Política Chile

Convención Constitucional

¿Cómo actuaron los convencionales del Distrito 15 de O’higgins en la primera semana de la CC?

Una inofensiva declaración en apoyo a les presxs políticxs de la revuelta fue lo que se tramitó el tercer día de la convención constitucional, con 10 abstenciones y Vamos Chile–la derecha- votando rechazo en bloque. Fue así como la declaración impulsada por el bloque PCCh, FA y PS obtuvo mayoría de votos con respecto a la declaración impulsada por los pueblos originarios y la lista del pueblo.

Diana Miranda

Administradora Pública

Lunes 12 de julio | 11:51

En la tercera jornada el jueves 8 de julio la convención constitucional (CC) discutía: ¿Qué hacer respecto a les presxs políticxs y mapuche de la revuelta?

Al terminar la jornada dos el miércoles 7, la constituyente María Rivera del Movimiento Internacional de Trabajadores (MIT) presentó una propuesta de liberación sin condiciones de les presxs de la revuelta, así como la liberación desde el 2001 si se trataba de presxs políticxs mapuche en territorio ancestral, esto habría incluido a la región del Biobío, la Araucanía, Los Ríos y Los Lagos. Propuesta recibida por Elisa Loncón, que es parte de un sector del pueblo mapuche y presidenta de la CC.

Su propuesta no fue discutida al día siguiente, pues de acuerdo al incipiente reglamento se dejó establecido por Loncon-Bassa que, al momento de presentar una propuesta esta debe hacerse con 30 patrocinios, para que después de este obstáculo, pueda ser discutida por la totalidad de los convencionales. Una indicación antidemocrática, pues inhibe y restringe el dialogo que cualquier constituyente quiera poner sobre la mesa, de la misma forma denunciaba estos hechos María Rivera, quien no encontró patrocinios ni siquiera de la propia lista por la que fue electa, la Lista del Pueblo.

La jornada giro en torno a la pregunta, ¿Se puede dar inicio a la discusión y redacción de la nueva constitución cuando quienes salieron a la calle a protestar hoy están tras las rejas? Más aun, cuando la actual constitución política de la república (CPR) que queremos liquidar, se levantó sobre un manto de impunidad nunca antes visto en Chile tras la dictadura cívico militar de Pinochet, con Jaime Guzmán de la UDI como principal ideólogo y redactor entre cuatro paredes de la constitución.

No es buena señal, decían les constituyentes, hay que salir a declarar nuestro apoyo a les presxs de la revuelta, pues “gracias a ellos” estamos acá. Por su parte la constituyente del distrito 15 Damaris Abarca (Apruebo dignidad) decía que había que salir a dar una señal política ética de que este proceso constituyente no empezará a nuestras espaldas, sino que “dado la cara”. Palabras que omitían lo material y concreto del asunto, y es que dichos constituyentes están sentados hoy en el ex congreso redactando una nueva CPR, producto del desvío institucional del proceso que se estaba gestando, un desvío para acabar con la lucha de la clase trabajadora que podía ir en ascenso después de la huelga nacional del 12 de noviembre, es por eso, que a los días siguientes en el palacio de gobierno se discutió el acuerdo por la paz y nueva constitución, lo que desemboco en la ley 21.200

La jornada histórica de la clase trabajadora el 12N es lo que quiso aniquilar el gobierno criminal de Sebastián Piñera, con su brazo armado asesino a más de 30 luchadores, mutilo a cientos, y se cometieron miles de vejaciones, aunque bajo esa fachada, en realidad tiemblan de miedo cuando la clase trabajadora sale en bloque y paraliza sus principales centros de producción, (como lxs portuarios, lxs mineros) la economía queda en una incertidumbre, la propiedad privada de los medios de producción podría correr peligros, y nada mejor para la burguesía después de la brutal represión, que cooptar el proceso (de alza de lucha de clases) que se viene gestando, y entregar algunas concesiones (ley 21.200) para estabilizar otra vez el escenario político, mientras lo principal de este sistema capitalista queda intacto.

Ante este escenario, la tercera sesión de la CC se limitó a redactar y votar (mediante dos vueltas) una inofensiva declaración en apoyo a les presxs políticxs de la revuelta y mapuche, ¿Por qué una declaración dirigida a los poderes del Estado? Porque esta convención no es una asamblea constituyente libre y soberana, y así se limitan a dialogarlo un sector importante dentro de la Lista del Pueblo, la centro izquierda y el bloque Apruebo Dignidad. Y el problema de que la convención no sea soberana, es que no puede pasar por encima de los demás poderes constituidos, es decir, el poder legislativo, el poder judicial y el poder ejecutivo, este es el meollo del asunto.

Así las cosas, esta CC que surgió de la revuelta como dicen les constituyentes, no quiere pasar por encima de estos poderes que tanto mal le han hecho al pueblo de Chile, donde el poder judicial utiliza la prisión preventiva como forma anticipada para encarcelar al pueblo, a la primera línea, cuando el poder ejecutivo (el presidente) ante el despertar político de millones señaló que estaban en guerra contra un enemigo poderoso, y declaro que vetaría el proyecto de ley de indulto para les presxs si es que este avanzaba en el congreso. Tres poderes del Estado que no pueden seguir arrogándose las decisiones finales y prioritarias en sus manos.

El poder constituyente no se podrá verdaderamente ejercer, cuando uno de los primeros problemas de la CC es que esta no es soberana y no puede, por tanto, decretar la libertad sin condiciones para les presxs de la revuelta y mapuche desde el 2001. ¿Qué hacen los presxs con una declaración más de apoyo? Qué hacemos si el Estado de Chile sigue utilizando la violencia frente a las comunidades mapuche, y este viernes 9 fue asesinado en manos de la sucia y criminal institución de Carabineros de Chile Pablo Marchant. Una declaración vs el poder de la fuerza y las armas con que goza el Estado. Así de chica -impotente e inofensiva- se queda la declaración de quienes no quieren pasar por encima de los poderes del Estado para no fragmentar al régimen.

En el caso del distrito 15 en la región de O’Higgins los convencionales son 5, la candidata de la UDI Carol Brown que por repuesto voto en contra de la declaración pues desconoce que haya presxs políticxs en Chile. Por otro lado, tenemos a los constituyentes que votaron por la declaración N° 1 impulsada por el bloque PCCh-FA-PS, con Loreto Vallejos (lista del pueblo), Matías Orellana Cuellar (PS) y Damaris Abarca González (Apruebo Dignidad), en cambio, por la declaración N°2 impulsada por la Lista del Pueblo y los pueblos originarios, solo voto Alvin Saldaña (Movimientos Sociales Autónomos)

Llama la atención especialmente el voto de Loreto Vallejos, pues en su palabra el día jueves levanto la posición de crear una comisión de “verdad, memoria, juicio y reparación” (de igual forma lo señaló Saldaña), propuesta que estaba incluida en la declaración N°2, pero que aun así, su voto fue en alineación con dichos partidos y no con los pueblos originarios y su propia lista por la que fue electa. En los hechos termina votando por una declaración que propone la “implementación de una política robusta de justicia” ¿Qué justicia quieren fortalecer, la que nos encarcela? ¿Cuánta confianza deposita Vallejos en los tres poderes del Estado?, y ¿Por qué los 4 convencionales de “oposición” (al gobierno) no patrocinaron la propuesta de María Rivera?

Desde el Partido de Trabajadores Revolucionarios sabemos que hay mucha ilusión del pueblo, la clase trabajadora, las mujeres y la juventud en esta nueva redacción de una constitución política para el país, pero seamos concretos, la constitución es un rayado de cancha para las demandas que se exigían en las calles durante la revuelta, es decir, no vamos a solucionar los problemas cotidianos y fundamentales de nuestra clase, sino a establecer los parámetros por los que se tiene que regir el Estado de Chile.

Nosotrxs estamos por horadar este sistema, por Fuera Piñera, y estuvimos en las calles por una demanda sumamente democrática que es la Asamblea Constituyente Libre y Soberana. Creemos que la CC debe pasar a la ofensiva y discutir el problema de la falta de soberanía, y mientras esto no se discuta, se seguirá creando y alimentando ilusiones que no corresponden a lo que realmente puede hacer una instancia como esta.

¡Libertad para les presxs políticxs de la revuelta y mapuche!

¡Desmilitarización del wallmapu! ¡Justicia para Pablo Marchant!






Comentarios

DEJAR COMENTARIO