Política Chile

NACIONAL

El callejón de Piñera y la impaciencia del hambre

Piñera sólo se metió en un callejón por lo de las cajas de alimento, ahora no solo puede tener nuevas protestas de hambre, sino incluso revueltas de hambre, y el si que sabe de revueltas

Ricardo Rebolledo

Santiago, Chile

Lunes 25 de mayo | 07:08

Comienza la ultima semana de mayo, las editoriales de los grandes medios [1], refuerzan el discurso del gobierno y cubren el rol criminal de sus políticas de "nueva normalidad" y "retorno seguro" que expusieron a millones a la pandemia, acelerando la cantidad de contagios, así como de muertos.

Mientras, se dedican a acompañar el ataque a los sectores populares que salieron a protestar por el hambre, pero no directamente, sino a través del Partido Comunista y el Frente Amplio, cuando estas organizaciones han perdido hace años influencia en esas comunas, o que ni siquiera han tenido, como el FA. Es que la derecha no puede tolerar la espontaneidad del hambre, o peor aún, la fuerza del hambre, y la que esta pueda provocar.

De esto mismo, a Piñera su política de cajas de alimentos, al contrario de sus expectativas, lo parece haber encerrado en un callejón, que de no responder rápido a sus mismas promesas, podría tener en sus manos ya no protestas de hambre, sino verdaderas revueltas, promesas que incluyen 2,5 millones de cajas de alimentos, y que tuvo explicar y morigerar durante toda la semana, hasta dar con el exiguo 70% del 40% más vulnerable de los hogares del país, o sea un 28%, todo esto mientras desde el lunes de la semana que paso se atiborraba de gente en las municipalidades preguntando por sus cajas.

Es que el gobierno es una improvisación tras improvisación, eso si cuando se trata de salvar al gran empresariado y a la banca ahí no improvisa, gestiona millones de dolares en un instante con la máxima eficiencia, pero cuando es el pueblo pobre y los trabajadores, que coman mierda.

En los hospitales la situación se vuelve critica, si la semana pasada solo algunos hospitales de la red colapsaron, como el Hospital El Pino, esta semana se viene aun peor, aumentan los contagios masivamente, y los fríos de junio, junto a las enfermedades invernales, ya están en la zona central, donde se concentra la mayor cantidad de población del país.

El gobierno y Piñera tienen en sus cabezas una espada de Damocles [2], mientras una pandemia se extiende rápidamente con un sistema de salud paupérrimo, sostenido por el esfuerzo de los trabajadores de la salud, su política de "ley de protección al empleo" votada con apoyo de la oposición comienza a mostrar sus verdaderos resultados, en especial en aquellos sectores que cargaban ya con las peores condiciones de vida, y que hoy, comienzan a perder la paciencia; y el hambre no tiene mucha paciencia.

Trabajadores y sectores populares mostrando una salida

Pero cuando esto sucede con las promesas del gobierno, diversos sectores comienzan a dar sus propias respuestas, organizándose para buscar una salida a la crisis sanitaria y económica.

Ya se hicieron conocidas las protestas en las diversas comunas de Santiago, así como también en otras de región, como Rancagua o San Antonio, muchas en las cuales hoy mismo se desarrollan ollas comunes para resistir la falta de alimento.

O como las y los trabajadores del Hospital Barros Luco, que organizaron su Comité de Salud y Seguridad, donde participan diversas Asambleas Territoriales, Sindicatos, organizaciones estudiantiles, trabajadores y pobladores, donde ya levantaron su primera campaña ¡Salud, pan y trabajo!.

Te puede interesar: ¡Salud, pan y trabajo!: 2da reunión del Comité de Salud y Seguridad convoca a decenas de organizaciones, trabajadores, pobladores y jóvenes

La misma juventud, como de la organización Vencer, que ya tuvo su primera reunión online para buscar vías de organización y de acción contra esta crisis, en especial sobre la juventud que sobrevive a trabajos precarios, sobre todo en las aplicaciones.

Te puede interesar: Exitosa reunión abierta online de Vencer: ¡es momento de pasar a la ACCIÓN!

También en el norte, como los mineros de Guanaco y Franke, que enfrentan a una patronal intransigente que se aprovecha de la pandemia y que se niega a cumplir sus legítimas demandas.

O el mismo ejemplo que dan los trabajadores despedidos de LATAM, que pelean por su reincorporación, cuando la empresa recorto sus trabajos, al mismo tiempo que descaradamente se repartía millonarias ganancias entre los dueños.

Te puede interesar: Trabajadora despedida LATAM: “soy madre soltera de una niña pequeña, vivo de allegada y somos nueve personas… solo quiero volver a trabajar”

Y así, múltiples ejemplos, como las denuncias que llegan cada día a esta redacción y que exponemos a través de nuestros medios.

Pero no buscamos solo mostrar las luchas, sino ir mas allá, y pensar los caminos por donde darle una salida a estos golpes que continuamente estamos acostumbrados a recibir y/o solamente resistir, pensando en las posibilidades que hoy están abiertas para todos quienes no nos resignamos a que esta sociedad es a todo lo que podemos aspirar, sino al contrario, que a través de las propias fuerzas de quienes cargan el mundo en sus hombros, y que hoy aún más cargan esta crisis, puedan también ofrecer una respuesta colectiva.

Te invitamos por eso a debatir.

Abramos el debate: construyamos una nueva izquierda en Chile, revolucionaria y de la clase trabajadora



[1La Tercera y El Mercurio del domingo

[2RAE 1. f. Amenaza persistente de un peligro.





Temas relacionados

Covid-19   /   Hambre   /   Latam   /   Chile Vamos   /   Política Chile   /   Conflictos mineros   /   Sebastián Piñera

Comentarios

DEJAR COMENTARIO