×
×
Red Internacional

Falta de conectividad, cercanía con zona industrial, alto valor en la venta del predio y especulación inmobiliaria por los suelos. Serían las críticas al mega proyecto del Hospital Zona Norte, anunciado por Piñera el año 2019. Y que beneficiaría a las comunas de Til Til, Colina, Lampa, Quilicura, Recoleta, Huechuraba e Independencia. Por otro lado, la gestión que ha sido fuertemente apoyada por el alcalde de Colina Mario Olavarría (UDI), formalizado el 2010 por recibir pagos millonarios por un agente inmobiliario.

Miércoles 9 de diciembre de 2020 | 23:59

En agosto del año pasado, Piñera anunció la construcción de un nuevo hospital en la zona norte de la Región Metropolitana, debido a que el único recinto hospitalario de gran envergadura es el Hospital San José, que atiende alrededor de 1,1 millón de pacientes, siendo que tiene capacidad para atender a 400 mil personas. Lo que un nuevo recinto ayudaría a la descongestión de este.

En esta línea la propuesta que compromete 230 millones de dólares, se construiría en la comuna de Colina. Pero organizaciones y autoridades del sector, cuestionan el cómo se ha llevado a cabo la gestión del proceso.

Las críticas primero comenzaron por el problema de la conectividad, donde autoridades como el diputado de Revolución Democrática, Pablo Vidal, y el alcalde de Quilicura, Juan Carrasco, valoraron el anuncio, pero señalaron que Colina no tiene tan buena conectividad como otras comunas. Y que esta decisión tenía preferencias políticas indicaba Juan Carrasco, “espero que esta decisión no haya respondido a motivaciones políticas, dado que el alcalde es de la UDI, siendo que había otras propuestas muy buenas como la de Quilicura de un alcalde de oposición, queremos creer que eso no influyó”.

A esto se le suma nuevas críticas por parte de Fundación Canquén Verde: “en un primer momento nos llamó la atención el precio que se estaba pagando por el terreno y también la ubicación. Empezamos a averiguar y a pedir documentación, y ahí nos fuimos dando cuenta de lo que estaba pasando, de la cercanía que había con las industrias, que era un relleno de un humedal y también de su falta de conectividad en términos de transporte, que hasta el momento obliga al uso de vehículos particulares”, explica Sergio Domeyko, vocero de la Fundación.
“Acá había un terreno que ya estaba medio adquirido por el Municipio, que se comprometía a transferirlo para el uso de la Seremi de Salud para construir este hospital y decían que no se había encontrado ningún otro terreno”, indicaba la Core Sofía Valenzuela.
Y complementaba “nos llamó la atención que se habían adquirido cinco hectáreas, pero se quería cambiar el uso de suelo rural a uso de suelo urbano a 17 hectáreas. Y lo otro que nos causó extrañeza fue el precio que se pagó a 1,8 UF el metro cuadrado para un terreno rural. Nosotros como bancada nos preocupamos que se redujera el número de hectáreas y que ese uso de suelo fuese efectivamente exclusivamente para la entrega de servicios que tengan que ver con los temas de salud, y que no se preste para la especulación inmobiliaria”.

Respecto a los dichos de la Core, cabe mencionar que el actual alcalde de Colina Mario Olavarría fue acusado el 2010 por inconsistencias en las cuentas del edil de Colina por $120 millones y asesorías y préstamos brujos. Además de gestionar los pagos injustificados de su esposa y empleada doméstica, por prestar servicios a la municipalidad donde la primera recibió $1,6 millón por un contrato a honorarios en agosto de 2015. Y la segunda ha cobrado un poco más de $10 millones por contratos a honorarios en 2014 y 2015.

Además, otro hecho extraño es que el Core y hermano del edil de Colina, José Olavarría, realizó una movilización a favor de realizar el proyecto en dichos terrenos. Donde lo que causó mayor atención fue que se utilizaron vehículos de la misma municipalidad para efectuar la protesta.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias