Política Chile

SEGUNDA COCINA

Cadena nacional de Piñera: gobierno y oposición "cocinan" un nuevo acuerdo entre cuatro paredes

Lo principal de los 12 mil millones de dólares estará enfocado en financiar los negocios de los grandes capitalistas, a costa de asumir una deuda nacional que será pagada por las grandes mayorías trabajadoras y populares.

Ricardo Rebolledo

La Izquierda Diario / Partido de Trabajadores Revolucionarios

Lunes 15 de junio | 07:48

“Este acuerdo es para la gente”

A las 21:30 horas de la noche de este domingo 14 de junio, Piñera, en cadena nacional, salió a explicar esta segunda "cocina" que fue firmada ese mismo día durante la mañana, entre el gobierno y la gran mayoría de la "oposición" parlamentaria, exceptuando al Partido Comunista, y al Partido Radical y Revolución Democrática, que se retiraron al final de las tratativas. Este acuerdo, nuevamente, viene a rescatar a un gobierno alicaído y debilitado, que acaba de entregar a su ministro de Salud en la peor pandemia de los últimos 100 años.

Te puede interesar: Acuerdo Covid-19: salvar a un debilitado Piñera, endeudar al pueblo y eximir a los empresarios de la crisis

Un gobierno odiado, y una oposición parlamentaria en la cual la población no cree, que no solo vienen en rescate de Piñera, sino de los grandes capitalistas, y que entregan un Ingreso Familiar de Emergencia que no alcanza la línea de la pobreza, y será para apenas el 34% de los hogares chilenos, según estimaciones de la Fundación Sol. Es un acuerdo que en sus porcentajes está principalmente hecho a medida de los grandes empresarios del país, que busca asegurar sus ganancias a costa de que nos hagamos cargo de sus pérdidas con la deuda del Estado, que pagarán las grandes mayorías.

El mismo ministro de Hacienda, Briones, en un arranque de honestidad señaló que las familias chilenas deberán aceptar que tendrán que ponerse la “mochila del endeudamiento”: “El mayor endeudamiento que vamos a tener hoy día, es una mochila que le dejamos a las generaciones futuras. Para que sea bien absorbida necesitamos responsabilidad fiscal, una consolidación fiscal creíble y recuperar la capacidad de crecer económicamente”.

Porque el endedudamiento del país crecerá según las estimaciones del mismo acuerdo, del 28% al 43% del PIB, e incluso al 45%, para fines del 2022, y que será pagada, como sucede en todos los países, con los ingresos de las grandes mayorías trabajadoras y populares, ya que a través del impuesto más regresivo, y que más recauda de la economía, el pago del IVA, el Estado es de donde principalmente se financia para pagar estas deudas.

Y no nos olvidemos de la pandemia en todo esto, donde apenas se destinan 400 mil millones de pesos para salud, una cifra que a todas luces, considerando las condiciones actuales de los sistemas de salud ya colapsados, es totalmente insuficiente; una verdadera miseria.

Una Segunda Cocina pensada para salvar a los capitalistas

El acuerdo como mencionábamos no solo deja en paz las ganancias de los empresarios, sino que llega con una batería de subsidios, desde créditos e incluso pago de salarios, que serán administrados por el mismo gobierno empresarial de Sebastián Piñera, bajo la figura de "apoyo a empresas estratégicas", con medidas como garantías estatales, deuda directa, y participación del Estado en el capital de las mismas empresas. De hecho, como el mismo acuerdo señala, aunque sin entrar ellos mismos en muchos detalles, es que acá estaría lo principal de la deuda-país, que desde el 2021 [del Acuerdo] entraría en la fase que llamaron de reactivación económica, y que dependiendo de las condiciones se podría extender hasta el 2022. De los 12 mil millones de dólares, solo 3,5 mil millones de dólares del total, estarán destinados para la primera etapa del desembolso, que se considera solo para el año 2020, donde estarán los Ingresos Familiares de Emergencia. ¿Y los otros 8.500 millones de dólares?

Entonces, tenemos nuevamente una "segunda cocina" que va en contra de los grandes intereses populares, a costa de los intereses de los grandes capitalistas, cuando podríamos estar sacando los grandes recursos que necesitamos en los impuestos a las grandes empresas y patrimonios, y de aquellos empresarios que siguen ganando, como de la minería, forestales y la banca.

Pero no es así, se toma una deuda a nombre de todos, sin preguntarle a nadie, solo entre los partidos del orden, para que la crisis la paguemos a través del impuesto de mayor recolección, y más regresivo, en especial para los sectores populares, y que no solo viene con un ingreso por solo tres meses para las familias, sino que viene principalmente a solventar a quienes de hecho deberían estar pagando esta crisis, y que durante más de 30 años han estado saqueando el país. ¡Que la crisis la paguen los capitalistas!

Una "izquierda" ciega o que quiere hacerse la ciega

Mientras, el Frente Amplio, a través de Revolución Democrática, se sentó con el gobierno y se retiró un día antes de pactado el acuerdo, luego de 10 días de negociaciones solo para no poner la firma en el documento, pero donde ya comprometió toda la ayuda en el parlamento. Es más, su principal figura, Giorgio Jackson, inmediatamente felicitó el acuerdo una vez anunciado.

Similar actitud tuvo el Partido Comunista, que a través de su diputada Karol Cariola ¡solo lamentó lo tarde de la entrega de recursos! Al igual que el resto de los partidos, el PC también propone el endeudamiento del Estado, mientras plantea medidas "más radicales" como el impuesto a los súper ricos, con la estrategia de pactarlo junto al gobierno y empresarios, como si eso fuese posible. Pero, en la conducción de la principal central sindical de trabajadores del país- la CUT, con su presidenta PC Bárbara Figueroa- han mantenido una tregua criminal, dejando pasar todos los ataques, como cientos de miles de despidos y suspensiones sin sueldo, recortes salariales, que se mantengan produciendo los servicios no esenciales- principales focos de contagio-, entre otros.

Una izquierda que hoy se encuentra en el parlamento, pero que no es ninguna verdadera oposición al gobierno, que mientras se acuerda un seguro para las ganancias de los grandes capitalistas en nuestras narices, incluso celebran, haciéndose los ciegos sobre lo que acá esta pasando, e incluso sin preguntarse el porqué el principal gremio de los empresarios salió a celebrar el acuerdo. Les recomendamos que revisen las palabras de Juan Sutil, presidente de la CPC, y de José Manuel Mena, presidente de la Asociación de Bancos.

Revisa acá el informe detallado del Acuerdo: PDF






Temas relacionados

#FueraPiñera   /   Chile Vamos   /   Revolución Democrática   /   Política Chile   /   Cadena nacional   /   Concertación   /   Sebastián Piñera

Comentarios

DEJAR COMENTARIO