Política Chile

CORRUPCIÓN

Bachelet ante acusación de pagos para su campaña presidencial: "Mi verdad es la de siempre, yo no he tenido vínculos con OAS”

Extrañez le causó a la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU que apareciera en los medios una información sobre el financiamiento de su campaña presidencial por parte de la empresa OAS, señaló: "la justicia tiene que hacer su trabajo. Y nosotros vamos a colaborar en lo que sea necesario"

Felipe Flores

Egresado de Derecho

Miércoles 18 de septiembre | 07:16

Alto revuelo ha causado en las redes las declaraciones de Léo Pinheiro, el expresidente de la empresa constructora brasileña OAS, quien indicó al diario Folha de Sao Paulo que entregó más de 100 millones de pesos para la campaña de Michelle Bachelet. Además, señaló que dicha suma fue solicitada por Lula en el año 2013 y se pagó a través de un contrato ficticio firmado con la empresa Martelli y Associados, una vez que terminó la carrera presidencial.

En una entrevista de 24 Horas, se le consultó a la ex presidenta sobre el presunto vínculo con OAS y Pinheiro, quien afirmó: “mi verdad es la misma de siempre, yo no he tenido nunca vínculos con OAS y ninguna otra empresa”.
Dentro de este mismo escenario, el día de ayer Giorgio Martelli, exrecaudador de la campaña de la exmandataria, se resguardó de las acusaciones en su contra mediante un comunicado, en donde expresó que “en relación a versiones de prensa que me involucran en el financiamiento de la empresa OAS para la campaña de Michelle Bachelet, quiero reiterar que mi empresa jamás ha recibido dinero para financiamiento político”.

Además, agregó Bachelet: “la verdad es que me parece tan extraño que él después de haber tenido la oportunidad de hablar con la fiscal Chong si es que había algún antecedente y entregarlo a la justicia chilena, ahora aparezca esta información sobre temas tan especulativos como el puente Chacao que la verdad fue adjudicado durante el gobierno de Sebastián Piñera, no durante el mío. Y yo la verdad no me explico. No sé si hay otro trasfondo detrás de esto, de por qué ahora aparece esta información a través de la Folha de Brasil. Yo quiero insistir en lo mismo que he dicho siempre, no he tenido ningún vínculo con OAS”.

También se le preguntó sobre los dichos del fiscal nacional Jorge Abbott, quien aseveró que no hay nadie sobre la ley y ante una posible disposición a declarar ante la justicia chilena. Sobre esto, replicó: “me preguntaron lo mismo cuando era Presidenta. Y yo dije ‘la justicia tiene que hacer su trabajo. Y nosotros vamos a colaborar en lo que sea necesario’. Obviamente se hará todo lo que sea necesario hacer, pero yo tengo una sola verdad que es la que he dicho desde el comienzo”.

Consultada sobre la hipótesis de que Martelli haya operado a espaldas suyas, afirmó que “hay un expresidente Lula, dice que esto es falso y hay un expresidente Lagos que dice que él nunca habló de platas con Lula. Es decir, estamos a un nivel de especulación… y yo no voy a hacer otras especulaciones. Solo puedo decir que yo no tengo ni tuve ningún vínculo con OAS”.

El negocio: financiamiento de campañaS a cambio de licitaciones

Como sabemos, la empresa OAS es actualmente investigada por realizar pagos a distintos mandatarios de izquierda en Latinoamérica y así asegurar licitaciones en esos países. Por esto, el escenario político de Brasil ha sido testigo este ultimo tiempo de algunas de las batallas políticas más complejas que ha vivido después del retorno de la democracia. Escenario que incluye a una presidenta destituida, un “golpe de estado institucional”, un expresidente que ya tiene cerca de un año en prisión y un actual presidente de ultraderecha.

Uno de los principales casos, fue la llamada operación lava jato, la que a su vez abrió las aristas de las constructoras Odebrecht y OAS. Éstas, traían consigo una inmensa red de multimillonarios pagos por adjudicación de proyectos tanto en Brasil como en varios países de Latinoamérica, a un amplio espectro de la política brasileña y latinoamericana.

Pero esas operaciones no nacen de la nada, por el contrario, vienen digitadas por Estados Unidos. Según información revelada por WikiLeaks, demostró que en un momento hubo una conferencia para armar fiscales en todo el continente con el fin de seguir estas causas anticorrupción. Entonces, por un lado, Lava Jato atacó a la política, pero además ataco a empresas que buscaban invertir en Petrobras, abriendo el camino a multinacionales.

La corrupción que no cesa

La corrupción se extiende por toda Latinoamérica, sobrepasando las fronteras. Pero no es algo casual, sino la acumulación de privilegios y riquezas de cientos de empresarios que, por medio de la casta política, han sabido defender sus intereses durante todos estos años. Argentina, Chile, Perú, y Brasil –por mencionar algunos- son la prueba de que los políticos enquistados en el Estado y sus instituciones están lejos de defender las demandas del pueblo trabajador, sino por el contrario legislar en contra de ellos.

Por tanto, se hace fundamental la organización internacional de los trabajadores, las mujeres, la juventud, y el conjunto de los oprimidos, que ven como las grandes crisis caen en sus espaldas, y donde se hace vuelve cada vez más necesario la construcción de una alternativa anticapitalista, socialista y revolucionaria, que se proponga acabar con este sistema de explotación y opresión no abriéndole el paso a la derecha que viene a restringir todos nuestros más mínimos derechos.






Temas relacionados

Campaña electoral    /   Política Chile   /   Financiamiento   /   Corrupción   /   Michelle Bachelet   /   Brasil

Comentarios

DEJAR COMENTARIO