Política Chile

PRIVILEGIOS EN CARABINEROS

¿El gobierno al servicio de quién?: Millones en salud para Carabineros mientras los trabajadores son condenados al contagio

Ha quedado en evidencia durante estos últimos meses con quien se cuadra el gobierno, salvando a las grandes empresas y blindando a las instituciones como Carabineros y las Fuerzas Armadas, quienes frente a la violación sistemática de derechos humanos, permanecen en la impunidad. Ahora también se benefician ante la emergencia sanitaria.

Lunes 30 de marzo

FOTO: Agencia UNO

La desafección hacia los intereses del pueblo trabajador resulta evidente. Y es esta vez de mano de los aparatos represivos del Estado, como Carabineros y las Fuerzas Armadas, que logra evidenciarse como estas instituciones tienen garantías sanitarias frente a la gran mayoría asalariada y a los trabajadores de la salud entre otros.

Así puede corroborarse tras una orden de compra realizada por Carabineros, comprando unas 133.000 mascarillas para los funcionarios de aquella represiva y ensangrentada institución, suma que se aproxima a unos 500 millones de pesos.

En el caso de la Armada, la institución directamente a comenzado a dedicarse a la fabricación de mascarillas para resguardarse del COVID19, las cuales de acuerdo al medio El Desconcierto, estarían siendo confeccionadas por sastres navales y personal de artes gráficas.

Salud para represores mientras la clase obrera se expone al contagio

Resulta indignante que instituciones como Carabineros y Fuerzas Armadas, cuyo único fin es mantener la gobernabilidad de los grandes empresarios, reprimiendo, mutilando, y asesinando a manifestantes que han salido a luchar, como ha podido verse desde el comienzo del denominado “estallido social”, durante el 18 de Octubre, puedan asegurarse de insumos en contra de la pandemia del Coronavirus. Esto mientras de trabajadores de la salud pública, con los recursos entregados por el gobierno, no cuentan con los requerimientos mínimos para dar una respuesta efectiva frente a los numerosos casos que se incrementan día tras día.
Y para qué hablar de los miles de trabajadores y trabajadoras que deben exponerse al contagio del virus, cruzando enormes distancias para poder desarrollar sus funciones diarias.

Queda de manifiesto que el gobierno de Sebastián Piñera está del lado de los empresarios y la familia militar, mientras los trabajadores deben hacer malabares para llegar con su sueldo a fin de mes, o insólitamente teniendo que recurrir a su seguro de cesantía.

Resulta indispensable que la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) que parece estar vegetando frente a los ataques y humillaciones del gobierno, llame a un gran paro en rechazo a las medidas del gobierno en contra de la clase trabajadora. Hoy más que nunca es necesaria la solidaridad, y exigir que la crisis económica y sanitaria la paguen las grandes empresas, a través del impuesto a sus inmensas fortunas. Y dejar de exponer a los trabajadores al contagio. Necesitamos test masivos para la detección del COVID19, única manera efectiva de poder seguir y controlarlo, junto con licencias laborales masivas.

La clase trabajadora es capaz de responder a la crisis. Y quedó demostrado lo prescindible y parasitarios que son los empresarios ¡Que la crisis la paguen ellos y no nostros!¡Nuesras vidas valen más que sus ganancias!






Temas relacionados

Pandemia   /   Coronavirus   /   Carabineros de Chile   /   Política Chile   /   Crisis de la salud pública   /   Crisis

Comentarios

DEJAR COMENTARIO