×
×
Red Internacional

Educación en crisis. Comunidades educativas de Mejillones se manifiestan en el municipio de la comuna

El día de hoy se manifestaron en el concejo municipal de la comuna de Mejillones, trabajadores de la educación junto a estudiantes y apoderados del complejo educativo Juan José Latorre, escuela Julia Herrera Varas y escuela María Angélica Elizondo.

Viernes 6 de mayo | 07:29

Profesores y asistentes de la educación de tres establecimientos educativos Juan José Latorre, escuela Julia Herrera Varas y escuela María Angélica Elizondo, quienes a través de asambleas votaron la paralización por el día de hoy, la que comenzó con una manifestación afuera de la municipalidad de Mejillones, logrando ingresar al concejo municipal y así poder entregar un petitorio con dos puntos específicos referentes a locomoción y salud mental. Posteriormente trabajadores de la educación junto a estudiantes y apoderados marcharon por la ciudad, dando a conocer sus demandas a la comunidad.

Las demandas motoras de esta paralización son: Bus de acercamiento a hogares y lugares de trabajo para profesores y asistentes de la educación de los establecimientos movilizados, debido a las condiciones de quienes tienen que viajar desde la comuna de Antofagasta hasta Mejillones en buses llenos, teniendo que viajar de pie, además de las variaciones de horarios de recogida de los buses. También está la inexistencia de transporte público para llegar desde el sector coviefi al terminal Carlos Oviedo Cavada en Antofagasta. Los funcionarios expresan que desde octubre del año pasado han estado denunciando estas situaciones y no han tenido respuestas.

Otro punto importante es la regulación de salud mental para trabajadores de la educación, estudiantes y apoderados, debido que se ha observado ideaciones suicidas, fobia escolar, ansiedad social y peleas de estudiantes afuera de los establecimientos.

Dirigente de los profesores recalca: “Ni los servicios de protección a la niñez ni siquiera los recintos hospitalarios han podido atender ni generar tratamientos. Asimismo, este desgaste de los funcionarios de las escuelas está afectando su salud y han empezado a aumentar las licencias médicas”

Así mismo el representante de los asistentes de la educación al respecto menciona “El tema de los buses lleva más de 10 años y se agravó por la pandemia, antes teníamos más opciones para ir resolviendo temas de horario” en lo que concierne con la salud mental el representante dice:” Los recintos hospitalarios, las redes no han estado dando a basto respecto a la gran necesidad de salud mental que hay aquí y no solamente las familias y los estudiantes están en esta situación, también están los trabajadores”

También menciona la falta de espacios de recreación y esparcimiento que hay en la comuna, lo que lleva a que se agudicen estas problemáticas de salud mental.

Esta paralización muestra una vez más la crisis que existe en la educación, donde en Antofagasta por más de tres semanas los establecimientos educativos estuvieron paralizados igualmente por las condiciones que existen en la educación pública que van desde la infraestructura, falta de personal, falta de comedores y alimentos por parte de junaeb, entre otras. Razones por la cual profesores, asistentes de aula se movilizaron, contando con el apoyo de apoderados y estudiantes.

Así mismo, durante el mes de abril en Valparaíso, Calama, Talcahuano, Frutillar hubo diversas movilizaciones por las mismas demandas educativas que se expresaron en Antofagasta, sumándole el traspaso a los SLEP que vienen a desfinanciar aún más a la educación y que hasta el día de hoy lleva más de 5 mil despidos a nivel nacional.

Por otra parte, la última semana en Santiago estuvo marcada por movilizaciones de secundarios y secundarias que recibieron una represión brutal en respuesta, en el Instituto Nacional o en el Liceo de Aplicación, por ejemplo, donde también han reclamado la falta de docentes y deficiente infraestructura.

Ante esto el gobierno de Boric no ha entregado más que migajas y solo para infraestructura, destinando 10 mil millones para reparaciones en 1700 escuelas municipales, mientras gasta 75 mil millones para represión en el Biobío.

Debemos exigir al Colegio de Profesores que llame a asamblea, donde podamos organizar y discutir nuestras demandas de manera democrática y en unidad junto a las comunidades educativas y familias que se ven afectadas por los problemas de la educación pública y generar un plan de lucha para poder enfrentar la crisis educativa y el traspaso a los Servicios Locales.

Como Trabajadores de la educación de la agrupación Nuestra Clase, hacemos una invitación a organizarnos por la unidad de todos los y las trabajadores de la educación, porque solo así podremos luchar por la defensa de la educación pública, en contra de la educación de mercado heredada de la dictadura de Pinochet, así mismo luchar para eliminar a los SLEP que han traído nada más que precariedad para la educación y la necesidad de que las escuelas y liceos sean financiados directamente por el Estado y los recursos sean financiados por las comunidades educativas.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias