Política

DECLARACIÓN PÚBLICA

Ante la reaccionaria movilización de los dueños de camiones: Que CONFECH y CUT convoquen a “banderazo” mapuche en Plaza Italia 19:30

Los dueños de camiones de La Araucanía se movilizaron hacia Santiago denunciando lo que llaman “acciones terroristas” y pretendiendo llegar con camiones incendiados a La Moneda.

Jueves 27 de agosto de 2015 | 16:38

Se trata de un claro intento de generar un clima reaccionario que debilite aún más al Gobierno, que habilite una nueva escalada represiva y criminalizadora, y que complete el giro que inició el Gobierno para retrotraer sus promesas de reformas para aplacar las demandas de los trabajadores, estudiantes y pueblo mapuche, lo que llaman “moderar las expectativas”.

La prohibición del Gobierno de ingresar con su maquinaria a la capital provocó que se estacionaran en las rutas de acceso a la capital, impidiendo intermitentemente la entrada y salida. Adicionalmente, realizaron cortes de rutas en distintas ciudades del país, como Iquique, Temuco, Chillan, Linares, y movilizó la adhesión de otras patronales como la Fenabus. También generó divisiones, otros sectores de dueños de camiones, la Federación de Buses y Camiones de Chile, declaró que servía a los intereses de la derecha.

El ánimo político y social se polarizó

La Nueva Mayoría denunció la movilización de los dueños de camiones. La derecha por su parte, salió en su apoyo. Por otro lado, las dirigencias sindicales de la CUT y de los trabajadores del transporte agrupados en la FENASICOCH, denunciaron la movilización de los dueños de camiones.

Organizaciones del pueblo mapuche en Santiago convocaron a una concentración frente a La Moneda denunciando con claridad que “es signo elocuente de una casta que se niega con garras, dientes y balas a perder lo que han ganado mediante el despojo, la muerte y la sangre. Ellos, los históricamente violentos, los que han conquistado riquezas por medio de ríos de sangre, desde la ‘Pacificación de la Araucanía’ hasta la Dictadura Cívico-Militar, hoy pretenden ser presentados como pobres víctimas. Su hipocresía no tiene límites”.

A la misma hora convocaron grupos reaccionarios, “Paz en La Araucanía”, liderados por Jorge Luchsinger Mackay, al grito de “Bachelet, terrorista de la UP”.
Carabineros reprimió a los manifestantes mapuche y de la izquierda, mientras despejaba el lugar para los que se concentraron a favor de los dueños de camiones. Como en el día anterior que reprimieron a los mapuche que en las rutas rechazaban el avance de los patrones con sus camiones.

El movimiento estudiantil se movilizó con 80.000 sólo en Santiago, contra el mercado de la educación que la reforma del Gobierno y la Nueva Mayoría sólo regula dejándolo intacto.

La embestida de los empresarios y la derecha sólo se explica por la decisión del Gobierno y la Nueva Mayoría de moderar y retroceder con sus promesas de reformas, envalentonándolos para intentar sepultar cualquier expectativa de cumplimiento de las demandas de trabajadores, estudiantes y pueblo mapuche. Decisión del Gobierno que se apoya en la desmovilización que las dirigencias cupulares de trabajadores y estudiantes buscaron tras los meses de paros, huelgas, tomas y movilizaciones del movimiento estudiantil el primer semestre, del paro de casi dos meses de los profesores, del paro con toma de dos Divisiones de Codelco de los trabajadores subcontratistas, de las movilizaciones con paro ante la discusión de la reforma laboral.

La movilización estudiantil de 80.000, la concentración frente a La Moneda contra los dueños de camiones, muestran la disposición a la lucha de trabajadores, estudiantes y pueblo mapuche. La embestida de los empresarios y la derecha no podrá ser frenada por la Nueva Mayoría ni su Gobierno, ni por las dirigencias cupulares que desmovilizan. Hace falta poner en pie un partido revolucionario de la clase trabajadora.

Partido de Trabajadores Revolucionarios- PTR

27-8-2015

www.ptr.cl






Temas relacionados

Derecha chilena   /   Pueblo Mapuche   /   Internacional   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO