Deportes

DEPORTES

El clásico del cobre fuera de la cancha: la peor combinación entre el mal rendimiento deportivo y la desaceleración económica

Ambos equipos vienen pasando por un mal momento deportivo, ahora se suma que la Corporación Del Cobre(CODELCO) ya no financiará más a estos equipos según los antecedentes mostrados a finales del 2014.

Louis Álamos

Columnista de deportes

Lunes 9 de febrero de 2015 | 08:00

En el campeonato nacional Cobresal y Cobreloa vienen pasando por un pésimo momento deportivo, es más este último viene arrastrando la posibilidad de descender por primera vez en la historia a la segunda división del fútbol profesional figurando último en la tabla general del campeonato 2014-2015 donde tendría que ganar de mínima 8 paridos sin contar a sus rivales para mantenerse en lo alto de la liga profesional chilena.

Pero una noticia viene complicando también a los equipos mineros, y es que CODELCO a fines del año pasado habría declarado que desde ese momento hasta el 2016 reducirían todo el financiamiento a ambos equipos descontando de las finanzas de las sociedades anónimas más de 500 millones de pesos que se repartía a los dos clubes del clásico del cobre por separado. Esta noticia no es menor para las directivas de los clubes, ya que ambos nacieron al alero de los campamentos mineros de Chuquicamata y El Salvador con el argumento de implementar entre los trabajadores actividades de recreación que en el fondo son partes de las políticas que tendrían las patronales para dar más circo a los trabajadores aprovechándose del sentimiento de la población de ambas regiones de tener un equipo profesional de las localidades. Aún más a pesar de los incontables esfuerzos que se hicieron en Calama a final de los 60’ fue en plena dictadura en que la subgerencia de CODELCO en compañía del Coronel de Ejército Fernando Ibáñez más representantes sociales y deportivos logran los trámites para la fundación de Cobreloa el 7 de enero de 1977 proveniente del club amateur Deportes Loa. De ahí en adelante el financiamiento de la cuprífera estatal fue fundamental quienes incluso se ponían en la cabeza en sus inicios para costear los pasajes de todos los clubes visitantes a la región minera del país. Posteriormente con menos esfuerzos el mismo rol jugaría la empresa minera en la fundación de Club de Deportes Cobresal de El Salvador.

La desaceleración en CODELCO trasciende de lo laboral

La desaceleración económica en Chile y las bajas en los precios del cobre son noticias que vienen marcando un ritmo en la economía desde el año 2013, desde entonces CODELCO viene planteando sus políticas en materias de reducción de costos productivos. En más de un año quisieron cerrar la planta de óxido en la división El Salvador argumentando que esta no era rentable, en la histórica Chuquicamata la mina a rajo abierto discuten el plan que tienen listo de congelar este yacimiento para poner en marcha la explotación y proyecto de la mina subterránea lo que traerá consigo la reducción de trabajadores hasta jubilaciones anticipadas, y hace una semana presentaron la política de reducir los gastos en US$1.000 millones lo que arrastrará en más que posibilidad dejar a centenas de trabajadores sin pan.
Pero las bajas en las materias primas no sólo está afectando la producción de la minería estatal trascendiendo a lo laboral ha abarcado también lo deportivo. En noviembre del 2014 la cuprífera declaró que reducirá gradualmente el financiamiento a los dos clubes cupríferos del torneo nacional Cobreloa y Cobresal con el argumento de que las sociedades anónimas se tienen que hacer cargo de la administración total de los gastos y entradas de dinero de los clubes respaldándose en lo que dice la ley de las sociedades anónimas en todo deporte que sea de carácter profesional, pero es evidente que más allá de lo que dicta la ley esta es una arista más de cómo la desaceleración viene pegando en Chile que en el caso de CODELCO también cala en lo deportivo como pasa con estos dos clubes que vienen dando una mal rendimiento en lo futbolístico , incluso las directivas de ambos clubes no están de acuerdo porque esto repercutiría en que se descontarían de ambas entidades millones de pesos y plantearon de vuelta a la Corporación buscar las formas de beneficiar a los trabajadores, cuestión que pasó desapercibida en la planta ejecutiva de la compañía estatal.

Por último cabe preguntarse qué tan necesaria son las manos de decenas de empresarios en el fútbol o cualquiera sea el deporte o cuestionarse más de fondo ¿cuál debe ser la administración que necesita todo deporte?






Temas relacionados

Desaceleración   /   Fútbol   /   Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO