Política Chile

NACIONAL

Escandaloso: Convergencia Social-RD del FA aprueban y mayoría PC se abstiene en ley que establece como delito la paralización

Convergencia Social junto a RD y la mayoría del Frente Amplio, con un PC "absteniéndose" (o sea, favoreciendo la ley) acaban de entregar sus votos a la derecha para una ley contra la paralización y ocupación de sus lugares de trabajo y contra el derecho a la manifestación.

Miércoles 4 de diciembre de 2019 | 17:00

127 votos a favor, 7 en contra y 13 abstenciones, son la firma a uno de los proyectos más violentos contra quienes se movilizan y particularmente contra las y los trabajadores, que estas últimas semanas demostraron su fuerza tras 30 años de tener el pie encima de uno de los modelos políticos, económicos y sociales, más antiobreros del mundo.

El proyecto presentado por parlamentarios de derecha (Chile Vamos) y de la DC es bastante controvertido porque, al mismo tiempo que establece como "delito" las paralizaciones o interrupciones en ciertos servicios estratégicos y claves- como transporte, electricidad, comunicaciones o salud-, abriendo la la puerta a sancionar con penas métodos de lucha de sectores de trabajadores, o situaciones como ocupaciones de fábricas y empresas. Con ello, los paros por ejemplo de la salud serán "delitos" y los trabajadores arriesgan penas de cárcel.

Este tipo de iniciativa- que tuvo apoyo "en general" de prácticamente todos los sectores, incluyendo a parlamentarios/as del Frente Amplio como Boric, Castillo, Jackson, Crispi, Yeomans, Winter; y otras abstenciones de diputados/as del PC y del FA (en contra votaron sólo algunos diputados como los PH Florcita Alarcón y Pamela Jiles, y el PC Hugo Gutiérrez, y Félix González del PEV) busca establecer como ley medidas represivas y coercitivas que podrían atentar directamente contra formas de lucha de sectores de trabajadores/as, y ser usadas para criminalizar la organización obrera, especialmente de aquellos rubros estratégicos en la sociedad que tienen mucha más fuerza para exigir demandas y poner en jaque a las autoridades. Trabajadores de la salud incluso podrán ser criminalizados por "delitos" por paralizar exigiendo mejoras laborales.

Aunque muchos diputados frenteamplistas como el RD Crispi hablen que votaron a favor "en general" para luego hacer "indicaciones", es una maniobra que juega a favor de la derecha porque son indicaciones testimoniales que siempre terminan beneficiando a la derecha.

No es casual que iniciativas como esta lleguen en un momento de profunda debilidad y deslegitimidad del gobierno de Piñera- que tiene menos del 10% de aprobación-, y en un contexto de movilizaciones sociales y cuestionamientos al Chile capitalista y neoliberal heredado de la dictadura, donde diversos sectores de trabajadores se han movilizado contra las precarias condiciones de trabajo, contra despidos y otro tipo de ataques empresariales.

Aunque este proyecto lo camuflen con apartados que hablan de quema de edificios o destrucción de inmuebles, lo de fondo y central son los puntos que contienen medidas represivas totalmente antitrabajadores y antimovilizaciones. ¿Y si trabajadores/as de un mall o centro comercial deciden paralizar por mejoras en sus condiciones laborales y movilizarse al interior de las tiendas? ¿Será catalogado como "delito" cuando trabajadores/as de la salud paralicen sus funciones en pos de luchar por mejorar la salud pública y sus condiciones de trabajo? ¿Será estipulado como "delito" si trabajadores/as deciden cortar una calle en protesta?

Es realmente escandaloso que parlamentarios/as de Convergencia Social y de Revolución Democrática- ambas organizaciones que pertenecen al Frente Amplio- aprueben proyectos de este tipo, que son directamente contra la paralización y movilización de trabajadores/as, y voten a favor junto a la derecha defensora de este modelo capitalista y neoliberal cuya base es la precarización del trabajo y la persecución contra la organización de la clase trabajadora.

Aquellas y aquellos parlamentarios que se abstienen de votaciones de este tipo, como Karol Cariola del Partido Comunista u otros diputados/as del Frente Amplio, como Camila Rojas o Claudia Mix, que no toman posición en contra de una medida antitrabajadores de este tipo y persecutoria, con eso también le dan legitimidad a un proyecto que de plano debe ser rechazado.

No se puede tolerar que avancen proyectos anti-trabajadores, que solo buscan amarrar y golpear la organización y movilización de millones de trabajadores/as que despertaron y fueron parte de la rebelión en el país, que dijeron basta a los 30 años de abusos y miseria producto de las herencias de la dictadura.

Es urgente que las principales centrales sindicales y organizaciones de trabajadores, y movimientos sociales, rechacen de manera categórica este proyecto y toda medida que ataque la organización y movilización de la clase trabajadora, que es uno de los objetivos principales de este gobierno derechista y defensor de toda la herencia de la dictadura.






Temas relacionados

Política Chile   /   Frente Amplio   /   Izquierda

Comentarios

DEJAR COMENTARIO