Sociedad

IGLESIA CATÓLICA

El imputado Cardenal Errázuriz declara ante fiscalía como encubridor

Alrededor de seis horas duró la interrogación al clérigo Francisco Javier Errázuriz, imputado por encubrimiento de abusos sexuales mientras se encontraba "al mando" de la Iglesia Católica chilena, entre ellos el polémico caso Karadima.

Francisco Sepúlveda Romero

Médico y parte de la Agrupación de Trabajadores de la Salud "Abran Paso"

Viernes 29 de marzo

El día jueves 28 de marzo se realizó la declaración del ex hombre de confianza del Papa Francisco y Cardenal Emérito chileno, el encubridor Francisco Javier Errázuriz, en la fiscalía Centro Norte de Santiago.

Esta diligencia se realizó en el marco de la investigación por casos de abusos sexuales perpetrados por religiosos, caso del cual está a cargo la Fiscalía Regional de Rancagua, donde Errázuriz está imputado como encubridor.

Al ex jefe de la Iglesia de Santiago, se le preguntó por diversas investigaciones contra los sacerdotes Jorge Laplagne y Tito Rivera, así como también contra Fernando Karadima, uno de los más cruentos y bullados casos sobre abusos sexuales en la Iglesia chilena.

Te podría interesar: Ezzati y la santa alianza entre la Iglesia y el Estado

En medio de la investigación a Karadima, un día antes Errázuriz ya había manifestado su opinión negando absolutamente el encubrimiento de la Iglesia. “No hubo encubrimiento. Fue difícil llegar a una conclusión, o sea, hubo un poco de demora, pero encubrimiento ninguno", indicaba el cardenal, esto a pesar del fallo de la Corte de Apelaciones que acogió la demanda de Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo por los abusos cometidos por el ex párroco de El Bosque.

Juan Carlos Cruz, quien debe recibir una indemnización por parte de la Iglesia chilena por el caso Karadima, celebró la citación a declarar a Errázuriz: "No sé qué esperar del cardenal Errázuriz, él es un mentiroso, se ha pasado la vida mintiendo y encubriendo, no solo el caso Karadima, también en el caso Cox. Tiene un prontuario digno de récord".

Con estos dos hechos judiciales que han marcado la semana, la crisis de la Iglesia Católica aumenta, sin embargo, mantiene su poder.

La Iglesia a nivel mundial, ha sido una institución que desde los inicios de su existencia se opuso a los derechos de las mujeres, las diversidades sexuales y el pueblo pobre. Actualmente, su poderío se mantiene en las escuelas, parlamentos y el área de la salud, manteniendo su opinión y moral conservadora que ha ido en contra de los derechos de miles, todo esto en complicidad con la derecha empresarial.

En Chile -al igual que en otros países- la Iglesia Católica y Evangélica se manifestaron contra la Ley de Divorcio, contra la educación sexual en las aulas. Hoy su centro está en oponerse al derecho al aborto legal, Libre, seguro y gratuito, una de las causas por las que miles de mujeres se movilizaron este 8M; pero manteniendo impunidad a violadores y silencio ante la ola de violencias contra pueblos, mujeres y niños en la Araucanía.

En este sentido, es clave que la juventud cuestione todos estos "residuos conservadores" heredados de las Iglesias y, mediante organización y lucha contra la derecha y los empresarios, pueda poner en un museo de antigüedades a dicha institución, sea esta Católica, Evangélica o cualquier otra que reproduzca una y otra vez los ataques contra niñas y niños, mujeres y diversidades sexuales.

Te podría interesar: Incómodo ante el 8M, el antiderechos Francisco no pudo evitar un sincericidio






Temas relacionados

#SeparacionDeLaIglesiaYElEstado   /   Karadima   /   Abusos sexuales   /   Derecha chilena   /   Iglesia Católica   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO