×
×
Red Internacional

Precarización laboral.Colapso y falta de personal: Fin al subcontrato y paso a planta en Metro

Este miércoles se realizó una movilización de los sindicatos de la empresa de transporte, donde se denunció los 1500 despidos realizados durante la pandemia que han significado miles de familia sin sustento en el contexto de pandemia y por otro lado un gran aumento en la carga laboral de los trabajadores por falta de dotación de personal.

Nancy LópezEstudiante de Educación Básica en U de Chile

Jueves 6 de enero | 15:46

La mañana de este martes, frente al edificio corporativo del Metro ubicado en estación La Moneda, se llevó a cabo una movilización de los sindicatos de la empresa, en donde estuvieron los principales dirigentes y hablaron frente a los medios de comunicación en un punto de prensa. Posteriormente entraron a la estación para hacer ruido con silbatos y hablar por megáfono a los usuarios.

Rápidamente la movilización fue cubierta por varios medios de comunicación, esto debido a la importancia que tiene el Metro de Santiago, el que mueve a la mayoría de los santiaguinos a sus lugares de trabajo, pues la red abarca 119 kilómetros distribuidos en seis líneas, con 118 estaciones ubicadas en 23 comunas.

Durante la pandemia, Metro transportó a 200 mil personas diariamente, hoy en día transporta a 1 millón 600 mil personas y se proyecta que para marzo vuelva a transportar a 3 millones aproximadamente como era normalmente.

En este marco, la empresa de transporte más importante de la capital, al menos desde el inicio de la pandemia ha tenido a las y los trabajadores en una situación precaria, subcontratados especialmente, ya que según constata la Federación de Sindicatos del Metro, despidieron a 1500 trabajadores, en lo que va de pandemia ya sea por término de licitación de las contratistas con Metro o mediante la mal llamada Ley de Protección del empleo que permitió la suspensión de cientos de trabajadores que luego de agotar sus ahorros para la cesantía quedaron sin trabajo. Erick Campos, presidente de la FESIMETRO dejó entre ver la necesidad de la reincorporación de estos trabajadores.

Pero el problema de fondo es el subcontrato. ¿Cómo reincorporar a trabajadores cuyas empresas ya no trabajan con metro? ¿Cómo hacer para que una licitación entre dos empresas no siga afectando la fuente de trabajo de familias de la clase trabajadora ni a los usuarios q a su vez también son parte de la misma clase? No se trata solo de que se contrate más personas en la empresas contratistas ni de arreglar el subcontrato como sistema, se trata de acabar con el, de exponer lo innecesario de la subcontratación para el servicio y lo aberrante del Negocio que hay detrás de este, para así tener un plan para acabar con el subcontrato en Metro. Y es aquí donde la dirección oficial de los.sindicatos de Metro queda al debe

Esta dramática reducción de personal ha significado más carga y agobio laboral para quienes siguen trabajando, ya que han tenido que lidiar con seguir haciendo funcionar el transporte, pero con menos dotación, incluso fusionando tareas “sin tener tiempo para ir al baño”, como explicó un trabajador. Este agobio se expresa, por ejemplo, en el aumento de licencias médicas por parte del personal. A esto, los dirigentes agregan que la empresa está llevando a cabo una automatización de su funcionamiento sin ningún diálogo con los trabajadores.

Es por esto que se vuelve absolutamente necesaria la reincorporación de los trabajadores pero recontratados por la mandante Metro S.A y proporcionar una mayor dotación de personal de planta de tal manera el sustento de los trabajadores y sus familias no dependen de licitaciones futuras, esto sumado a mejores sueldos, para que las y los trabajadores puedan ejercer sus labores sin el gran cansancio, agobio y estrés con el que tienen que lidiar día tras días.

Esta medida se vuelve urgente, debido a que esta situación de poco personal también afecta a las y los usuarios que diariamente utilizan el Metro, ya que vuelve más complejo su funcionamiento y porque en casos de emergencia, las personas no tienen a quién acudir, indicaron en el punto de prensa.

¡Fin al subcontrato y paso a planta!

En la movilización de ayer se dio la particularidad de que también estuvieron presentes los sindicatos de dos empresas subcontratistas, Valsegur y GSI, que junto a las demás empresas externas, son quienes tienen las peores condiciones para sus trabajadores, estos son los servicios de aseo, asistente de andén, guardias, cajeras y varias labores técnicas.

Las direcciones sindicales plantean que hay que confiar en que el cambio de los directores del Metro, que en estos momentos son Louis de Grange y Nicole Keller -quienes han realizado una pésima gestión, según indican los dirigentes sindicales, y que además ganan millones de pesos mensualmente-, podrá traer un nuevo momento entre la relación empresa y los sindicatos. El nuevo directorio de la empresa será elegido por el nuevo Gobierno de Gabriel Boric y Apruebo Dignidad. Sin embargo en ninguna de las declaraciones ni en el programa del Gobierno entrante se puede leer algo relacionado con acabar con la subcontratación en los servicios y que esos trabajadores pasen a planta, es decir, que pasen a ser contratados por Metro S.A.

Es por esto que la organización de los trabajadores debe pasar al centro de la actividad sindical. Hace falta una organización de base, democrática e independiente del gobierno de turno. Es necesario que las movilizaciones se organicen con asambleas donde la mayor cantidad de trabajadores puedan discutir el por qué movilizarse y qué métodos llevar a cabo para conseguir sus demandas.

La manifestación de ayer se organizó en muy poco tiempo, lo que da como resultado una simple y débil "bajada de la información" y que desemboca en la escasa participación por parte de trabajadores de base, siendo mayoritariamente dirigentes sindicales quienes pueden asistir a la movilización. Esto debe ser acompañado asegurando que ninguno de los trabajadores tenga represalias por participar.

Hay que pasar de las protestas simbólicas a la movilización real y efectiva de los trabajadores y ligar las demandas de subcontratados y trabajadores de planta con la de los usuarios y poblaciones populares que usan y necesitan del Metro. La unidad de los trabajadores y los sectores populares es la única forma de conseguir las demandas más estructurales y así no dar pie a la división que desde los medios de prensa oficial el gobierno y los empresarios buscan instalar cada vez que los trabajadores de un servicio tan esencial como el Metro salen a luchar.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias