×
×
Red Internacional

Política. Entre gallos y medianoche: El infructuoso acuerdo entre Macaya y Boric frente a un nuevo proceso constitucional

Lo de un nuevo acuerdo constitucional, vuelve a la palestra. Ahora con Boric a la cabeza de una posición política en donde al parecer hasta su propio conglomerado de gobierno le esta quitando el piso, mientras este ha planteado públicamente que sea un órgano 100% electo- sin cerrarse a cualquier opción- la mayoría se inclina por un órgano mixto para no hacer enojar a la derecha.

Miércoles 7 de diciembre de 2022 | 06:50

Cada día que pasa se siente más la abismal distancia que existe entre el régimen político y las necesidades e intereses del conjunto de la clase trabajadora y los sectores populares. Algo relacionado a esto es el debate del nuevo proceso constitucional. Y es que, cada día que pasa, no parece haber acuerdo respecto a cómo enfrentar esta situación en el conjunto del régimen político, que parece estar en las grandes “alturas”, mientras los sectores populares y la clase trabajadora se encuentran preocupados y preocupadas de las repercusiones de la crisis en sus vidas y al interior de sus familias. Esto último el régimen político sabe utilizarlo a su favor, ya que, buscan derechizar aún más el proceso constituyente buscando avalar las instituciones políticas que fueron impugnadas en el propio estallido social e instalar sentidos comunes que vayan en contra de los cambios que necesitan las mayorías. En medio de esto, es que Boric ha decidido “volver” a poner sobre la palestra el proceso constituyente, por un organismo que sea 100% electo, algo a lo cual al parecer tanto la derecha como Socialismo Democrático no estarían dispuestos a admitir.

Entre gallos y medianoche se habría realizado una conversación y acuerdo entre Jaime Macaya, Presidente de la UDI y Gabriel Boric, el cual refería a que dentro del acuerdo del nuevo proceso constitucional se encontrase un organismo 100% electo. Macaya se mostró proclive a esta opción lo que alentó a Boric a defender esta posición ante los medios directamente durante el pasado fin de semana. Fue este punto lo que molestó al conjunto de la UDI, quitándole el piso político a Macaya, debido a que se enteraron por la prensa que este, se encontraba en conversaciones directas con Boric. Como línea oficial de este partido es que se presentó la propuesta de un órgano con 50 integrantes electos y 50 integrantes designados, es decir, una convención mixta.

Desde Socialismo Democrático, hace semanas que vienen viendo con buenos ojos la idea de apoyar una opción mixta, debido a que si no lo hacen, no llegarían a un acuerdo con la derecha, pero públicamente apoyaron la moción de Boric, aunque internamente ya vienen barajando esta posibilidad. Ya desde el día lunes los partidos vienen negociando en torno a esta posibilidad en donde según lo que se ha trascendido, se barajan opciones de un órgano mixto en proporción de un 70-30 ó 80-20.

Desde ya, Boric ha manifestado que no se cierra a ninguna posibilidad, es decir, que está dispuesto a ceder su posición siempre y cuando ocurra un acuerdo. Al parecer al interior del gobierno ocurriría lo que han llamado un “inminente” giro, que desde Convergencia Social buscan alargar hasta el día Viernes de esta semana, es decir, como con gran parte de sus posiciones políticas e incluso su programa (como el TPP 11) ceder a las presiones de la derecha, para llegar a acuerdos.

Está claro, que para la casta política y para el régimen en su conjunto, la discusión sobre una nueva constitución se transformó en un terreno de negociaciones y acuerdos entre los grandes conglomerados, y que poco tienen que ver con las reales necesidades del pueblo trabajador. Miles de familias trabajadoras, quienes buscan todas las maneras posibles para enfrentar la inflación, los bajos salarios, y la precariedad laboral, a la que les arroja sistema.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias