Política Chile

ELECCIONES

Divisiones y nuevos fenómenos políticos: Lo que dejó la inscripción de listas parlamentarias y candidaturas presidenciales

Este lunes se presentaron las candidaturas a senadores, parlamentarios, CORES y presidenciales, no sin antes generar tensiones.

Teresa Melipal

Santiago de Chile

Martes 24 de agosto | 14:11

Este lunes se formalizaron las listas y pactos hacia las candidaturas para el mes de noviembre. Presidenciales, senadores, parlamentarios y CORES serán elegidos mientras que la Convención Constitucional recién comenzará a discutir el contenido de una nueva carta fundamental durante la quincena de septiembre.

Las instituciones del régimen, como el Servicio Electoral, mantuvo un piso mínimo de recolección de firmas para las candidaturas independientes que expresan la voz de las demandas de la rebelión. Esto expresó que candidaturas como la de Carlos Astudillo, víctima de la represión policial, no pudiera recolectar las 2 mil firmas para la candidatura a diputado por el distrito 8.

Cristian Cuevas, dirigente sindical y ex consejero del gobierno de Bachelet, tuvo que bajar su candidatura presidencial al no llegar las 33 mil firmas de patrocinio. Cuevas, quien originalmente fue levantado por La Lista del Pueblo pero que luego continuó su camino como independiente apoyado por organizaciones como el MIT, logró cerca de 14 mil firmas tras una intensa gira por el país durante 10 días.

La Lista del Pueblo finalmente logró su candidatura presidencial con el ex Concertacionista Diego Anacalao. Sin embargo, a horas de la inscripción de su candidatura a senadora, Fabiola Campillai, trabajadora víctima de la represión de Piñera, dejó la Lista del Pueblo y presentó su candidatura como independiente. “Mi compromiso va más allá de un único movimiento social”, indicó a la prensa, evidenciando las diferencias en la Lista del Pueblo con las demandas sentidas de quienes protagonizaron en la rebelión, la cual hoy se centra en la libertad de los presos políticos de la revuelta.

Por otro lado, las tensiones se abren en los partidos de los 30 años que han sostenido el régimen. Se trata de la ex Concertación, la cual intenta resucitar viejas figuras políticas. Unidad Constituyente volvió a renombrarse, esta vez como Nuevo Pacto Social tras el divorcio del PRO con la candidatura de MEO, quien va por cuarta vez como candidato presidencial.

La derecha de Chile Vamos presenta la candidatura de Sichel para lavar su imagen con una figura que militó en la democracristiana. Mientras que, la ultraderecha del Partido Republicanos logró reunir las firmas para la candidatura de José Antonio Kast.

El Pacto Apruebo Dignidad conformado por el PC y el Frente Amplio, inscribió sin mucho espectáculo su lista parlamentaria tras semanas de negociaciones en miras hacia el pacto que consolidó su alianza hacia un eventual gobierno de Gabriel Boric. Sin embargo, también esta coalición tuvo un traspié que significó que el partido Comunes cometiese un error en la inscripción de CORE, quedaron "atados" al Partido Liberal, que abandonó esa coalición a fines del 2020.

Una alternativa política de las y los trabajadores también se hace visible con las candidaturas del Frente por la Unidad de la Clase Trabajadora, conformado por el Partido de Trabajadores Revolucionarios (PTR), Movimiento Socialista de Trabajadores (MST), Fuerza de Unidad y Lucha, Revista El Porteño, Unidad de Trabajadores y Socialismo Revolucionario.

El Frente por la Unidad de la Clase Trabajadora inscribió su lista con el apoyo de las trabajadoras en huelga de los supermercados Tottus, propiedad de la multimillonaria familia Solari, y de algunos familiares de los presos políticos de la rebelión. Tendrá presencia en 9 distritos del país con figuras obreras como Lester Calderón, dirigente sindical de la fábrica de explosivos Orica; Joseffe Cáceres, trabajadora del aseo de la UMCE y dirigentes sociales y activistas por los derechos humanos como Dauno Tótoro, Galia Aguilera y el abogado Daniel Vargas.






Temas relacionados

Política Chile

Comentarios

DEJAR COMENTARIO