×
×
Red Internacional

Fin a la militarización en el Wallmapu.Comunidades lafkenches se suman al llamado de alzamiento de "banderas rojas" e invitan a un trawun para este miércoles

Mediante un comunicado, los lof y comunidades mapuche lafkenches adhirieron al llamado de la comunidad Temucuicui ante la extensión del Estado de emergencia en cuatro provincias de las regiones del Bío Bío y La Araucanía.

Martes 2 de noviembre | 13:55

A continuación, reproducimos el comunicado de las comunidades mapuche y lof lafkenches a modo de tribuna abierta.

El estado de emergencia decretado por el régimen de Piñera en Wallmapu, que permitió la llegada de cerca de 2000 militares e infantes de marina en las zonas de Arauco, Biobio, Malleco y Cautín, vino a confirmar dos cosas. El desfonde total de la derecha y la oligarquía chilena y el anunciado fracaso de la agenda indígena del gobierno debido al crecimiento del weichan como fundamento ideológico y práctico del movimiento mapuche autónomo en el actual periodo histórico.

Piñera, acusado constitucionalmente y en riesgo de ser destituido a raíz de sus negocios en paraisos fiscales, encontró en Wallmapu su salvación. Militarizar –aún más- las zonas del conflicto territorial puede, sin embargo, ser la decisión que lo lleve al paredón político. Desfondados simbólica y culturalmente, la oligarquía chilena pretende resucitar apelando a su ADN histórico. Respaldado por los medios de comunicación y las encuestadoras, su campaña reaccionaria partió con un discurso anticomunista tras la lapidaria derrota en el plebiscito constituyente, continuó con sus prácticas antinmigrantes para culminar, en plena conmemoración de la Revuelta, con la declaración de estado de emergencia en el alzado Wallmapu que tiene en vilo a empresas forestales, latifundistas y al gran capital que tiene sus ojos puestos en nuestras tierras.

Piñera, su sector político y la clase empresarial saben que ya perdieron la constitución del 80 que les ha permitido saquear a destajo los territorios y enriquecerse de manera obscena. Van a perder el gobierno y saben, también, que por más militares que envíen a territorio mapuche el conflicto tampoco acabará. La derrota de la oligarquía es total. Ya no es sólo política y cultural, es epistemológica. Y para contrarrestar esto sólo les queda su recurso histórico, los militares, y que mejor que para combatir a la Resistencia Mapuche, descendientes de los asesinados en la primera invasión militar del estado chileno durante el siglo XIX, en la mal llamada Pacificación de La Araucanía, convertidos hoy en narcoterroristas que amenazan la soberanía nacional wingka.

Pero como decíamos, lo que esconde además la declaración del estado de emergencia es el fracaso absoluto de la agenda indígena del gobierno. Hace un año Piñera llegó a Wallmapu a relanzar con bombos y platillos su majadero y moribundo Plan Araucanía que como era predecible sólo profundizó las contradicciones con la resistencia mapuche dado el carácter colonial de la medida, carente de propuestas políticas a la altura del actual nivel del conflicto territorial, el cual se agudizó con la pandemia y la movilización sin precedentes que gatilló la última huelga de hambre de los presos políticos mapuche.

Esta nueva incapacidad política del gobierno de abordar el conflicto con los verdaderos interlocutores, la resistencia mapuche y los distintos lov y comunidades en lucha por territorio y autonomía, prolongó y echo bencina al alzamiento iniciado con el asesinato de Camilo Catrillanca y que creció exponencialmente desde el inicio de la pandemia. Las recuperaciones territoriales masivas desarrolladas por las comunidades y lov en distintas zonas del Ngulumapu se han complementado con las incesantes acciones armadas que las distintas fracciones del weichan han desatado en contra de empresas forestales y extractivistas consolidando, con ello, un control territorial efectivo y real en vastas zonas del Wallmapu donde se reconstruye la vida mapuche.

Por ende, es el triunfo de los principios ideológicos del movimiento mapuche autónomo lo que mueve al gobierno a desatar esta nueva invasión militar en nuestro territorio. Creer que el narcoterrorismo y el crimen organizado son los causantes de este nuevo estado de excepción es hacer eco a los argumentos racistas y coloniales del régimen de Piñera y demostrar un desconocimiento intelectual del conflicto territorial que se vive en Wallmapu.

Hecho el análisis, los Lov y Comunidades en Resistencia de la Franja Lavkenche, declaramos.

Kiñe: Exigimos el retiro inmediato de las fuerzas de ocupación militar de nuestro territorio. Emplazamos al almirante Jorge Parga, a cargo de los infantes de marina en territorio lavkenche, a no hacerse cómplice de este gobierno corrupto y criminal y terminar con el hostigamiento en nuestras comunidades. Al Congreso de Chile exigimos también no avalar la intención del gobierno de extender el estado de excepción en territorio mapuche.

Epu. Dejamos en claro que la única solución al conflicto territorial es el reconocimiento de la soberanía mapuche en los territorios en conflicto existentes al sur del Bío Bío. Esto significa el abandono total de las empresas forestales y latifundistas de nuestro territorio histórico.

Kula. Frente a la declaración de guerra del gobierno wingka, nos sumamos al llamado de nuestros hermanos de Temucuicui y alzamos las banderas rojas de la resistencia que levantaron nuestros kuivi cuando combatieron a los ejércitos chilenos y argentinos en el siglo XIX, y dejamos en claro que nuestros weichave permanecen, sigilosos, cuidando nuestros lov y dispuestos al combate si así fuese necesario.
Meli. Creemos que el control territorial y la autonomía significa también la creación de un nuevo orden, donde sean las normas mapuche las que establezcan las relaciones sociales que surgen en los campos liberados. Por ende condenamos la delincuencia común y el actuar despolitizado de algunos grupos que han afectado la integridad de algunos habitantes, mapuche y chilenos pobres, que cohabitan en nuestro territorio. Llegó el momento de ordenar el territorio y re-dignificar la lucha. Esto, sin duda, obligará un compromiso mayor de todos los lov y fracciones del weichan.

Kechu. Por todo lo anterior, es que invitamos a todos los lov, comunidades, expresiones de resistencia mapuche, a organizaciones chilenas que solidarizan con nuestra lucha, a los medios de comunicación, a un nguillanmawun y posterior trawun que se realizará este miércoles 3 de noviembre desde las 5 a.m. en el Lov Peleko, en donde analizaremos las acciones a seguir frente a la actual coyuntura.

Fuera los milicos del Wallmapu
Libertad a todos los PPM
Territorio y autonomía
Franja Lavkenche – 1 de noviembre 2021.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias