×
×
Red Internacional

Nueva Cocina. Discusión sobre los ⅔ vuelve a la palestra de la mano de la derecha para el proceso constitucional

En concreto el quórum de los ⅔ que se pacto para la anterior Convención Constitucional, busca ser replicado por la derecha en el nuevo organo que discuta la nueva Constitución. Por su parte los partidos del oficialismo de Apruebo Dignidad, declaran no mantenerlo y reducirlo a ⅗ o 4/7.

La cocina de la nueva constitución va a toda marcha, luego de semanas que costara implementarla luego del triunfo del rechazo. A pesar de las diferencias que existen, hay también un acuerdo transversal en los partidos del régimen, respecto a realizar una nueva constitución, que sea de los concensos, sin tocar el modelo económico y político y eliminando a los "extremos".

Es dentro de este marco que vuelve la discusión " deja vú" del quórum de los llamados ⅔. Lo cual busca mantener la derecha dentro de los acuerdos para el nuevo organo que redactara la Nueva Constitución. Para la derecha este quórum es conveniente, debido a que existe el veto de un sector monoritario a una mayoría, lo que obliga a pactar con la derecha y moderar lo más posible las propuestas. Esto ya pasó en el organismo anterior de la Convención Constitucional, donde por ejemplo quedó fuera la nacionalización del cobre y otros temas medioambientales en favor de las comunidades, debido a que actuó el quórum de los ⅔.

Por su parte, tanto Socialismo Democrático como Apruebo Dignidad, evalúan rebajar este quórum, tomando como antecedente nada más y nada menos que la reforma que presentaton Walker y Rincón, para reformar la actual Constitución pinochetista, donde se rebajó el quorum a 4/7.

Un quórum de 2/3 es equivalente a 66,6%. Es la cifra más alta, luego vienen los 3/5, que equivalen a 60%, y los 4/7, que corresponden a 57%. Esos quórums, si se llevan a la integración actual del Congreso -155 diputados y 50 senadores- se traducen en: 4/7 son 89 diputados y 29 senadores; 3/5 son 93 diputados y 30 senadores, y 2/3 son 103 diputados y 33 senadores. Esto sería como funcionan los votos necesarios que se necesitarían para aprobar o rechazar los artículos de la Nueva Constitución.

Si bien, los partidos del régimen político le han puesto enfásis en llegar a puntos comunes en el contenido de lo que llaman "bases constitucionales", el debate del quórum parece ser uno de los puntos de discordia.

Por otro lado el Partido Comunista, que ya esta con todo dentro de la Nueva Cocina, desde un comienzo, a pesar de presentar críticas por los medios de prensa, plantea que luego de la reforma presentada por DC los ⅔ no tienen piso político, por lo que debe rebajarse de mínima a los 4/7 ya aprobados.

Pese a esta diferencia el Partido Comunista, no se ve muy en desacuerdo con que finalmente el proceso constituyente se convirtiera en lo que criticaron durante el acuerdo por la paz, que sea a espaldas del pueblo y en desmedro de los movimientos sociales, todo lo contrario ahora que son gobierno estan profundamente preocupados de asegurar la gobernabilidad y de no molestar a la derecha que luego del triunfo del rechazo se encuentra envalentonada.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias