Géneros y Sexualidades

EMERGENCIA CONTRA LOS FEMICIDIOS

Este año se han cometido 52 crímenes de odio contra las mujeres

Pareciera contradictorio incluso, a dos semanas de ser aprobado el proyecto de las 3 causales del aborto en Chile en el parlamento, la cifra de los crímenes de odio hacia las mujeres ha aumentado, hasta la fecha 52 mujeres han muerto en manos de un femicida, una cifra incluso que supera la totalidad de los crímenes de odio a las mujeres del año 2016. ¡ Necesitamos una Ley de Emergencia !

Zikuta

Santiago de Chile

Viernes 22 de septiembre de 2017 | 13:20

Ya desde Octubre del 2016, pudimos ver como cientos de miles salimos a las calles a expresar con fuerza la necesidad de poner freno a la violencia hacia las mujeres, tras lo ocurrido con el brutal caso de Nabila Riffo.

En el mundo y en Chile, la violencia machista y con ellos los femicidos representan el ultimo eslabón de una cadena de opresión hacia las mujeres, enmarcada en un sistema de vida capitalista que vivimos y que son los propios Estados quienes fortalecen esta violencia estructural que las mujeres padecen.

Podemos mirar con certeza, que son los propios parlamentarios que hoy, involucrados en los casos de corrupción de Penta, Soquimich, aquellos que se niegan a que las mujeres podamos decidir sobre nuestros cuerpos, quienes fortalecen la violencia y al mismo tiempo impulsan leyes, que no dan respuesta profunda al problema de los femicidios, y que sin duda no es casual. Es el Estado quien busca seguir fortaleciendo un rol punitivo de sus instituciones para estas profundas problemáticas.

Si bien, soy de la idea como trabajadora y parte de la agrupacion de mujeres Pan y Rosas Teresa Flores, que solo la fuerza de cientos de miles de mujeres, de la mano con nuestros hermanos del pueblo trabajador, unificados, podemos dar fin al régimen de vida social que nos empuja cotidianamente a las peores condiciones de existencia a la humanidad, en el marco de este, un sistema capitalista. Creo enormemente necesario ante el contexto de violencia actual, que no podemos quedarnos impávidos, o sin ninguna exigencia de responsabilidad al Estado actual, quien fortalece la violencia estructural que vivimos las mujeres.

Por lo mismo, hoy en una situación de violencia permanente hacia nosotras las mujeres, donde hasta la fecha mas de 52 crímenes de odio se han desarrollado -la misma cantidad de femicidios que el total del año 2016 se llevaron a cabo- creo fundamental , levantar la exigencia de una Ley de emergencia que ponga freno a los femicidios.

¿ A que nos referimos con una ley de emergencia?

A una ley que entiende que una “víctima de violencia " es toda mujer que se encuentre sometida, ella y/o sus hijos/as, y/o personas a su cargo, a situaciones de violencia que afecten su vida, libertad, dignidad e integridad física, psicológica y sexual, económica o patrimonial, así como también a su seguridad personal”. Asi como lo han expresado nuestras compañeras de agrupacion en Argentina.

Una ley que integre : un régimen de subsidios a las mujeres victimas de la violencia, la creación de refugios inmediatos transitorios, y un plan de vivienda a corto plazo, para las mujeres y sus hijos que han sido victimas. Pues sabemos muchas veces que a partir de no tener un espacio propio para vivir, cientos de mujeres se ven empujadas a seguir dependiendo y viviendo con su agresor, la posibilidad de una vivienda propia es un paso importante y una necesidad básica para comenzar a romper estas dependencias. Esta idea es necesaria para su creación, que sea llevada a cabo con un plan de impuestos que sean progresivos a las grandes fortunas y las grandes empresas inmobiliarias, que el Estado pueda garantizar.

Una ley que resguarde para las mujeres trabajadoras y estudiantes que puedan ser victimas de la violencia, el respeto de licencias medicas, ligadas a esta problematica, donde ni las trabajadoras puedan sufrir descuentos en sus jornadas laborales y la estudiantes puedan reprobar sus cursos y ramos. Una Ley que ponga al servicio de las victimas un equipo interdisciplinario de apoyo, de prevención, atención y asistencia.

Ya no queremos más muertas, exigimos una ley contra la violencia machista que acoja a todas las mujeres que son violentadas asegurando su resguardo y bienestar, porque buscamos poner freno a una situación que hoy sin finalizar aun el año 2017 ha cobrado la vida de 52 mujeres en Chile. Si bien esta reforma entendemos sera insuficiente, al alero de esta exigencia vital, la necesidad de fortalecer la organización es fundamental.






Temas relacionados

Ni Una Menos   /   Emergencia por Violencia de Género   /   #NiUnaMenos   /   Violencia de género   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO