Política Chile

AGENDA REPRESIVA

El presidente del 7% busca imponer 38 proyectos de ley antes de que termine su mandato entre ellos el TPP 11 y más leyes represivas

En una cena con su conglomerado político, Chile Vamos, Piñera presentó la “Agenda legislativa prioritaria”, sus últimos esfuerzos por imponer la agenda de la derecha con marcada línea privatizadora y represora como era de esperarse.

Sábado 19 de diciembre de 2020 | 09:08

Como si no fuera poco que siga en el gobierno con el enorme descrédito que tiene Piñera, en medio de una crisis social de más de un año que exige su salida, pero que gracias al pacto de los partidos tradicionales del 15 de Noviembre de 2019 le salvaron el pellejo. La derecha busca de todas las formas dejar amarradas leyes que, nuevamente y sin ninguna sorpresa, garanticen que los empresarios ganen en contra de los derechos del pueblo trabajador y darle más atribuciones aún al aparato represivo del Estado, con el fin de controlar lo mayor posible el proceso constituyente que se avecina.

La “Agenda Legislativa Prioritaria”, más medidas para reprimir y perseguir la protesta

Esta agenda está conformada por 38 proyectos de ley que vislumbran aspectos sociales, económicos e institucionales. En la agenda Institucional destacan proyectos que le dan más garantías represivas a las Fuerzas de Orden, como el proyecto que modifica normas del código penal para recrudecer las penas por incendio; la creación de la Agencia Nacional Civil, que busca fortalecer y modernizar el sistema de inteligencia del Estado, es decir, más dinero y especialización para la represión; y la creación de un nuevo ministerio: el de Agricultura, Alimentos y Desarrollo Rural.

Entre otros destacan la modificación del sistema de Notarias; modificación del código procesal penal para incluir nuevas técnicas de investigación en la persecución del “terrorismo” y otras medidas para proteger aún más las Fuerzas de Orden y Seguridad como Gendarmería, y un proyecto que busca prevenir daños de infraestructura crítica. La modernización de la carrera profesional de las Fuerzas Armadas, que modifica las leyes de control de armas, busca la protección de datos personales y un nuevo sistema de compras e inversiones de las “capacidades estratégicas de la defensa nacional”; la modernización del Consejo de Defensa del Estado, institución represora que determinará las conductas terroristas y su penalidad en la modificación del código penal y procesal penal.

La agenda social y económica, cambios para privatizar aún más

En materia económica se espera con ansias aprobar el nefasto proyecto del TPP11, que le da enormes facilidades a las empresas extranjeras para apoderarse aún más de nuestros recursos naturales elementales.

Te puede interesar: ¿Qué es el TPP- 11 y por qué genera tanto rechazo?

En materia social destacan un Sistema de Red Integrada de Protección Social en el que se incluye un seguro de salud para la clase media; la reforma a las pensiones, que no toca de fondo las AFPs; la reforma al Fondo Nacional de Salud para crear el Plan de Salud Universal, pero que sigue garantizando la salida de recursos del Estado al sistema de salud privado; subvención para la educación parvularia (que busca privatizarlos aún más y por los cuales trabajadores de la educación ya se han movilizado en contra); reforma al sistema de adopción y la modificación del sistema de salud privado incorporando un plan garantizado.

Otras reformas

Entre las muchas reformas se incluyen iniciativas respecto de la energía y el cambio climático como la creación del Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas y el Sistema Nacional de Áreas Protegidas y una que introduce modificaciones en la institucionalidad ambiental y en el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental. Una iniciativa sobre eficiencia energética, un proyecto que establece un beneficio excepcional y transitorio respecto a la obligación de garantizar el cierre de una faena e instalaciones mineras; la regulación de la leña como combustible de uso domiciliario y la condiciones para su comercialización.

Así, en los largos 15 meses de mandato que le quedan, Piñera junto con la derecha intentarán por todos los medios seguir imponiendo su agenda, empresa que se facilita con una oposición que hasta ahora lo ha ayudado cada vez que puede, incluso salvándole el pellejo con un “Acuerdo por la Paz” que sólo ha traído represión a los que protestan. ¿Cómo es posible que siga gobernando un asesino y delincuente como Piñera?

Desde el Partido de Trabajadores Revolucionarios (PTR) hacemos un llamado a no permitir ninguna nueva ley de la derecha corrupta, basta de la tregua que los organismos de trabajadores como la CUT y el Colegio de Profesores han tenido con el gobierno. Para que toda esta agenda represiva y privatizadora no avance, para que no se firme el TPP11 es que necesitamos movilizarnos con todas las fuerzas que ya hemos demostrado, en un paro nacional efectivo, que saque a este gobierno nefasto para imponer ya las demandas del pueblo pobre y trabajador.






Temas relacionados

#FueraPiñera   /   Chile Vamos   /   Política Chile   /   Sebastián Piñera   /   Derecha chilena   /   Reformas en Chile   /   Derecha   /   Reformas

Comentarios

DEJAR COMENTARIO