) que redujo falsamente las listas de espera. Sectores de la derecha más recalcitrante, como José Antonio Kast, y la emergencia de su nuevo “Partido Republicano”, se atreven a atacar a los profesores, declarando que el Paro Docente es una vergüenza.

Tras una semana y media de paralización nacional, el gobierno recién accede a sentarse a una mesa de negociación. El día jueves, cerca de la medianoche, concluida la tercera cita de la mesa entre el gobierno y la dirigencia nacional del gremio, Mario Aguilar señala que el gobierno ya tiene una propuesta, con lo que el menciona, serían algunos puntos conquistados y otros no, y anuncia que realizarán una consulta nacional para analizar la continuidad del paro. El día viernes en la mañana se dio a conocer la propuesta por escrito del gobierno, y en la realidad, el documento contenía respuestas parciales a muy pocos puntos. Además, ni siquiera se refiere a demandas centrales de los profesores, y que han sido el motor de este movimiento, como la discriminación salarial de Educadoras de Párvulos y Diferenciales o la intransigencia con la deuda histórica que sigue afectando a miles de profesores jubilados y por jubilar; así también, la negativa rotunda a reincorporar Historia, Educación Física y Artes al currículum de 3ero y 4to Medio.

Frente a esto, ya diversos comunales y asambleas de base preparan para este lunes el rechazo absoluto a la propuesta del Mineduc. Frente a un movimiento que va en alza y que ha demostrado un enorme potencial en las calles, el gobierno de Piñera -debilitado y cuestionado- ha respondido a los docentes con más intransigencia.

Pero no basta con votar rechazo y continuar con nuestras actividades “normales” de paro. Para doblarle la mano al gobierno debemos redoblar nuestras fuerzas y expandir esta movilización y su alcance. Esto no lo lograremos solos. El germen de unidad que vimos con los portuarios, mineros, estudiantes y trabajadores en huelga de otros sectores durante la semana pasada, puede transformarse en una verdadera unidad de lucha en las calles. En ciudades como Tocopilla y Freirina, los profesores radicalizaron sus acciones con cortes de ruta y barricadas. El pasado viernes en Antofagasta, tras la asamblea abierta en la sede del Colegio de Profesores, docentes, estudiantes y trabajadores en huelga realizaron corte de avenida, en protesta a la insuficiente respuesta del Mineduc.

Para aprovechar el momento de debilidad política del gobierno empresarial de Piñera, y pasar efectivamente a la ofensiva, debemos actuar en común con nuestros estudiantes y demás trabajadores de la educación: ¡Por un paro nacional educativo que derrote los ataques, la intransigencia y la represión de este gobierno! Este jueves, se suman además al paro indefinido las educadoras de Integra y Junji, una fuerza vital para continuar con nuestra lucha. Para echar abajo la educación de mercado –la raíz de todos nuestros males, como la inestabilidad laboral, la competencia, el agobio y el sobreendeudamiento estudiantil- se hace necesario que los demás sindicatos de la educación, así como la CONFECH, ACES, ceales y federaciones estudiantiles, se pongan a tono con la realidad y nos planteemos un plan y una agenda común de lucha.

El enorme potencial de esta lucha será imparable si nos aliamos con sectores que vienen dando luchas también por sus derechos, y abriendo fuertes cuestionamientos a los empresarios y su gobierno de turno. Ejemplo de ellos son los portuarios y los mineros, que ahora comienzan su huelga legal con 3.2000 mineros de Codelco paralizando el epicentro minero de Chile que es Chuquicamata. La CUT, ANEF, Cofusam y demás gremios a nivel nacional también tienen un papel activo y fundamental que cumplir y no lo vienen haciendo. Pero trabajadores de base, como los trabajadores de Correos en Santiago y Antofagasta, tienen claro que la unidad es clave en este momento: a través de campañas fotográficas en sus plantas, declaran: ¡Si ganan los profesores, ganamos todos! Si los profesores logran doblarle la mano al gobierno con sus demandas, todos los trabajadores nos encontraremos en mejor pie para resistir y hacer retroceder los ataques de Piñera –como la reforma laboral o el fortalecimiento de las AFP en la reforma de pensiones-, que llegan con el único propósito de seguir precarizando nuestras vidas.






Temas relacionados

Paro de profesores   /   paro nacional de profesores   /   Colegio de Profesores   /   Patricia Romo   /   Mundo Obrero Chile   /   Política Chile   /   Huelga de profesores   /   Profesores   /   Colegio de Profesores de Chile

Comentarios

DEJAR COMENTARIO