Política Chile

Baja credibilidad y más de 2000 despidos marcan la actualidad de los medios de comunicación en Chile

Con una caída importante de -15 puntos en la tabla de credibilidad, los medios de comunicación, en el país con mayor concentración en Latinoamérica hoy no solo se ven golpeados desde un punto de vista del uso de la noticia en favor de las mayorías, sino, que han sido los grandes empresarios -como Saieh o Luksic- quienes golpean de la peor forma a las y los periodistas: despidos, despidos y más despidos.

Sebastián Castro

Director Colegio de Periodistas Antofagasta

Domingo 12 de julio

Una caída abrupta

Se siente en el tenor de una conversación. Los medios de comunicación a nivel nacional -y de paso sus periodistas- son considerados parte de una suerte de “engranaje maligno” que tiende al status quo y la preservación de la herencia de una dictadura que se encuentra más viva que nunca, desde un punto de vista político y socioeconómico.

Y esto no está del todo errado. un reciente estudio entregado por la plataforma web “Tres párrafos” abordó estos tópicos que hacen el marco en el que hoy día las y los periodistas de distintos medios de comunicación se desenvuelven a diario.

Primero que todo debemos entender que la confianza juvenil en los medios cayó drásticamente de un 60% en el 2009, a un 7% en el 2019, siendo la juventud la que ha sido el principal protagonista de los movimientos y luchas acontecidos hasta la fecha.

Hasta la revuelta de octubre y sobre la misma, la juventud ha tenido un rol preponderante. Lo vimos el 2005, 2006, 2011. Pero hoy hablar de juventud no solo se remite a lo estudiantil: son miles de jóvenes trabajadores y trabajadoras que se abrieron a la vida política post revuelta.

Si comparamos esta caída con el desarrollo de otras instituciones tales como Carabineros, Fuerzas Armadas o Iglesia Católica, sigue estando por debajo en el nivel de credibilidad (incluso la iglesia supera esta cifra con una caída de un 35% al 8% de confianza en 10 años).

La difícil tarea de encontrar a los despedidos

“En marzo de 2017, fueron despedidos cerca de 120 trabajadores de la planta impresora de El Mercurio, lo que se convirtió en el signo inequívoco de que venían tiempos peores” consignaba parte del estudio, que tuvo su publicación el 6 de julio.

“En los siguientes tres años, los despidos fueron en aumento. Solo en el primer semestre de 2020 ya van 941 desvinculaciones” y el total de los despidos en medios asciende a 2088 hasta la fecha.

Los departamentos de prensa no solo son a quienes se les ve finiquitados sus contratos: camarógrafos, auxiliares, técnicos incluso diseñadores son parte de la vasta labor periodística. Hoy es muy difícil saber con exactitud cómo obtener la totalidad de los despidos en prensa.

Los medios se reservan las cifras y la de sindicatos se parcializa: “Los dirigentes advierten que la cifra total de despidos podría, y debería, ser mayor, pues entre el 10% y el 15% de los trabajadores no está adscrito a ningún sindicato y no figura en sus registros. Asimismo, la cantidad de desvinculaciones podría aumentar si se contabilizaran casos no consignados en este informe, como los de medios locales que no trascendieron a la esfera pública.”

Los tres medios que se han visto más afectados son Canal 13, que ha sufrido procesos de tercerización y notable cantidad despidos; El Mercurio, que solo el 2020 concentró el 72% de sus despidos; y con 361 despidos TVN, quien directamente manejado por el gobierno de turno hoy se convierte en el medio televiso más afectado por la precarización.

Ejemplos claros son la situación de Televisión Nacional, que de tener 1470 trabajadores en el año 2014 hoy solo cuenta con 653, Asimismo el sindicato 2, que mantuvo 634 socios en su momento hoy solo cuenta con 270 afiliados hasta la fecha.

Copesa por su parte de los 1500 trabajadores que tenía solo quedan 620 en planta; Publimetro incluso despidió a dirigentes sindicales.

La pluralidad de medios, de ideas y debates es una ilusión en el país con la mayor concentración de medios de Latinoamérica . Los medios llamados regionales hoy no inciden en la agenda nacional y eso es un hecho claro de este crudo escenario.

Y mientras esto pasa, se debate una posible ley de medios que pueda darle más “pluralidad” al contenido de los medios de comunicación, buscando proponer nuevos medios, pero sin sustento basal. Medios destinados a perecer.

Porque lo central pasa por estatizar los medios de comunicación, y que al igual que TVN deberían pasar a manos de la comunidad y aquellos funcionarios del Estado que aporten al pluralismo. Deben nacer medios con aporte basal y que la comunicación de los hechos efectivamente pueda tener una mirada realmente democrática.

Esto en miras de poner los grandes medios de comunicación al servicio de los trabajadores y otorgar una mirada desde las grandes mayoría. La tarea hoy de periodistas y trabajadores de la comunicación pasa por organizarse para enfrentar el gran clúster informativo.






Temas relacionados

medios de comunicación   /   Política Chile   /   Dictadura, medios y fotografía   /   Ley de Medios   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO