Mundo Obrero Chile

PARO NACIONAL DOCENTE

Cubillos la “displicente” insiste en volver a clases y derrotarnos ¿Qué hacer?

El paro de profesores de Chile se transformó en un nuevo movimiento por la educación pública. Como lo fue el movimiento universitario del 2011. Lleva más de 1 mes y comienza a afectar el desgaste. El gobierno no quiere ceder en ningún punto en juego. ¿Qué hacer? Repetir el mismo plan de acción no traerá mejores resultados. Es urgente un cambio de estrategia.

Gabriel Muñoz

Licenciado en Historia

Sábado 6 de julio

Intransigencia y relaciones congeladas

Luego del resultado de la consulta nacional docente de este lunes 1 de julio el gobierno no volvió a reunirse con los dirigentes del Colegio de Profesores. Más de un 70% de los profesores rechazó en dicha votación las respuestas del gobierno y por lo tanto prolongando el paro que ya cumplió su 5ta semana. Las respuestas del gobierno no ceden en ninguno de los puntos y en algunos promete proyectos de ley que aún no son prioridad en el parlamento o ni siquiera existen.

La ministra Cubillos ha endurecido su discurso, amenazó con quitar financiamiento a las escuelas y liceos en paro, y descuentos a los profesores en paro. Quiere derrotar al movimiento y que se vuelva a clases sin ninguna concesión.

El enorme respaldo popular

Tal como lo fue el movimiento universitario del 2011, este paro docente, cuenta con un amplio apoyo de la población, defendiendo por las redes sociales a sus profesores, asistiendo a marchas, colaborando en los cacerolazos. En Antofagasta y Calama apoderados, trabajadores y estudiantes se plegaron a marchas y cortes. En San Antonio los portuarios adhirieron a una marcha de miles por la ciudad. Por lo mismo la política de Cubillos ha sido culpar a los profesores de los problemas en educación para afectar su popularidad. Según ella, sin entregar ninguna evidencia, habrían más de 400 establecimientos sin el servicio JUNAEB. Lo paradójico es que ningún establecimiento ha bloqueado el acceso a los estudiantes a los comedores y en muchos éste servicio básico de alimentación se encuentra en funcionamiento.

Es difíci desprestigiar a los docentes. Pues, se instaló en la opinión pública que los trabajadores de la educación cumplen un papel fundamental en la sociedad y sobretodo los docentes de las escuelas y liceos públicos en paro, quienes atienden en precarias condiciones a los hijos de la clase trabajadora.

Si el gobierno no cede y comienza a afectarnos el desgaste. ¿Qué hacer?

El paro de profesores y profesoras de este 2019 pasó a la historia. Se transformó en un movimiento social por la educación pública. El movimiento docente se ha transformado en el canal de expresión los millones que rechazan al gobierno por la farsa de los "tiempos mejores". Las y los profesores lograron algo que hace años no pasaba: su movilización logró irrumpir en la agenda política, por lo mismo no quieren ceder, porque significaría una derrota profunda para la existencia del gobierno de Sebastián Piñera.

Sin embargo ya han pasado 5 semanas y comienza a afectar el desgaste de fuerza. Algunas comunas de la Región Metropolitana han decidido volver a clases pero manteniendo la asistencia a las convocatorias centrales. Y es que el plan de movilizaciones impulsado por el directorio nacional del Colegio de Profesores dirigido por Mario Aguilar no busca innovar en acciones que aumenten las fuerzas. Es imposible vencer a este gobierno si no entran en paro las comunas que no lo han hecho hasta el momento como Santiago centro, Puente Alto, San Miguel y La Pintana.

Si seguimos haciendo lo mismo no conseguiremos doblar la mano al gobierno. Hay que multiplicar los ejemplos de coordinación entre trabajadores, estudiantes y profesores para planificar marchas comunes. El Colegio de Profesores si pretende verdaderamente arrebatar las demandas a este gobierno tendrá que pasar a mayores y poner fecha a un paro nacional con portuarios, mineros, funcionarios de universidades, estudiantes universitarios, secundarios de los establecimientos emblemáticos y el sector subvencionado en educación.

El momento es ahora: redoblemos el paro convocando un paro nacional con portuarios, trabajadores y estudiantes

Los colegas de historia, las profesoras de diferencial y párvulo no pueden esperar. Mucho menos los colegas de la deuda histórica. Este es el momento histórico para que con el paro docente resurja el movimiento por la educación pública gratuita, laica y no sexista. Desde Nuestra Clase creemos que los trabajadores y las comunidades podemos conquistar otro sistema educacional, que se aleje de la estandarización, mercantilización y la represión de los gobiernos de la Concertación y la derecha. Por un sistema nacional de educación pública. Financiamiento basal a la educación escolar, eliminación del sistema de subsidios. Cogobiernos democráticos de todos los estamentos presentes en la educación.

Te puede interesar: Podemos derrotar la intransigencia del gobierno: Por un paro nacional de todos los sectores

La lucha de la agrupación Nuestra Clase en los comunales y colegios de los que somos parte, es por la más amplia unidad de los trabajadores y los estudiantes, también para derrotar las reformas del gobierno, con las que busca precarizar nuestras vidas. Tenemos que derrotar en las calles la reforma tributaria acordada con la Democracia Cristiana, la reforma previsional y la reforma laboral. No podemos dejar que la ministra Cubillos que prefiere ver el eclipse mientras rompe la negociación con nuestro paro, se siga riendo. ¡No tienen nada que ver con los trabajadores y el pueblo! ¡Que todo parlamentario y funcionario gane como una profesora!

Te puede interesar: Rebajando sueldos de parlamentarios es posible pagar la mención que el Gobierno niega a educadoras






Temas relacionados

Paro de profesores   /   paro nacional de profesores   /   Mundo Obrero Chile   /   Profesores   /   Colegio de Profesores de Chile   /   Docentes   /   Educación

Comentarios

DEJAR COMENTARIO