Política Chile

ANTOFAGASTA

Concejala Natalia Sánchez cuestiona sueldos millonarios de alcalde y altos directivos: propone que ganen como una profesora

El lunes de esta semana, durante el desarrollo de la sesión extraordinaria del concejo municipal de Antofagasta, a propósito de los despidos anunciados por el nuevo alcalde de la comuna, hubo un cruce entre la concejala del Partido de Trabajadores Revolucionarios, Natalia Sánchez, con tres directivos municipales que se sintieron interpelados ante la denuncia de la joven, a propósito de los sueldos de gerentes que tienen los altos cargos públicos, los cuales están alejados de la realidad que vive la mayoría de la población- y de los propios trabajadores de la municipalidad-, dando paso a la corrupción en el mundo de la política.

Viernes 9 de julio

Hace algunos días se desarrolló un concejo municipal extraordinario en la comuna de Antofagasta, solicitado por el conjunto de las y los concejales, con el propósito de discutir con el alcalde, Jonathan Velásquez, el anuncio de despidos que realizó el edil y el contenido de fondo de su llamado “plan 9”; esto considerando que hasta el día de hoy no se conoce cuál es el programa concreto de la autoridad.

Velásquez inició la instancia explicando los criterios que consideró para decidir a quiénes despedirá. El edil planteó que ningún trabajador de la municipalidad “que no haya hecho nada malo” debe preocuparse, pues sacaría a “operadores políticos” y cargos de confianza del mandato anterior. También afirmó que con esto se podría hacer una reducción importante de dinero y puso como ejemplo que en la administración del ex alcalde Wilson Díaz se gastaban $47 millones mensuales en contrataciones solo considerando seis meses y que proyectadas en un año significan remuneraciones (en total) por más de $700 millones.

Sin duda, es escandalosa la enorme cifra de dinero que se derrocha en pagar sueldos millonarios a altos directivos de la administración pública, recursos que se podrían invertir en dar soluciones a las principales demandas y necesidades sociales de la población, pero que se malgastan en un puñado minoritario de personas, mientras la gran mayoría de trabajadores/as municipales y subcontratados ganan sueldos muy por debajo. No obstante, y pese a que el alcalde Velásquez presuma de ser “anticorrupción” o alguien “por fuera de la política tradicional”, lo cierto es que llegó a instalar a su gente de confianza con los mismos privilegios que en las administraciones anteriores y con un discurso autoritario de querer hacer una “limpieza municipal”. Entonces, cabe preguntarse, ¿hay alguna diferencia entre este edil- quien años atrás salió electo concejal lanzándose con cupo de la derecha- y los demás políticos del régimen? ¿Acaso el alcalde cuestiona estas regalías?

Es en este sentido que la concejala del Partido de Trabajadores Revolucionarios (PTR), Natalia Sánchez, médica de Urgencias del Hospital Regional de Antofagasta, realizó una intervención en la sesión del concejo municipal, donde partió cuestionando el anuncio de despidos del alcalde e hizo una dura crítica al edil por hablar “contra la corrupción”, pero no decir nada ante los sueldos millonarios que tiene él, como su equipo de confianza. La profesional planteó que el alcalde y altos directivos deberían ganar lo mismo que un trabajador calificado o profesora.

Ganan como gerentes, mientras perpetúan el subcontrato y la inestabilidad laboral

Antes de referirse al tema de los sueldos y privilegios en la municipalidad, la profesional de la salud dio cuenta del drama que viven jóvenes presos políticos y sus familias en Antofagasta, quienes siguen luchando por la libertad, sin recibir respuestas por parte de las autoridades. Además, Sánchez denunció el agobio laboral que viven las y los trabajadores municipales, dando cuenta que hay capacidad para contratar a muchas más personas.

Luego de esto, la concejala prosiguió a dar una propuesta concreta ante el problema de la corrupción y desigualdad al interior de la municipalidad: “Los sueldos de gerentes de millones, de seis millones revisaba hoy día (lunes 05 julio) en el último informe mensual del presupuesto. Y, por lo tanto, me parece que el actuar puede ser coincidente con otras administraciones previas, pese al acento que ha hecho durante su campaña en que la gestión de su independencia política van a hacer cambios profundos en esto (...) Necesitamos que los altos cargos públicos no puedan tener sueldos millonarios y empiecen a ganar como un trabajador calificado o como una profesora, pues es ahí que podremos saber si efectivamente la gente que está trabajando acá no lo hace por los millonarios sueldos sino por el interés del servicio público (…) La única forma de combatir la corrupción es terminando con estos sueldos de gerente”, afirmó Sánchez en la sesión.

Claramente, los dichos de la concejala no cayeron muy bien en los altos directivos presentes; no están acostumbrados a que alguien les cuestione sus privilegios en público. Quien respondió en esa ocasión fue la directora del Departamento de Control y Gestión, Cecilia Aqueveque, quien- según datos de la ley de transparencia, de mayo 2021- recibe mensualmente un sueldo de $5.329.831 líquidos. La directora se mostró ofendida y afirmó que “tengo 33 años de trayectoria y quiero aclararle a la concejala que los sueldos están fijados por ley y, si quieren modificarlo, debieran modificar la ley el Congreso, pues el alcalde no puede hacer nada respecto a eso. Cuando a alguien le pagan eso, es lo que corresponde por la responsabilidad del cargo”.

Pero, ¿y qué pasa con las y los trabajadores municipales, profesionales a honorarios, administrativos, acaso ganan esos sueldos? De esto no dijo nada la directora del Departamento de Control y Gestión, pese a que en su intervención buscó posicionarse con los funcionarios municipales en general. Sobre esto, Sánchez comentó a La Izquierda Diario que “cuando hablo de los sueldos millonarios de los altos cargos directivos, no me estoy refiriendo a las y los funcionarios en general, ni estoy cuestionando la carrera funcionaria, pues sé la enorme lucha que dan estos trabajadores, el esfuerzo, sé que en su mayoría no ganan lo que merecen, que viven inestabilidad y precariedad; pero esta no es la misma realidad de los cargos de confianza del alcalde, o del propio edil, quienes viven otra realidad y ganan sueldos arriba de los cuatro millones, cifras que están en la ley de transparencia. Creo firmemente que la corrupción va a terminar cuando los alcaldes electos y sus cargos de confianza dejen de ganar sueldos millonarios con los fondos de la municipalidad”.

Y es que es concreto. Según lo publicado en la Ley de Transparencia del Gobierno, la remuneración mensual bruta del último alcalde de la ciudad es de $9.162.753, lo que en forma líquida serían $7.016.073. Asimismo, los altos cargos públicos, como el de los directores que se sintieron interpelados durante el concejo, son muy similares: la directora del Departamento de Control y Gestión recibe mensualmente $5.329.831 líquidos; el sueldo del director del Departamento de Rentas, Alfredo Fuentes, sería de $4.503.599, quien como dirigente sindical está bastante alejado de la realidad de sus compañeros de trabajo, los funcionarios de rol general; el director de gestión de personas, Cristian Flores, quien se sintió aludido planteando que es mentira que los altos funcionarios ganan seis millones, recibe mensualmente $4.704.682, lo que de forma bruta no está muy alejado de esos seis millones de pesos. Y así se podrían seguir dando más ejemplos.

La brecha salarial y brutal desigualdad es innegable. El menor de estos sueldos de director, equivale a 11,9 veces más de lo que gana un trabajador o trabajadora con el sueldo mínimo, mientras que el alcalde de Antofagasta recibe mensualmente 18,6 veces más que alguien que gana el mínimo en Chile.

Respecto a lo anterior, la concejala del PTR expresó que “en un país donde el 50% gana sueldos inferiores a 401 mil pesos, en que los trabajadores subcontratados y de la recolección de basura ganan entre 400 mil y 500 mil pesos, o el caso de las trabajadoras y trabajadores a honorarios que llevan años laborando bajo contratos precarios y que no ganan más de un millón de pesos, muestra que sí existen abismales diferencias y que estos sueldos millonarios que asegura la alta administración pública, lo único que generan es una desconexión total de estos funcionarios con la realidad de la gente. ¿Por qué el alcalde y sus cargos de confianza no ganan lo mismo que una profesora o que un trabajador calificado, de la industria, técnico, mecánico?”, cuestionó Sánchez.

“Millones de personas en Chile salimos a cuestionar los 30 años de herencia de la dictadura, salimos a luchar a las calles contra este régimen del saqueo de nuestros recursos naturales, de los sueldos precarios, de pensiones, salud y educación convertidas en un negocio, millones cuestionamos el tipo de política que hacen los partidos tradicionales y sus personeros, ocupando cargos en el Estado y sus instituciones, ganando millones, robando, legislando para los ricos del país; lo que sucede en la municipalidad de Antofagasta es parte de lo mismo, lo vimos en administraciones anteriores, con los robos de Karen Rojo, lo hemos visto con otros mandatos, que mantienen privilegios y favores. Entonces, nosotros queremos plantear otro tipo de política, queremos usar nuestra tribuna para organizar las luchas y demandas de la clase trabajadora, de la juventud y sectores populares, y vamos a cuestionar todos estos aspectos”, afirmó la joven.

Es así que, lejos de toda la demagogia clásica que tienen los políticos de la política clásica de este régimen, con discursos que expresan que se deben a la ciudadanía o a los votantes que las o los eligieron; Sánchez recalcó que “si realmente aquellos que dicen estar de parte del pueblo, de las y los trabajadores, las mujeres y los jóvenes precarizados, quienes nos encontramos ejerciendo altos cargos públicos, para terminar con los robos y la corrupción que se expresó en casos emblemáticos años anteriores, como el caso Penta o SQM con sectores de la derecha y la ex Concertación, lo mínimo que deberíamos hacer es terminar con los sueldos millonarios en la política y cuestionarlos. Porque, más allá de los marcos legales, todo directivo municipal, comenzando por el alcalde, debería ganar lo mismo que una profesora o un trabajador calificado; es ahí desde donde parte la realidad de la gran mayoría del pueblo trabajador”.

Primera intervención de la concejala Natalia Sánchez:

Debate concejala Natalia Sánchez con Directora del Departamento de Control y Gestión:






Temas relacionados

Natalia Sánchez   /   municipalidades   /   Sobresueldos   /   Política Chile   /   Antofagasta   /   Corrupción   /   Trabajadores

Comentarios

DEJAR COMENTARIO