×
×
Red Internacional

MIGRACIÓN. Criminalización al migrante: el enorme show del gobierno por expulsión de extranjeros

Luego de la promulgación de la nueva Ley de Migración, Piñera y su gobierno levantan todo un circo mediático para exponer la miseria que el Estado de Chile ofrece a les migrantes, tal como lo hizo en su momento con el "Retorno humanitario".

Sábado 5 de diciembre de 2020 | 10:42

Este viernes, en un punto de prensa encabezado por el ministro del interior, Rodrigo Delgado, el gobierno informó con bombos y platillos la expulsión de 144 migrantes, por vía aérea y terrestre, indicando que "son personas que vinieron a Chile a cometer delitos", pues son extranjeros condenados en el país por algún crimen.

Además, dentro de sus declaraciones, Delgado añadió que, para próximas expulsiones, contratarán 15 vuelos chárter mediante licitación. Según indicó el ministro, esta contratación se hará con el fin de que el procedimiento sea “más eficiente”, ya que los aviones de la FACH no siempre están disponibles. Esta licitación será financiada con un fondo "que se nutre de multas a migrantes que llegan a Chile".

Te puede interesar: Gobierno en picada contra los inmigrantes: “las personas que no cumplan con la ley migratoria deben ser rápidamente expulsadas”

Todo esto sucede en el marco de la aprobación en el Congreso de la nueva Ley de Migraciones el pasado jueves, que establece la creación de un nuevo Servicio Nacional de Migraciones; la obligatoriedad de que las postulaciones a las respectivas visas sean en los consulados de Chile en sus respectivos países; la creación de 13 tipos de visas; además de definir que las personas que ingresaron de forma irregular antes de la promulgación de la ley tendrán seis meses para abandonar el país y solicitar la visa en los consulados chilenos en el exterior, donde deberán hacer el trámite completo, entre otras cosas.

El show mediático de Piñera: la exposición inhumana de la situación de les migrantes en el país

Tal cómo lo hizo anteriormente con el "Retorno humanitario", el gobierno de Piñera impulsa y fortalece su programa político xenófobo. Recordemos que, en plena pandemia, el gobierno de la derecha hija de Pinochet aplicó un plan de retorno para extranjeros a su país de origen que contenía una serie de restricciones y obligaciones para las personas que se adscribieran a él, como por ejemplo, renunciar a obtener residencia en Chile o no poder volver al país en nueve años. Y, por su puesto, fue todo televisado, incluso mientras subían al avión, al más puro estilo descarnado de la derecha.

Te puede interesar: "No alcanza estándares de Derechos Humanos": Comunidades y organizaciones migrantes rechazan aprobación de Ley de Migraciones

Es necesario traer también a la memoria la situación de migrantes venezolanos que estuvieron semanas varados en la frontera Chile-Perú sin que el gobierno se hiciera cargo de la situación en junio del año pasado. O sin ir más lejos, el rescate de migrantes también venezolanos que habían quedado abandonados en el desierto intentando entrar al país de forma ilegal. Y aún más reciente, el incendio en un campamento en Cerro Navia, donde gran parte de los afectados eran familias haitianas.

Más allá de enumerar sucesos, estos son botones de muestra de que en este país el migrante es considerado por el estado como un ciudadano de segunda clase y totalmente dispensable. Son afectados por la violencia estructural del Estado y por las políticas xenófobas impuestas desde dictadura y prácticamente han estado intactas hasta hoy, pues la nueva Ley de Migración descansó 8 años en el congreso y su resultado es simplemente represión y ninguna responsabilidad del Estado frente a les migrantes.

Te puede interesar: El duro relato de los trabajadores despedidos del Ex Pedagógico: "En esta navidad sabemos que en muchas casas no va a haber una cena ni un regalo"

Este es un ataque contra el derecho a migrar a otros lugares y la libre circulación de las personas, especialmente de les más pobres que lo hacen por sobrevivir. Quienes se verán afectados son pobres, trabajadores y trabajadoras que además viven una de las caras más descarnadas de la discriminación. Esta nueva ley de Piñera y su show mediático viola la dignidad, integridad y derechos humanos de las personas migrantes. Un show que además busca alimentar la xenofobia entre la misma clase trabajadora, intentando instalar un enemigo interno y la división entre pares.

Es urgente que se garanticen condiciones mínimas de vivienda, salud, educación y trabajo a quienes han llegado al país y requieran quedarse en él. Y a quienes necesiten volver a sus países, proporcionarles viajes humanitarios de verdad, donde se resguarde su integridad como ser humano y se cubran sus necesidades más básicas ¡Ningún ser humano es ilegal!




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias