Juventud

EDUCACIÓN

Comenzó la Prueba de Transición Universitaria pese a las precarias condiciones para miles de estudiantes durante el 2020

Hoy se dio inicio a la rendición de la PTU (Prueba de Transición Universitaria), a pesar de que miles de estudiantes han sufrido los estragos de la crisis económica que el gobierno se ha encargado de cargar en los hombros de las familias trabajadoras.

Lunes 4 de enero

Hoy comenzó la realización para rendir la Prueba de Transición Universitaria (PTU) 2021. El día de ayer, la Subsecretaría de Educación Superior entregó la nómina de los locales de rendición, los cuales corresponderían el primer y segundo grupo.

Las fechas de rendición serán a partir de hoy hasta el día 8 de enero. Este nuevo nombre de la ex PSU, no tiene nada nuevo, se transforma en el mismo método de entrada a la educación superior que mantiene la segregación de las y los estudiantes.

El año 2020 estuvo marcado por la pandemia del coronavirus a nivel mundial, en Chile, el gobierno insistía hasta el día de hoy con la vuelta a clases presenciales a pesar de la situación país, así también, miles de estudiantes y profesores se han tenido que enfrentar a las precarias condiciones de las clases online, sin ninguna garantía de aprendizaje integral y el aumento de la carga laboral para miles de docentes.

Así mismo, la segregación se vio aumentada mucho más en confinamiento, en donde el acceso a internet o un computador para asistir a clases y/o entrega de trabajos se hace casi imposible en familias trabajadoras, que se tuvieron que enfrentar a pérdidas de empleo, lo que se tradujo en mayor precarización para la familia e inclusive en el acceso a la comida.

Podría interesarte: No les importan nuestras vidas: MINEDUC firme con la realización de la Prueba de Transición Universitaria

El gobierno a pesar de esto, insistió con la realización de la prueba, mientras millones de familias han sido afectadas económicamente, y miles de estudiantes sin condiciones mínimas para estudiar e inclusive sin acceso. Las prioridades del gobierno están más que claras y son resguardar el bolsillo de los empresarios y mantener el negocio de la educación.

La lucha por terminar con la educación de mercado y lograr una educación gratuita, pública y de calidad se debe transformar en un centro de discusión, para todo aquel que quiera acceder a la educación pueda hacerlo. Los partidos tradicionales nos quieren hacer creer que todas las demandas que levantamos en la rebelión serán dadas en la convención constitucional, pero ¿podemos realmente confiar en quienes en 30 años no cambiaron nada?.

Los secundarios fueron quienes prendieron la chispa de la rebelión popular de octubre del 2019, y durante años han demostrado la fuerza en las calles junto a las y los trabajadores, la juventud precarizada y las mujeres, ahora incluso en plenas precandidaturas a la Convención Constitucional llena de trampas, no han podido ser partícipes de las discusiones. Es por esto, que desde la agrupación anticapitalista Vencer, se está lanzando la candidatura de Suely Arancibia en el distrito 10 junto a la lista de trabajadoras y trabajadores revolucionarios, para que la juventud revolucionaria que fue protagonista de la rebelión y que nos dejaron fuera del proceso por ser secundarios, sea partícipe del proceso para que se acabe el negocio educativo y para que nos organicemos en común en una perspectiva anticapitalista que enfrente las trampas del proceso y organice la fuerza social que demostramos en la rebelión para cumplir nuestras demandas de octubre.

Podría interesarte: Suely Arancibia, joven primera línea y candidata al Distrito 10: “En la rebelión el gobierno de Piñera tembló con nuestras fuerzas. No nos conformaremos con la Convención tramposa”






Temas relacionados

Educación   /   Educación elitista   /   PSU   /   Estudiantes   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO