×
×
Red Internacional

Este martes 6 de diciembre serán las elecciones de Junta Interna y Cuerpo de Delegados de ATE Mecon. Desde la Agrupación Marrón Clasista (PTS e independientes) conformamos la lista 22 “Frente de Unidad y Lucha” junto con otras agrupaciones y compañeres independientes.

Viernes 2 de diciembre de 2022 | Edición del día

Este martes 6 de diciembre serán las elecciones de Junta Interna y Cuerpo de Delegados de ATE Mecon. Desde la Agrupación Marrón Clasista (PTS e independientes) conformamos la lista 22 “Frente de Unidad y Lucha” junto con otras agrupaciones y compañeres independientes.

La lista 22, que conduce ATE Mecon desde el año 2013, tiene el mérito de haber sostenido la autonomía de todos los gobiernos, haber sido un canal de organización para la lucha salarial, por terminar con la precarización, por la defensa de los puestos de trabajo y por la mejora de las condiciones laborales.

En estos años, fuimos parte del proceso de informáticos que durante el kirchnerismo reclamó terminar con los contratos basura, a la vez que acompañamos a cientos de compañeres en la pelea por su regularización en la planta a través de los concursos; así también constituimos una referencia de lucha contra las dos tandas de despidos que practicó el macrismo en nuestro Ministerio y en la cual se logró decenas de reincorporaciones. ATE Mecon también es parte de la tradición de lucha de las mujeres y diversidades sexuales que con la marea verde conquistó el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo. No desconocemos que este camino no estuvo exento de errores: es necesario relanzar la organización desde abajo en el Mecon.

Te puede interesar: Elecciones Junta Interna de ATE en Economía: fortalecer la organización democrática

Actualmente, el proceso de autoorganizados que surgió en Recursos Humanos, que funciona en base a asambleas y que se extendió a otras áreas del Ministerio en reclamo de la bimodalidad laboral (combinación entre presencialidad y teletrabajo), de una mejora salarial a través del pago de la función específica (implica un adicional de entre el 15 y el 70% sobre el nivel -grado cero- acordado en una paritaria sectorial) y contra los maltratos laborales revitalizaron la fuerza de las y los trabajadores del Ministerio y brindan, a la vez, una posibilidad para relanzar a ATE Mecon, por ejemplo, extendiendo la conformación de un cuerpo de delegades por sector que contemple afilades, no afiliades y afiliades a otros gremios.

Compañeras y compañeros que fueron parte de todos estos procesos de lucha durante la última década son parte de la lista 22, un motivo de orgullo para continuar y relanzar el camino de organización desde abajo.

Recuperar el poder de compra del salario

El reclamo por el pago de la función específica que se levanta desde el proceso de autoorganizados y que venimos sosteniendo desde ATE Mecon desde hace años (este 2022 fue respaldado en un petitorio con más de 500 firmas), pone en evidencia la necesidad de una inmediata recomposición salarial a través de una decisión que está en manos del propio ministro Massa. Es por esto que exigimos a las autoridades una respuesta urgente a este reclamo.

Pero el problema es más amplio. Sabemos que la inflación es el método que utilizan el Gobierno y las grandes empresas para destruir el poder de compra de los salarios. Esto afecta en particular a los estatales. Según estima la Junta Interna de ATE Indec, la pérdida del poder adquisitivo en octubre de 2022 era del 33,5% respecto a noviembre de 2015 para el salario de una Categoría D0 de la grilla Sinep. Este deterioro del poder de compra deja a una gran parte de la grilla salarial por debajo de la línea de la pobreza.

La dirección de UPCN hace gala de entregar el salario y las condiciones laborales a los gobiernos de todo color. Pero, es notorio que la conducción de ATE Nacional, subordinada al oficialismo, se ha sumado al método de firmar las paritarias a la baja. Mientras tanto, esa conducción Nacional y la de ATE Capital se encuentran más preocupadas por las internas del Frente de Todos y en las elecciones del año que viene que por las urgencias de los trabajadores.

Es una necesidad que les estatales nos organicemos por la recomposición salarial. Por eso exigimos a las conducciones de ATE plenarios abiertos a la participación de todas las trabajadoras y trabajadores para entre todes reclamar la apertura de las paritarias y organizar la pelea salarial.

La grilla salarial debería aumentar de una sola vez un 50 % para recuperar lo perdido en los últimos años. Los acuerdos paritarios en minicuotas contribuyen a que cada vez nos cueste más llegar a fin de mes, por lo cual es urgente la actualización mensual y automática de salarios según la inflación. Ningún salario debería quedar por debajo de la canasta básica familiar que para el mes de octubre estaba valuada en $218 mil, según cálculos de ATE Indec para una familia compuesta por dos adultos y dos menores.

Condiciones de trabajo: vamos por la bimodalidad

Luego de dos años de teletrabajo y de bimodalidad sin derechos y sin garantizar las condiciones mínimas en cuanto a ambiente de trabajo, el Ministerio nos obligó a volver a la presencialidad durante los meses de abril y mayo de 2022 sin haber realizado un balance de la experiencia que transitamos.

Tampoco garantizó el comedor en planta (continúa cerrado) con precios accesibles ni repuso el servicio médico a domicilio. Ni que decir que, como hace décadas, brilla por su ausencia un jardín de primera infancia que garantice las tareas de cuidado para nuestros hijes durante el horario laboral.
Aún así, ahora, cuando se extiende el reclamo por un régimen de bimodalidad las autoridades se niegan a establecer una discusión sobre el tema.

Recientemente, el incendio que se produjo en el edificio de Balcarce 186 puso en evidencia múltiples problemas de seguridad e infraestructura que existen en el Ministerio de Economía. El ajuste empieza por casa y se visualiza, no solo en el deterioro de la infraestructura, sino hasta en el deterioro de las condiciones mínimas de higiene o en la falta de insumos básicos, como papel en los baños.

Te puede interesar: Por un incendio, evacuaron el edificio contiguo al Ministerio de Economía, pleno centro porteño

Sin reponer el sistema de emergencia para la evacuación ni el aire acondicionado, es decir sin garantizar las condiciones mínimas de seguridad y condiciones del ambiente del trabajo, las autoridades obligaron a los trabajadores y las trabajadoras a volver a la presencialidad en un ambiente todavía viciado por lo gases emanados durante el incendio. En los últimos días de noviembre, el reclamo desde las oficinas frente a las altas temperaturas obligó a las autoridades a que tuvieran que reponer el teletrabajo por quince días.

Te puede interesar: Massa le pide a sus trabajadores que se hagan cargo de su propia seguridad

Mientras la autoridades desoyen el extendido reclamo por la bimodalidad que realizan los autoconvocados y que en los primeros meses del año ATE cristalizó en un petitorio con más de 500 firmas, el incendio expuso, al igual que ocurrió durante la pandemia, que teletrabajar es posible y que somos les trabajadores quienes sostenemos el funcionamiento del Ministerio y que desarrollamos capacidades para hacerlo también de manera virtual.

Conscientes que la bimodalidad implica un ahorro para el Estado empleador (entre otros, en energía eléctrica, servicios de limpieza, en funcionamiento, etcétera) este reclamo se constituyó bajo la visión de que contribuye a una mejor organización de la vida laboral y personal, que, claro, no está desprovista de contradicciones: por ejemplo, hay que hacer malabares para trabajar y criar en un mismo ámbito.

Por estos motivos, reclamamos la bimodalidad de carácter opcional y con derechos: que nos paguen los gastos de conectividad, que nos garanticen las herramientas de trabajo como las computadoras, tener un ambiente acorde, por ejemplo con sillas ergonómicas, y que se respete el derecho a la desconexión concluido el horario laboral.

Terminar con la precarización

La pelea por las condiciones laborales debe ir acompañada por terminar con cualquier forma de precarización laboral, que en los organismos públicos es extendida con contratos fraudulentos de todo tipo y con la tercerización de tareas de limpieza y mantenimiento. El Estado empleador no cumple el convenio colectivo sosteniendo miles de contratos Ley Marco por años, cuando está modalidad está establecida para que no sea por más de dos años y solo debería aplicarse para tareas contingentes.

La llamada “regularización” del empleo público a través de concursos y la verticalidad se transformó en una maquinaria que no solo es lenta, sino que deja a muchos compañeros y compañeras sin derecho a la estabilidad laboral y sin posibilidad de desarrollar su carrera administrativa. Por eso, mientras acompañamos a todas y todos en los procesos de concursos y en los trámites en curso, reclamamos el pase a planta permanente automático de todas los y las trabajadoras.

Somos parte de la marea verde

Las mujeres estamos a la cabeza de gran parte de las luchas que recorren el país porque la marea verde nos demostró que nuestros derechos se conquistan en las calles. Como parte de ese gran movimiento de mujeres, en el Ministerio de Economía conformamos la comisión de géneros antes de recuperar la Junta Interna, integrada por afiliadas a ATE, a UPCN y no afiliadas a ningún gremio.

Fuimos parte de las grandes movilizaciones por Ni Una Menos y por el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo, dimos respuesta ante casos de violencia de género. Peleamos y seguimos exigiendo por el jardín de primera infancia en el Ministerio, por el cupo laboral trans, y luchamos contra los despidos por discriminación de género. También participamos de los encuentros plurinacionales de mujeres y diversidades sexuales. En la perspectiva de conquistar condiciones de igualdad de géneros en el ámbito laboral, logramos conquistar un lactario.

Aunque el presidente haya dicho que volvieron “mujeres”, nosotras sabemos que el ajuste recae mayormente sobre nuestras espaldas porque somos las más precarizadas, las que tenemos salarios más bajos, las que principalmente realizamos las tareas de cuidado no remuneradas y las que debemos hacer malabares para congeniar estas tareas con el trabajo y nuestra organización como trabajadoras.

Por estos motivos, queremos que la actual elección de ATE también sea una oportunidad para relanzar la organización de las mujeres y diversidades en nuestro Ministerio, como comenzamos a hacer este 25 de noviembre en conmemoración del día internacional contra la violencia hacia las mujeres y diversidades.

Contra la resignación: organización democrática de les trabajadores

Los trabajadores del neumático enfrentaron los ataques de las patronales, del Gobierno, de la burocracia de las centrales sindicales y de los grandes medios de comunicación y arrancaron una paritaria por encima de la inflación. La marea blanca de los trabajadores y trabajadoras de la salud vienen dando una importante pelea por sus salarios y condiciones laborales, en unidad. La victoria de los residentes y concurrentes de CABA es un gran ejemplo. Su fuerza empujó las luchas del sector que se comenzaron a extender en la provincia de Buenos Aires, en Córdoba, Santa Fe y otras provincias, en emblemáticos hospitales como el Posadas y el Garrahan.

De ellos podemos tomar una lección importante: la fuerza para luchar por nuestras demandas históricas y enfrentar el ajuste en curso vendrá desde abajo. Para fortalecer la lucha que estamos dando les trabajadores de Economía tenemos que organizarnos en unidad trabajadores de planta y contratados sin distinción de afiliación, organizándonos y eligiendo delegados en cada sector.

También es necesario coordinar con otros sectores y unirnos en contra de quienes siempre nos quieren divididos. Por eso desde el Moviemiento de Agrupaciones Clasistas (MAC), del cual somos parte, venimos proponiendo poner en pie una Coordinadora nacional, que se proponga organizar la resistencia al ajuste y unificar las peleas por todos los reclamos. Si conquistamos ésta herramienta, nuestras luchas serán más fuertes y tendrán mejores condiciones para triunfar.

Plantarse contra el ajuste

Las elecciones de ATE Mecon tendrán lugar en un contexto de ataque a las condiciones de vida y laborales. El gobierno de Alberto Fernández, Cristina Fernández de Kirchner y Sergio Massa viene aplicando un ajuste para cumplir el acuerdo con el FMI en la perspectiva de honrar una deuda fraudulenta contraída por el macrismo y convalidada por el Frente de Todos. Mientras Sergio Massa nos quiere hacer creer que con los “Precios justos” va a bajar la inflación, el Gobierno aplica tarifazos en los servicios públicos y autoriza todo tipo de aumentos, como por ejemplo en las prepagas.
Obviamente, la oposición de derecha no es una salida a esta situación, por el contrario pide profundizar el ajuste mediante la reducción drástica del gasto público, el achicamiento del Estado, contrarreformas estructurales, privatizaciones y la apertura económica.

Desde la Marrón Clasista creemos que hay que plantarse contra el ajuste actual y el que prepara la derecha que pretende volver al gobierno el año próximo. Si el gobierno ajusta y la derecha pide más, demosle fuerza a la organización desde abajo e independiente de los trabajadores.

Con los reclamos que desarrollamos en este artículo y con esta perspectiva de lucha, convocamos a todos los afiliados y no afiliados a participar masivamente de la votación de este 6 de diciembre.

Lugares de votación: Hipólito Yrigoyen 250, 2do piso.
Agan (archivo) Av. Rafael Obligado s/n entre Edison y Erickson


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias