EDUCACIÓN

Crisis de la educación pública: ¿Son realmente democráticos los establecimientos educacionales?

Además de la crisis de deserción que viven las y los estudiantes en todo el país, nos encontramos con otro dilema histórico que afecta a la educación como lo es la falta de democracia al interior de los establecimientos.

Viernes 16 de julio

Es usual ver en los establecimientos municipales una serie de problemas, tales como: falta de transparencia en el uso de los dineros, autoritarismo por parte de los directores y directivos, Ceales que no influyen en las decisiones sobre su propia educación o condiciones para el aprendizaje y así un sinfín de situaciones que revelan la falta de democracia y la crisis de la educación que hoy con la pandemia se hace cada vez más evidente.

Pero ¿A qué se debe esto? Es importante entender que las y los trabajadores de la educación se han visto constantemente atacados en su labor o en otras ocasiones simplemente afectados por las decisiones unilaterales que toman las corporaciones municipales.

Tanto así que la misma elección de los directores en los establecimientos, que no pasa ni por los trabajadores de la educación, ni por los apoderados y muchos menos por los estudiantes, es más bien una decisión tomada entre cuatro paredes que se disfraza con el eufemismo de “Concurso público”.

Es debido a esta falta de democracia al interior de los establecimientos municipales la que hace que todo sea una simple burocracia educacional, donde el rol del director no es más que la de un administrador y la de los docentes la de un experto en recoger evidencias y llenar largos documentos que solo terminan, dando cuenta que se esta realizando un trabajo.

¿Y la educación en que momento es importante?

Precisamente es por esta forma de administración que la educación de las y los estudiantes termina quedando en segundo plano y se vuelven más relevantes datos como las notas o la asistencia. Cosas que tienen que ver más con el papeleo, que con las verdaderas soluciones necesarias para mejorar los conocimientos de los estudiantes, que hoy se enfrentan a una grave crisis debido a la pandemia, donde han tenido que adaptarse a las clases remotas sin si quiera tener los recursos tecnológicos, ni de uso de plataformas para hacerlo.

Estos espacios altamente burocráticos en los que se han convertido los establecimientos municipales, también reivindican una forma de organización vertical donde las decisiones más importantes las toma el director, que luego impone sus proyectos para que las y los trabajadores de la educación los desarrollen, sin dejar espacios para que se puedan tomar decisiones en conjunto con los Docentes, apoderados y estudiantes.

A su vez el exceso de sobre carga laboral, la falta de poder decisión en los aspectos más básicos de los establecimientos e inclusive en la libertad de enseñanza, que siempre se ve atacada con palabras como “adoctrinamiento” y demás, cuando un docente se arriesga analizar problemáticas sociales y políticas dando su punto de vista.

Hacen casi imposible que existan instancias en donde se puedan reunir y analizar estas problemáticas cada uno de los sectores que de componen la educación como lo son los docentes, apoderados y estudiantes para darles solución.

Es por eso que si exigimos que se acabe este tipo de organización en los establecimientos municipales y se bajen las cargas laborales, se radique esa burocratización de la actividad docente, se democratice la elección de directores donde puedan participar docentes, apoderados y estudiantes, además de descomprimir el curriculum y que se permita que haya una participación dentro de las decisiones que atañan a todos, podremos dar un paso en la dirección correcta para ir solucionando la crisis de la educación pública, pero sin olvidar que este cambio viene a su acompañado a su vez de un cambio de sistema, ya que de no ser así, seguiremos conduciendo a nuestros estudiantes hacia las lógicas capitalistas de producción y cayendo en el mismo problema que nos sigue afectando a todos.

Por es necesario que tengamos un cogobierno que tome a docentes, apoderados, estudiantes y a aquellas personas que son parte del sector en donde se encuentra el establecimiento para que puedan decidir de manera democrática sobre los asuntos importantes que suceden al interior de los liceos y escuelas.






Temas relacionados

Derecho a la educación   /   Educación   /   democracia participativa   /   Debate Educacional   /   Democracia

Comentarios

DEJAR COMENTARIO