DECLARACIÓN NACIONAL

El gobierno sigue sin entregar nuestras demandas: ¡Vamos por el paro nacional unificado de docentes, estudiantes y trabajadores!

Para que ganen los docentes y para avanzar a derrotar las reformas de Piñera: vamos por una jornada de paro nacional unificado, por el pliego único de demandas y asambleas de coordinación desde la base.

Miércoles 26 de junio | 19:25

Nuestro paro indefinido ya lleva cuatro semanas. El gobierno ha hecho de todo para buscar aplastarnos: intransigencia, represión, invisibilización y mentiras por la prensa. Cubillos también ha intentado de todo para poner a la población en contra de las y los profes, pero no lo ha logrado. Mientras el gobierno tiene menos de 30% de aprobación, el profesorado es ampliamente respaldado.

Por eso, después de semanas, tuvo que sentarse con los dirigentes del Colegio de Profesores. Pero insisten en una propuesta que fue rechazada por la aplastante mayoría del magisterio.

El gobierno apuesta al desgaste. Si no hacemos una demostración de fuerzas contundente a través de una jornada de Paro Nacional unitaria, convocada por las principales organizaciones sindicales y estudiantiles, el tiempo corre a favor del gobierno.

Esta semana se multiplicaron las muestras de unidad en las calles: cortes de ruta en la región de Antofagasta entre profesores, mineros, estudiantes y trabajadores; los portuarios de Ventanas marcharon junto a las y los profesores; la Unión Portuaria de diversas ciudades se puso a disposición del paro docente; y hubo corte de carretera en Osorno. ¡Ahí está el camino a seguir!

Los mineros de Chuquicamata siguen en huelga y los trabajadores de Líder convocaron a un “paro de advertencia” el fin de semana. ¡Hay que unificar las luchas!

Como hemos venido planteando desde la agrupación de profesorxs Nuestra Clase y la agrupación estudiantil Vencer, organizaciones como la CUT, la CONFECH, CONES, ACES, la Coordinadora No+AFP, la Unión Portuaria, sindicatos de Chuquicamata en huelga, deben convocar a una jornada de paro nacional, con marchas masivas en todo el país.

Plantear un pliego único de demandas, que parta por exigir el cumplimiento de todos los reclamos de las y los profes, fin al Aula Segura y la represión a los secundarios, por enfrentar la educación autoritaria y neoliberal, retomando la lucha por una educación gratuita, pública, democrática y no sexista; y que apunte a derrotar las reformas de Piñera como la tributaria, previsional y laboral que ya está cocinando el gobierno junto a la DC.

Las acciones combativas de unidad que se han multiplicado estas semanas son la base para preparar un paro nacional organizando asambleas coordinadoras abiertas entre profesores, apoderados, estudiantes, trabajadores en todas las comunas.

La unidad parlamentaria a la que apostaba el Frente Amplio con la DC ha sido un fracaso. Y hasta ahora no han propuesto ningún plan alternativo para frenar las reformas del gobierno. Es inaceptable que las organizaciones del Frente Amplio y del Partido Comunista no pongan todas sus fuerzas a disposición de impulsar el paro nacional unitario y la coordinación.

No puede ser que sigan apostando a la “unidad de oposición” y a la presión parlamentaria, que solo desgasta la lucha de profesores, mineros y estudiantes. No puede ser que mientras los profesores sostienen un paro hace semanas, y las y los secundarios resisten la criminalización y la represión, la CUT mire por la galería y la CONFECH no convoque a una jornada de paro nacional, manteniendo paros dispersos en las universidades y entregados al desgaste.

Desde la agrupación Nuestra Clase y Vencer, nos parece que impulsar un programa de acción como el que planteamos, es fundamental para proponerse seriamente derrotar las reformas precarizadoras del gobierno. La derecha y los partidos de la ex Concertación discuten cómo hacer frente a la desaceleración económica y la crisis de las instituciones, con nuevas medidas antidemocráticas y autoritarias, y con reformas en contra de la clase trabajadora y a favor de los empresarios.

Hoy debemos hoy abrir el camino para acabar con el Chile autoritario y heredado de la dictadura, gobernado por 10 familias y las multinacionales, y las y los profesores muestran que hay fuerzas para ello, que es completamente posible si nos unimos con millones en las calles para derrotar al gobierno, los empresarios y sus partidos.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO