Política Chile

DESIGUALDAD

Cómo se formó la fortuna de los hijos de Piñera

Ya cuando aún eran menores de edad, los hijos de Piñera poseían más fortuna que los miles de trabajadores que a diario hacen mover y producir Chile. ¿Meritocracia o Fraude?

Sábado 14 de marzo | 12:17

El día miércoles 11 de marzo se conmemoró los dos años desde que Sebastián Piñera asume por segunda vez como el presidente de la república marcado por las movilizaciones liderados por estudiantes secundarios y las mujeres trabajadoras. Por otro lado, también es criticado por sus maniobras financieras durante la década de los 80´s y 90´s como el recordado fraude contra el banco de Talca en 1982, como también la creación de transacciones por tarjetas de crédito y de inversiones Santa Magdalena, una sociedad formada por empresarios a finales de los 80´s y que sería el punto de partida de una serie de prácticas que ayudan a comprender cómo Sebastián Piñera logró traspasar su fortuna a sus 4 hijos.

Inversiones y asesorías Santa Magdalena fue fundada y dirigida por Gustavo Valdés, Magdalena y Juan Pablo Piñera, ambos hermanos de Sebastián. Esta sociedad fue combinada con otras sociedades relacionadas como Inversiones Libardón e Inmobiliaria Huechuraba e inversiones, lo cual daría como resultado la formación de inversiones Santa Cecilia, esto con el fin de “disminuir los costos operacionales y administrativos de las actividades de inversión que desarrolla la sociedad”. Esta combinación, realizada en 1994, sería clave para las aspiraciones de la familia Piñera Morel ya que según un informe pericial realizado por Iván Lefort Hernández, se estima que del 100% de la inversiones de Santa Cecilia, el 5,65% corresponden a inversiones Libardón, 18,72% para los antiguos accionista de Libardón, 68,98% corresponden a Inmobiliarias Huechuraba que era manejada por Sebastián Piñera y el 6,65% a Inversiones Santa Cecilia que estaba a nombre de los 4 hijos de Piñera Morel, siendo estos menores de edad . Pero entonces ¿Cómo se ha logrado esta maniobra financiera?

En el año 1992, la actividad política de Sebastián Piñera no pasaba por el mejor momento ya que tuvo que salirse de las primarias debido al “Piñeragate”. Sin embargo, en el ámbito de los negocios realizaba acuerdos sin mayores problemas ya que invertía en sociedades o empresas en quiebra y así presentarlas al SII como propietario legal, esto con el fin de pagar menos impuestos y un gran ejemplo de aquello es la compra que realizó a Libardón por 20 millones de pesos, una cifra bastante menor que invirtieron Enríque y Juan Jose Cueto, que para ser propietarios de Libardón pagaron 90 millones de pesos. Ya como Inversiones Santa Cecilia, bajo el directorio de Fernando Barros Tocornal, Ana María Délano y Gustavo Valdés; adquirieron otras empresas en quiebra como Inmobiliarias El bosque.

Durante los años 90´s Piñera, al igual que el resto de los grandes empresarios, se ha empeñado a invertir en empresas en quiebra de la década anterior para pagar menos impuestos. A través de varias transacciones y vacíos legales, Piñera se encargó de asegurar un porcentaje significativo de las ganancias de Inversiones Santa Cecilia a sus 4 hijos.

Ganancias que contrastan con las precarias condiciones de vida de la mayoría de los chilenos que se levantan a trabajar a diario para tener una salud precaria, una educación segregadora y una calidad de vida miserable. Mientras los hijos del corrupto presidente, antes de tener la mayoría de edad, ya eran ricos mediante fraudes empresariales.






Temas relacionados

#FueraPiñera   /   Política Chile   /   Sebastián Piñera   /   Fraude   /   familia   /   Empresarios   /   Corrupción

Comentarios

DEJAR COMENTARIO