Política Chile

REPRESIÓN

Autoritarismo y represión: Las medidas de Piñera para aumentar el control social

El Senado aprobó el día de ayer el proyecto que aumenta las sanciones para quienes incumplan medidas sanitarias. El gobierno no ha perdido la oportunidad, y aprovechándose de la pandemia a desplegado toda una agenda y acciones represivas. Los partidos de la oposición se han hecho parte de algunas de estas medidas. Se preparan para posibles nuevos estallidos.

Miércoles 17 de junio

Desde Sebastián Piñera, pasando por Blumel, los Ministros, los partidos de Chile Vamos y hasta los medios de comunicación han vuelto a la carga, insistiendo en la responsabilidad “de las personas” en esta escalada continua de nuevos casos de contagios por coronavirus.

De esta manera quieren quitarse responsabilidad de encima cuando han sido sus medidas y su estrategia la principal causante de esta situación realmente catastrófica en términos sanitarios y económicos, ya que se han empecinado en mantener funcionando la economía a toda costa para asegurar las ganancias de los empresarios, mientras arriesgan al pueblo trabajador al contagio.

Este discurso criminalizador les sirve además como sustento para aumentar las medidas represivas y los rasgos autoritarios del gobierno. Con hambre en los sectores populares, degradación de las condiciones de vida por la reducción de salarios o por los despidos, es cierta la posibilidad de que estallen nuevos choques de la lucha de clases, como se vio incipientemente en las protestas por el hambre de la segunda mitad de mayo.

Como saben que la situación probablemente se vuelva insostenible, buscan fortalecer su brazo represivo. Parte de esa agenda es la aprobación en la Sala del Senado del proyecto de ley que aumenta las sanciones a quienes incumplan la cuarentena, estableciendo condenas de hasta tres años de presidio efectivo.

¿Militares para combatir un virus?

El día lunes fue noticia nacional la extensión del Estado de Catástrofe por 90 días más, como era de esperarse. Esta medida, según el propio Piñera, serviría para darle “mayor seguridad a nuestros hospitales y todos los sitios de atención de salud; proteger mejor la cadena logística y traslado de insumos médicos”

Pero es totalmente hipócrita. Si hay que proteger de algo a los hospitales es del desfinanciamiento sistemático de recursos de parte de los gobiernos de la derecha y de la ex Concertación, es de la falta de insumos y de infraestructura. En términos sanitarios es en realidad una medida absurda. ¿De qué sirven los militares para combatir un virus?

A esto se le suma el toque de queda absurdo que se realiza en las noches cuando nadie transita ya por las calles.

Militares desplegados por las calles para atemorizar, toque de queda en las noches, pero millones son obligados a seguir trabajando sin los más mínimos resguardos sanitarios y los contagios siguen aumentando.

“Vamos a tirar toda la carne a la parrilla” decía amenazante el Ministro de Defensa Alberto Espina, señalando que además desplegarían a los boinas negras para patrullar las calles de Santiago.

A esto se le suma ahora la decisión de utilizar a los reservistas del Ejército para aumentar la dotación de militares mientras dure la pandemia.

¿Una nueva medida mordaza?

Por estos días también se dio a conocer la noticia de una nueva decisión autoritaria que impediría que los medios alternativos puedan desarrollar sus labores mientras dure la cuarentena, dándole la acreditación exclusivamente a los medios tradicionales de las grandes cadenas, ya que deben tener personalidad jurídica e iniciación de actividades para poder trasladarse.

Para conocer más detalles: Grave atentado contra la libertad de expresión: Gobierno entregará salvoconductos solo a grandes medios

Esta es una medida abierta de censura de parte del gobierno, que permite que tan sólo los medios empresariales tengan la posibilidad de realizar coberturas, cuando se sabe que sus líneas editoriales van acorde a los intereses de Piñera y compañía.

Desde La Izquierda Diario rechazamos tajante y categóricamente esta medida que coarta flagrantemente la libertad de prensa y que busca derechamente impedir que se expresen opiniones diversas en lo que al periodismo se refiere.

Ley de Inteligencia: infiltrar y perseguir

No contentos con todo esto, el gobierno viene insistiendo en la rápida aprobación de la Ley de Inteligencia, que establece la posibilidad de desplegar agentes infiltrados en las organizaciones políticas y sociales disidentes al gobierno, pone a los servicios de Inteligencia bajo mando directo del Presidente, a la vez que le otorga mayores facultades de orden interno a las Fuerzas Armadas.

Hay que recordar que el proyecto original de esta ley comenzó a discutirse en noviembre, en mitad de la rebelión popular, y que la idea de legislar fue aprobada con los votos de la oposición, incluyendo el del senador de Revolución Democrática, Juan Ignacio Latorre.

Para más información: Ley de Inteligencia se debate en el Parlamento: hay que tirar abajo este proyecto represivo

Continúa con dureza la represión y persecución a luchadores y al pueblo mapuche

Paralelamente, todavía a cientos de casos de presos políticos de la rebelión, o de jóvenes que si bien no están en prisión, siguen habiendo causas abiertas en su contra producto de la persecución del gobierno de Piñera. Esto mientras mantienen la impunidad de los crímenes ocurridos durante la rebelión.

Te puedes interesar: Estación Baquedano: Se decretó el sobreseimiento definitivo de la investigación por posible centro de tortura

No olvidamos tampoco el asesinato en oscuras circunstancias del comunero Alejandro Treuquil, días después de que denunciara hostigamiento y persecución por parte de la policía, ni tampoco el montaje realizado en contra del activista por la causa mapuche Emilio Berkhoff, hoy detenido por la policía.

Revisa aquí la declaración de la familia y comunidades en resistencia: Declaración pública ante nuevo montaje policial contra Emilio Berkhoff

Reprimir el descontento

Estas han sido algunas de las medidas que han marcado la deriva represiva del gobierno. A su vez no debemos olvidar que en plena rebelión, cuando Piñera era profundamente cuestionado por amplios sectores, su último punto de apoyo fueron los militares y Carabineros.

Por eso no es de extrañar que le realice “gestos” a su manera, como la Ley de Narcotráfico, que permite que las fuerzas policiales puedan custodiar la droga decomisada, justo esa institución que además de criminal se ha demostrado estructuralmente podrida con los casos de corrupción de diversa índole, partiendo por el Paco-gate.

No se puede permitir que el gobierno avance en su agenda represiva con total impunidad. A su vez debemos denunciar con claridad el papel de la oposición en este caso, que prácticamente ha dejado que pasen estos ataques sin presentar resistencia seria alguna.

Frente a esto es necesario que todas las organizaciones de la izquierda, organismos de Derechos Humanos, organizaciones sindicales y sociales, medios alternativos y otros, nos organicemos en común por una gran campaña política y de movilización contra la represión.

Necesitamos levantar la política de la libertad inmediata a todos los presos políticos, el cese a la represión contra el pueblo mapuche y la desmilitarización del Wallmapu, así como el juicio y castigo a los responsables políticos y materiales de las violaciones a los Derechos Humanos durante la rebelión, y retomamos con fuerza la pelea por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana y por el Fuera Piñera.

Esto a la vez que exigimos poner fin a todas las leyes represivas y persecutorias, y sacar a los militares de las calles, junto a un programa de emergencia que afecte las ganancias de los empresarios para que esta crisis no la pague el pueblo trabajador.






Temas relacionados

Represión en Chile   /   #FueraPiñera   /   Fuerzas Especiales de Carabineros    /   Carabineros de Chile   /   Derechos Humanos   /   Política Chile   /   Militares

Comentarios

DEJAR COMENTARIO