×
×
Red Internacional

#JUSTICIAPARAANTONIA.Antonia Barra: la impunidad de la justicia machista y racista

Durante el día de ayer, miles de personas en distintas partes del mundo venían siguiendo la transmisión de la sentencia en “el caso de Antonia” sumado a cuatro denuncias mas. Brutal hecho de violencia machista que ha ido develando la complicidad de las instituciones que perpetuar y mantienen la impunidad.

Miércoles 22 de julio de 2020 | 04:12

El martes recién pasado se realizó una parte de la formalización a Martín Pradenas por violación y delitos de agresiones sexuales, siendo cinco casos iniciales por los cuales se le imputa, la cual se transmitió en vivo y continuará el día de hoy.

Durante el día de ayer, miles de personas en distintas partes del mundo venían siguiendo la transmisión de la sentencia en “el caso de Antonia” sumado a cuatro denuncias mas. Brutal hecho de violencia machista que ha ido develando la complicidad de las instituciones que perpetuar y mantienen la impunidad.

Un caso donde desaparecieron las pruebas porque fueron eliminadas, se manipula información, pagan para mentir, y encima cuestionan “el rol de las mujeres” bajo estereotipos heteronormados, mediante fundamentos podridamente machistas. El abogado defensor Gaspar Calderón, un misógino y racista, defiende abiertamente crímenes del Estado en contra del Pueblo Mapuche y crímenes de odio en contra de las mujeres. Reconociendo el aparataje estatal detrás de la defensa, sumado a que carabinero resguarda la casa del victimario, profundiza el cuestionamiento a las instituciones del régimen.

Considerando también que el Juez de Garantía de Temuco acogió la solicitud de Calderón, para el sobreseimiento en el caso de dos víctimas, negándoles la opción de acceder a esta “justicia” con justificaciones insólitas.

Te puede interesar:
https://www.laizquierdadiario.cl/Gaspar-Calderon-defensor-del-asesino-de-Catrileo-y-de-Martin-Pradenas.

¿Justicia al servicio de quien?

La función de esta justicia patriarcal y racista siempre ha estado del lado de los intereses económicos de los empresarios, evidencia que está dispuesta a perpetuar la opresión de género, raza y clase, cruce de realidades que se profundizan en la región de la Araucanía, de la cual distintos movimientos lo vienen cuestionado. Una “justicia” para empresarios, latifundista ,que se enraíza en una historia indeterminada desde el mismo Pueblo Mapuche, con un montón de montajes que hoy terminan siendo la gran cantidad de leyes represivas aplicadas.

Desde temprano las y los vecinos del sector donde vive la familia de Antonia, solidarizaron colgando lienzos fuera de sus casas exigiendo justicia. Mientras por las calles del centro de Temuco decenas de mujeres marcharon encabezadas por un lienzo “MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA, PARA LAS COMPAÑERAS ASESINADAS, PRESAS, MUTILADAS Y VIOLADAS”, exigiendo justicia para Antonia y todas las víctimas de violencia machista, denunciando la cultura de la violación, interpelando al poder judicial y su complicidad. Algunas voceras de la asamblea feminista de Temuco, a través de un comunicado denunciaron la cultura de la violación Y la naturalización de la violencia sexual, que permanentemente se invisibiliza, interpelando al poder judicial y el rol del Sernameg por ser insuficiente para resguardar el derecho de las mujeres. Denunciando también la represión y hostigamiento hacia el Pueblo Mapuche, solidarizando con los presos políticos Mapuche en huelga de hambre.

Este es otro caso mas de la justicia patriarcal que existe en este sistema capitalista, del cual hemos visto casos en el mundo donde la revictimización, incluso la exposición de las victimas, son repudiadas por el gran movimiento de mujeres, es por esto que es necesario exigir que en todos los casos de agresiones sexuales participen comisiones independientes de mujeres, con especialistas con perspectivas de género. Además de llevar a cabo campañas de educación sexual y la formación de comisiones de género en lugares de trabajo, colegios, institutos y universidades, para transformar radicalmente los planes de estudio incorporando la formación contra todo tipo de opresiones.

Desde la tradición del feminismo socialista analizamos que la violencia hacia las mujeres, las agresiones sexuales y las violaciones tiene íntima relación con las sociedades de clase y la propiedad privada. Como escribió Federico Engels: “El hombre empuñó también las riendas en la casa; la mujer se vio degradada, convertida en la servidora, en la esclava de la lujuria del hombre, en un simple instrumento de reproducción.”

Con la fuerza del movimiento de mujeres, ese que plagó las calles con el grito de ni una menos, debemos organizarnos para exigir justicia por todas las víctimas de este sistema machista, patriarcal y racista, pues es la única forma de hacerle frente a una “justicia” que nos arroja a la muerte, por ser mujeres, por ser pobre, por ser negras, por ser mapuche. Ninguna sentencia judicial será suficiente, mientras no derribemos todas las miserias de este sistema capitalista y patriarcal




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias