×
×
Red Internacional

Una vez más la derecha chilena insiste en defender el interés empresarial y negar derechos a las mujeres.

Natalia SánchezConcejala Municipal de Antofagasta por el Partido de trabajadores Revolucionarios, Médico del Hospital Regional de Antofagasta y parte de la Agrupación de Trabajadores de la Salud "Abran Paso"

Domingo 4 de noviembre de 2018 | 02:07

Luego de que se publicase en el Diario Oficial el pasado 23 de octubre el reglamento que regula la objeción de conciencia individual e institucional, la coalición Chile Vamos ha declarado que se opondrá a la “imposición” a la instituciones privadas que, recibiendo financiamiento público, no puedan declararse objetores institucionales.

Te puede interesar: MINSAL publica reglamento de objeción de conciencia por aborto en 3 causales

Debido a esto es que se han reunido para poder entregar al Tribunal Constitucional un recurso en conjunto antes del 19 de Noviembre, fecha límite para presentar sus “inquietudes” sobre el reglamento.

Te puede interesar: UDI contra las 3 causales: Recurrirán al TC por reglamento de aborto

El diputado Leopoldo Pérez (RN) declaró al respecto que "la finalidad es que se precisen y aclaren dudas que hemos manifestado como parlamentarios de Chile Vamos respecto de algunas leyes, particularmente la ley de aborto, que no solo estaría afectando el acceso y el derecho de millones de mujeres a la salud, sino que también la autonomía de las organizaciones e instituciones que prestan servicios de carácter público ".

Pero no es sorpresa que la derecha empresarial esté a favor del uso de recursos públicos para financiar el negocio de privadas que se niegan a otorgar derechos declarados por ley, y que por lo demás miles de mujeres han exigido en las calles. Es en esta tónica que el diputado Luciano Cruz-Coke (Evópoli) recalca que "el mero hecho de financiar una institución privada no le da derecho al Estado a intervenir en su propia autonomía".

Pero la derecha no ha sido la única que se ha manifestado sobre el tema, la oposición también ha dicho lo suyo. Guido Girardi se refirió duramente al reglamento: "La objeción de conciencia es una situación excepcionalísima que quiere decir que algunos no cumplen con la ley y tienen ese privilegio. Aquí hay instituciones poderosas que, en vez de cumplir ellos con la ley, quieren que las leyes se adecuen a ellos y la UDI, Evópoli y Renovación Nacional están disponibles a aprobar ese principio".

Pese a esto, la ex Nueva Mayoría quien impulsó este proyecto dejó la puerta abierta para que los conservadores de siempre pudieran incorporar la creación de la objeción de conciencia, como una negativa a respetar el derecho a la aborto que miles de mujeres han exigido en las calles. Del mismo modo, el Frente Amplio ha sido una oposición débil a los ataques de la derecha, rebajando el programa presidencial de Beatriz Sánchez, desde la legalización del aborto a la despenalización.

Te puede interesar: Diputada Camila Rojas por protocolo de aborto: ”lo que hizo el gobierno es reconocer su derrota”

Lo que se opondrá a los ataques que la derecha viene intentando en materia de género será la organización de mujeres de la mano de trabajadores y estudiantes en las calles, sin tranzar con los políticos de siempre que buscan resguardar sus negocios.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias