IGLESIA CATÓLICA

El poder del Sacerdote Renato Poblete: tiene más de 50 acusaciones por abuso sexual

El abogado Waldo Bown confirmó el abuso de 22 mujeres entre 1960 y 2008, y otra veintena que denunció al sacerdote Renato Poblete por las mismas causas. El referente del Hogar de Cristo e informante en la dictadura, tiene a la iglesia en una nueva crisis.

Lunes 5 de agosto | 08:06

Frente al destape del caso, en Reportajes La Tercera, Bown alude a la extrañeza de que los jesuitas hayan recurrido a él para la investigación, aseverando que "no tiene ni una relación con ellos", y que ya había sido parte de investigaciones con jesuitas como la canónica del exsacerdote Jaime Guzmán Astaburuagua, curiosamente también con casos de abusos.

El poder de la Iglesia y sus abusos

En su informe que dio a conocer la semana pasada, el abogado afirmó que las denuncias son “ plausibles y creíbles”, donde el sacerdote abusó reiterada y sistemáticamente. El propio Bown atribuye el caso al poder que le otorgaba su condición de sacerdote, el dinero y el prestigio de sus relaciones con empresarios y políticos de la dictadura, como el ser el referente del Hogar de Cristo, lo facultó de guardar silencio, a la más fiel experiencia de la dictadura.

Te puede interesar: Renato Poblete Barth: El jesuita abusador e informante de EE.UU en dictadura

El ejercicio de poder, a costa de la verticalidad privilegiada de la Iglesia, implicó que el fallecido Renato Poblete, tuviese ocasión para aprovecharse de los casos de vulnerabilidad, seleccionando por edad, ausencia de algunos padres o madres, problemas sentimentales de las víctimas, de discernimiento religioso, dependencia laboral, e incluso por ayuda en estudio de tesis.

Los abusadores sexuales que ejecutan sus acciones basado en el poder, mantienen dichas relaciones a costa de una asimetría, sus técnicas; manipulación, seducción, amenaza o confusiones involucra una interacción sexual. Esta interacción puede ser violenta o no, y a través de manipulación, el agresor le puede hacer sentir a la víctima que ha sido responsable, culpable o ha asentido en la interacción abusiva.

La hipocresía de la Iglesia y la delgada línea del encubrimiento

Durante la historia de la iglesia, hemos sabido cómo cumple un rol de ocultar los hechos, y que se destapa cuando una víctima lo hace público. Además, la legislación chilena aún no considera la posibilidad de juzgarlos directamente como cualquier ciudadano. Recién diputados de democracia cristiana y partido socialista se lo preguntan, tras oídos sordos a los cientos de miles de mujeres cuestionando sus privilegios en las calles, recién ahora están viendo la necesidad de legislar un proyecto de ley que permita enjuiciarlos.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO