×
×
Red Internacional

El acuerdo con el FMI ya trae recortes en salud mental

De aprobarse el proyecto de presupuesto para 2022, el gasto total en salud mental será del 1,48%, muy lejos del 10% que debe destinarse por ley. El 11 de diciembre hay que copar plaza de mayo.

Sábado 4 de diciembre de 2021 | Edición del día

La Ley Nacional de Salud Mental N° 26.657 cumplió más de 10 años y continúa sin cumplirse en sus puntos elementales. Desde una perspectiva de derechos humanos, propuso una mirada de salud integral para pensar los padecimientos subjetivos con el fin de sustituir la idea del manicomio por un enfoque centrado en la comunidad. Para ello dispuso que el 10% del presupuesto total de Salud debe destinarse a Salud Mental. No sólo nunca se cumplió en estos años, sino que –según denuncia la ACIJ– para el año próximo será de apenas el 1,48%.

En diez años, el gasto en salud mental nunca superó el 2,2%. Y de ese monto, el 85% se siguió destinando al hospital psiquiátrico monovalente, por lo que el encierro/internación continúa siendo el principal método de atención. Según datos del CELS, en 2019 más de 12.000 personas continuaban encerradas en instituciones, con un promedio de más de 10 años de internación, muchas sin posibilidad de utilizar su propio dinero, visitar a sus familias o salir a realizar actividades sociales.

Te puede interesar: Conversatorio: hacia una salud mental basada en la comunidad

A este panorama se suma que los servicios de atención se encuentran colapsados, con listas de espera de meses para conseguir turno por consultorios externos. Muchos equipos de guardia han establecido seguimientos que se encuentran por fuera de todo marco de “urgencia” ante la falta de dispositivos a los cuales poder derivar, con los que buscan sostener pacientes hasta conseguir algún turno. Y todos los que trabajan en salud saben que los profesionales se encuentran desbordados por la cantidad de pacientes, falta personal, y el Estado no garantiza la continuidad laboral a cientos de residentes y concurrentes y encima recorta año a año cargos para acceder a estos puestos de capacitación en servicio.

Lejos de poner a disposición los recursos necesarios, el proyecto presentado por el oficialismo propone un nuevo ajuste al servicio de juntar dinero para pagar una deuda ilegítima, ilegal y fraudulenta. Deuda a la que el Frente de Todos denunció en plena campaña pero que luego decidió pagar sin siquiera investigarla. Los datos muestran que no hay acuerdo posible que no vaya contra los intereses del pueblo trabajador, es por esto que el próximo 11 de diciembre el Frente de Izquierda Unidad, junto a diversas organizaciones sociales y políticas, realizarán una movilización por la tarde en rechazo de este acuerdo a Plaza de Mayo.

“Este recorte resulta aún más grave si se considera el impacto que la pandemia del Covid-19 y la crisis social y económica que atraviesa Argentina tienen en la salud mental de la población. Fortalecer la capacidad de respuesta del sistema de atención debería ser una prioridad para los próximos años y esto no será posible de la mano del FMI”, refirió Melina Michniuk, residente de psicología del Hospital Elizalde (ex Casa Cuna) de Capital Federal. Y agregó “Para conquistar los recursos necesarios necesitamos rechazar el acuerdo con el FMI, por eso este 11 de diciembre tenemos que ganar la calle y copar Plaza de Mayo ”.


Temas

11D    Salud mental    FMI    Salud    Sociedad



Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias