Mundo Obrero Chile

CRISIS SALUD

Declaración de Anestesiólogos del Hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar

Las indignantes condiciones que se viven al interior de los servicios de salud pública, quedaron en evidencia tras las fotografías de un equipo médico operando quirúrgicamente, mientras eran iluminados por la linterna de sus celulares en el Hospital Barros Luco. Los trabajadores del Hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar, también declaran vivir esta precariedad.

Viernes 24 de enero | 16:00

Desde La Izquierda Diario Diario Chile, compartimos declaración de los Anestesiólogos del Hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar, sobre las condiciones hospitalarias que se viven en el recinto, a propósito del reciente caso del Hospital Barros Luco de Santiago.

Los Anestesiólogos firmantes pertenecientes a la Unidad de Anestesia y pabellones quirúrgicos del Hospital Dr. Gustavo Fricke manifiestan a través de la presente su profunda preocupación por situaciones y hechos acontecidos en forma reiterada en los últimos meses que han puesto en riesgo la atención y afectado la seguridad de pacientes, así como el desempeño de nuestra actividad como especialistas, alterando la capacidad resolutiva y disminuyendo el número de pacientes que son intervenidos.

1.- Falta de insumos básicos y anestésicos para una atención segura en pacientes sometidos a cirugías de distintos grados de complejidad.

La suspensión de cirugías debido a carencia de insumos, equipos clínicos e incluso la interrupción de listas de espera debido a problemas de financiamiento se ha incrementado en los últimos meses.

Esta situación llegó a ser extrema el día miércoles 15 de enero cuando la falta de gasas y compresas, obligó a suspender cirugías electivas en el hospital de mayor complejidad del SSVQ.

Se sumó a lo antes mencionado la espera en la entrega de insumos críticos, lo cual retrasó el inicio de cirugías, impactando directamente en la productividad de pabellón.

Vale la pena mencionar que es distinto a lo que sucede cuando se debe suspender una intervención por falta de horario laboral, o por falta del equipo quirúrgico o por sobrepasar el tiempo quirúrgico programado.

Si bien ha existido un esfuerzo y colaboración permanente de todos los miembros pertenecientes a la unidad de pabellón, en especial de anestesiólogos para la resolución de éstas problemáticas, la postura de las distintas entidades administrativas del hospital ha sido laxa y ha permitido que estas situaciones se hagan cada vez más frecuentes y lentamente se consideren una condición normal para el funcionamiento de nuestra Unidad.

2.- Falta de insumos de carácter crítico para atención de pacientes en situaciones de urgencia y/o emergencia con consecuencias potencialmente graves, ya sean estas biomédicas o médico legales.

Estas carencias no sólo determinan suspensiones, sino que son extremadamente riesgosas, pues obligan a improvisar – para poder operar- o a trabajar en condiciones inadecuadas y sin seguir estándares clínicos, sólo con el fin de resolver un determinado caso quirúrgico. Este riesgo es asumido por el equipo clínico y puede tener graves y costosas implicancias médico legales y contraviene los criterios de seguridad mínimos.

El total de suspensiones a la fecha, mes de enero es de 21 pacientes programados condicionales y no condicionales, según datos recabados, pudiendo ser mayor si se consideran otras causales.

3.- Realización de turnos de urgencia con anestesiólogo único, debiendo ser su dotación de dos por turno. Si bien se ha informado previamente a las autoridades del hospital de esta situación extremadamente riesgosa, no ha habido respuesta ni propuesta de solución, debiendo en muchas ocasiones asumir la atención de más de un paciente complejo simultáneamente, tanto en pabellón como de apoyo a otras unidades críticas del mismo recinto.

Mes de Noviembre 2019 total turnos anestesiólogo único 14 días : horas 228 totales Mes de Diciembre 2019 total turnos anestesiólogo único 17 días : horas 264 totales Mes de Enero 2020 total de turnos anestesiólogos único 14 días: horas 176 totales

4.- Realización de trasplantes renales por anestesiólogo de turno, bloqueando oferta de pabellón de urgencia por aproximadamente 5 horas, en un proceso quirúrgico que debe ser realizado en modalidad externa tras ser convenida así su ejecución desde el punto de vista administrativo y económico.

En los últimos 3 meses se han efectuado cuatro trasplantes renales de los cuales uno debió ser íntegramente asumido por la urgencia.

5.- La actividad del anestesiólogo y del equipo de urgencias debe además relevar la prolongación de las cirugías largas de pabellones programado, debiendo con ello posponer la resolución de patologías de urgencia, situación que se repite frecuentemente durante la semana.

6.- A lo anterior previamente expuesto se agrega que en el último tiempo se ha debido asumir la ausencia de anestesiólogo de urgencias en hospitales Quilpué e incluso de anestesiólogos de otros servicios de salud ( SSVSA)

7.- Falta de cobertura de turnos de urgencia por imposibilidad de realizar reemplazos por contrato a honorario, esta situación se ve aún más agravada por el no pago y deuda pendiente en algunos casos de más de 10 meses de turnos de urgencia efectuados bajo esta modalidad.

8.- Los anestesiólogos liberados de guardia cumplen íntegramente la totalidad de su horario de manera asistencial (22 horas asistenciales), no respetándose las 7 horas no asistenciales, cumpliendo además con la cobertura de turnos de urgencia en horario diurno de lunes a viernes, supliendo de esta forma el déficit de anestesiólogos de turno.

9.- Falta de cobertura de prestación de analgesia de trabajo de parto.
De un total de 2348 partos en el año 2019, sólo recibieron analgesia peridural 766 gestantes.

Del total de solicitudes de analgesia para trabajo de parto debieron ser trasladadas a pabellón central para este procedimiento 576 (75%), para ser realizado por anestesiólogos que tienen a su cargo además todas las urgencias del Hospital.

Las gestantes que requerían manejo del dolor fueron 1656 (1391 partos, 14 fórceps y 251 cesáreas en trabajo de parto) lo que corresponde a una cobertura de tan solo el 46,2%, quedando madres sin este beneficio, que es garantía GES para todas quienes lo soliciten.

Tomando en cuenta esta información, la ubicación física de las dependencias dentro hospital y la disponibilidad horaria del pabellón de maternidad y TODAS las otras problemáticas antes señaladas se hace imprescindible el tercer cargo de anestesiólogo de urgencia.

Las situaciones antes señaladas además de los riesgos, y las implicancias médico legales han determinado una disminución de la capacidad resolutiva quirúrgica, tanto en urgencias como en lo electivo. Ciertamente han incrementado la estadía hospitalaria y la necesidad de hospitalización, y seguramente los costos indirectos.

La presente carta tiene como objetivo entregar información útil y fidedigna y exigir se tomen prontamente y con urgencia medidas, ya sea de carácter administrativo o presupuestario para su resolución a la brevedad.






Temas relacionados

Crisis en salud   /   Mundo Obrero Chile   /   Política Chile   /   Sebastián Piñera   /   Crisis de la salud pública   /   Trabajadores

Comentarios

DEJAR COMENTARIO