×
×
Red Internacional

Elecciones en Chile.De Ricardo Lagos a Raúl Zurita (PC): la estrategia de criminalizar la protesta y blindar al régimen de los 30 años

El ícono de la ex Concertación, Ricardo Lagos (PS) y el poeta militante del Partido Comunista, Raúl Zurita, culparon a quiénes se movilizaron durante la revuelta como responsables del surgimiento de la ultraderecha. Ambos referentes no dan cuenta de la crítica a los partidos de la "oposición" de Piñera, quienes han sido cuestionados por no movilizar y legislar en contra del pueblo trabajador y pobre.

Teresa MelipalSantiago de Chile

Jueves 16 de diciembre de 2021 | 12:51

A tres días de las elecciones presidenciales distintos referentes de la ex Concertación y Nueva Mayoría dieron su apoyo al candidato de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, quien disputa el sillón presidencial contra el ultraderechista José Antonio Kast (Frente Social Cristiano).

El ex presidente Ricardo Lagos (PS), ícono de la ex Concertación por privatizar el Transantiago, en reprimir al pueblo mapuche a través de la Ley Antiterrorista e impulsar la educación de mercado a través del Crédito Aval del Estado, dio su apoyo a Gabriel Boric, quien saltó a la carrera política desde la presidencia de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile en el contexto de las movilizaciones por la lucha de la educación gratuita en el año 2011.

También Michelle Bachelet entregó su apoyo a Boric esta semana, quien se reunió con él este miércoles en la casa de la exmandataria. Recordamos que el primer gobierno de la Alta Comisionada de la ONU fue criticado tras el asesinato de Matías Catrileo en manos de carabineros y que luego, en su segundo gobierno, fue responsable de militarizar La Araucanía dando pie a montajes como la Operación Huracán.

Boric asegura que ambos ex presidentes, emblemas de los "30 años" de abusos, se acercaron "manera desinteresada, sin pedir nada, en función de la coyuntura histórica que estamos viviendo". Sin embargo, el giro al centro del discurso y programa del candidato presidencial apunta a los guiños de las figuras de la ex Concertación.

¿Quién es responsable de que saliera Kast?

En entrevista al País de España, Ricardo Lagos señaló con hipocresía: "Quienes le han hecho la campaña a Kast son las posiciones radicalizadas de la extrema izquierda. No deja de ser notable que termine siendo un boomerang estas posiciones tan revolucionarias y fundamentales, que han empujado a la ciudadanía a decir: “No, quiero que haya orden y respeto por la legalidad”.

Raúl Zurita, una emblemática figura del Partido Comunista y del mundo del arte, continuó con la línea de Lagos dividiendo a manifestantes. Sin cuestionar los montajes que realiza la policía, como el caso Hotel Principado, señaló: "Hay mucho sentimiento que ha alimentado este nuevo fascismo. Uno ha asistido a una violencia innecesaria. A veces la violencia es necesaria, pero el ensañamiento... Quemar las estaciones fue el clima propicio para el fascismo, que resurge cuando hay una sensación de desgobierno. No se le prestó atención a esa parte, y es un sentimiento popular muy legítimo.

Ricardo Lagos y Raúl Zurita apuntaron sus dardos en contra quienes se han movilizado durante las movilizaciones de la revuelta y los sectores de la extrema izquierda, donde aseguran que estos sectores son los responsables del surgimiento de la ultraderecha. Una posición que sesga la amplia crítica hacia los partidos de la oposición a Piñera y el sentimiento contra la "casta política" que expresó en la votación de Franco Parisi, quien llegó en el tercer puesto hacia las elecciones presidenciales.

Te puede interesar: A derrotar a Kast y la derecha, sin confiar en Boric ni en su proyecto

El programa de Boric no responde a las urgencias sociales de las grandes mayorías obreras y populares ni menos a las demandas expresadas en la rebelión. Por esto, es necesario fortalecer una alternativa de las y los trabajadores, con un programa que enfrente a Kast, la derecha y todos los partidos de los 30 años y fortalezca la autoorganización y movilización para conquistar las demandas por las que hemos luchado para enterrar definitivamente la herencia de la dictadura, en la perspectiva de un gobierno de las y los trabajadores.

Un programa que parta por el aumento general de salarios, por trabajo genuino sin precariedad, por educación y salud pública de calidad al servicio del pueblo, por el fin de las AFP, un salario y una pensión mínima de 600 mil pesos que se ajuste automáticamente a la inflación, por vivienda digna para todos poniendo fin al negocio de bancos e inmobiliarias. Por la libertad de los presos políticos, el juicio y castigo a los represores, la disolución de la policía. Para enfrentar la agenda y ofensiva criminalizadora con amplias campañas por la desmilitarización del Wallmapu y en definitiva por la devolución de las tierras ancestrales al pueblo mapuche. Por los derechos de las mujeres como el aborto legal, libre seguro y gratuito. Para luchar por poner fin al saqueo de los recursos, nacionalizando el agua, el cobre, el litio bajo gestión de trabajadores y comunidades, y recuperando las empresas privatizadas del gas y la luz, a precio costo para los usuarios, y poner esos recursos al servicio de las necesidades sociales y no del lucro.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias