Sociedad

REPRESIÓN

Bruno Villalobos, nuevo Director de Carabineros y especialista en aparatos de inteligencia

Michelle Bachelet nombró como nuevo Director de Carabineros, al General Bruno Villalobos Krumm, quien hasta el momento está al mando de la Dirección Nacional de Inteligencia, Drogas e Investigación Criminal. Villalobos fue jefe de los escoltas de Bachelet en su primer mandato, luego asumió la Dipolcar (Dirección de Inteligencia Policial de Carabineros), y estuvo a cargo de las labores investigativas en el “caso bombas”, uno de los principales montajes policiales.

Martes 11 de agosto de 2015 | 19:37

El ministro del interior y seguridad pública, Jorge Burgos, fue el encargado de anunciar al nuevo Director de Carabineros, Bruno Villalobos Krumm, quien reemplazará a Gustavo González Jure, carabinero que estará al mando de la institución hasta el 7 de septiembre. “El mandato constitucional conferido al general Gustavo González Jure termina el próximo siete de septiembre, en consecuencia, el general Bruno Villalobos asumirá el mando institucional el día ocho y la ceremonia protocolar de traspaso de mando se realizará el día catorce de septiembre del año en curso”, explicó Burgos.

Villalobos fue elegido entre una lista de Generales de Carabineros que fue enviada directamente a La Moneda, donde fue analizada por Bachelet y otras autoridades relacionadas con el tema. Dentro de la lista de candidatos estaban los generales inspectores: Carlos Carrasco (subdirector), Claudio Veloso (director de Personal), Eliecer Solar (jefe de Orden y Seguridad), Bruno Villalobos (director nacional de Inteligencia, Drogas e Investigación Criminal) y Marcos Tello (director de Logística).

¿Qué es lo que diferencia a Villalobos de los otros postulantes? Su trayectoria en organismos de inteligencia de la policía. El nuevo Director de Carabineros tiene amplia experiencia en “inteligencia”, elemento que ha sido destacado tanto por el Gobierno como por distintos medios de prensa. Dentro de su “carrera” en la institución represiva, destaca haber sido jefe de los escoltas de Bachelet en su primer mandato; haber estado a cargo de la Dipolcar (Dirección de Inteligencia Policial de Carabineros); estuvo al mando de las labores investigativas en el “caso bombas”, uno de los principales montajes policiales en el país; y además estuvo a la cabeza del organismo que se creó tras los bombazos ocurridos durante el año pasado en Las Condes.

Como se mencionaba, Villalobos Krumm ha estado este último año al mando de la unidad de inteligencia que se formó luego de los bombazos ocurridos en la estación de Metro los Domínicos y en el SubCentro de Escuela Militar, en julio y septiembre de 2014, respectivamente. Además, se conoce la cercanía que tuvo con el ex ministro del interior del gobierno de Piñera, Rodrigo Hinzpeter, con quien llevó adelante la ofensiva contra 14 personas involucradas en el conocido “caso bombas”; montaje policial que fracasó y que puso en la palestra la continuidad de una práctica represiva por parte del Estado y los gobiernos, donde se buscó criminalizar a la juventud y a todas aquellas personas que cuestionan el régimen político y defienden ideologías contrarias al sistema capitalista.

Claramente, este nuevo anuncio provocará polémica y puede ser visto como parte del giro a derecha del Gobierno, donde el fortalecimiento de Carabineros viene siendo impulsado por las autoridades, como también la represión y criminalización hacia los movimientos sociales. En este sentido, Villalobos cumple a la perfección con el perfil represivo que viene teniendo el Gobierno, lo que puede acentuarse con este nuevo cargo, teniendo en consideración la experiencia en aparatos de inteligencia, en espiar organizaciones políticas y sociales, e incluso en realizar escuchas telefónicas como ocurrió hace un par de años.

En relación a lo anterior, el diputado independiente Gaspar Rivas ya se había manifestado contrario a la posible elección de Villalobos, afirmando que este último en el 2011 “fue uno de los partícipes de la intervención telefónica de celulares de políticos, parlamentarios, sindicales, periodistas y, también, participó del montaje en el denominado Caso Bombas”. Incluso, el Partido Comunista interpuso una querella por el delito de “escuchas telefónicas ilegales”, lo que se sumó a la investigación que estaría haciendo el Ministerio Público. ¿Qué opinará dicho partido sobre este nuevo anuncio?

Lo cierto es que este nuevo anuncio nada bueno le traerá a los diversos movimientos sociales y sectores que se vienen movilizando por sus derechos. Se ha visto el giro a derecha del Gobierno, la represión por parte de la policía, la violencia hacia quienes se movilizan, los casos de montajes policiales, torturas y detenciones arbitrarias, seguimiento y persecución a dirigentes sindicales y estudiantiles, todo avalado por el actual régimen político y por la Nueva Mayoría. En este sentido, un especialista en organismos de inteligencia y persecución hacia quienes cuestionan el sistema, viene como “anillo al dedo” para las autoridades.






Temas relacionados

Persecución policial   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO