×
×
Red Internacional

Opinion. Apruebo dignidad y la vieja concertación: el gabinete que sella el pacto por reformas a la medida de los “30 años”

Martes 25 de enero | 07:55

La discusión del gabinete ministerial ha estado en el centro del debate público, ya que da señales de la orientación política del gobierno. En general las declaraciones de las principales figuras del gobierno van en la línea de la necesidad de integrar a los partidos de la ex concertación, aunque Teillier presidente del PC reclamó un poco por esto, luego terminó diciendo que en el fondo no les complicaba ya que lo habían hecho antes (con bachelet 2,0), pero lo que si era central es cumplir con el programa.

Cuestión que más que una posición política, parece una frase para la galería, ya que es un programa que abandonó lo poco de antineoliberal que le quedaba luego de que los operadores políticos de la ex concertación fueran enviados por sus jefes y autorizados por Boric para acabar con cualquier aspecto particularmente central e irritante para los capitalistas y dueños del país.

A pesar de que no seamos apologistas del revueltismo, el argumento con el que Boric y apruebo dignidad usan para intentar convencer a sectores del gran empresariado de colaborar con la aprobación de la reforma tributaria es colaborar con la “paz social”, es colaborar con que no vuelva el fantasma de la rebelión, contra el cual todos los partidos del régimen plantean conjurar. Ante lo cual nosotros planteamos que no podrá haber ninguna conquista sería para el pueblo trabajador sino es con lucha, organización y métodos tendientes a la autoorganización y lucha de clases, independiente al gobierno y sus partidos, los cuales están amarrados con el régimen heredero de la dictadura y no pretenden salir de ahí.

Cumplir con el programa en la medida de lo posible

Consultada por la designación de Mario Marcel, Siches dijo que “es importantísima la participación en la estabilidad económica, pero estando al servicio del programa del gobierno. Jackson por su parte planteó a la prensa que “Creo que él aporta técnicamente y políticamente a que muchas de las reformas que hemos planteado puedan tener viabilidad en un Congreso como el que tenemos”.

Pero ¿qué significa que una reforma tenga viabilidad en el congreso? significa moldear la propuesta original a las relaciones de fuerza expresadas en el parlamento en el periodo siguiente, por lo que su idea fuerza de que “llevarán adelante su programa” en los hechos buscará ser en “la medida de lo posible” a todas luces. Ya que al ser un gobierno de desvío su primera prioridad es buscar resolver las discusiones impuestas por “la calle”, pero sin la calle, es decir trasladar el descontento popular a los salones del parlamento para así buscar reformas que a la par de intentar apaciguar el descontento popular, no pongan en jaque al sistema económico imperante en Chile, el real heredero de la dictadura. Por eso Marcel en Hacienda y Grau en economía. Sin duda una difícil ecuación que solo en el idealismo reformista del Frente Amplio y el PC, de la mano de PS con Montes y Fernandez, tiene cierta posibilidad de cumplirse.

Entonces de ahí surgen engendros políticos publicitarios como una supuesta “condonación” de la deuda del CAE pero bajo la fórmula de pago por parte del estado de la deuda, por lo que en los hechos terminaría siendo un traspaso de la deuda individual con la banca hacia una deuda del estado con la banca, lo que sin duda podría traer un gran alivio a las familias de jóvenes estudiantes y profesionales, pero que al mismo tiempo termina reforzando la lógica de subsidiaria estatal del neoliberalismo.

Por eso hay que ser muy claros, lo que exigimos es condonación de la deuda, ya suficientes millones de pesos y dólares han amasado los bancos y los empresarios de la educación debido a la mercantilización del sistema educativo, cuestiones que el comité político como ex dirigentes estudiantiles el 2011 deberían saber, por lo que al condonación de la deuda tiene que ser sin pago, toda esos recursos que el estado asumirá como deuda a la banca tienen que ser invertidos en urgencias y necesidades de la población, no en las urgencias y necesidades de los banqueros.

Y como buenos bomberos de los conflictos de clase, los Boric y los Jackson pretenden aparecer como mediadores entre las partes, difícil rol, sin duda, pero también el mas canalla, por que no es un rol neutral, es una mediación para convencer a las masas obreras y populares de que no hay otra forma resolver las demandas de la rebelión más que limando todo aquello que pudiese agraviar al gran capital. Cuestión que en los hechos es imposible, es imposible conquistar derechos democráticos como vivienda, educación, salud sin afectar las ganancias de los grandes empresarios




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias