Mundo Obrero Chile

NO + TRABAJO PRECARIO

Jueves a las 19:00: Súmate al twittazo por la #ProhibiciónDeLosDespidos

En plena pandemia las fortunas de los grandes empresarios, como Luksic y Piñera, aumentaron escandalosamente. Mientras, les jóvenes y las familias trabajadoras somos quienes hemos pagado el costo de la crisis, con despidos, suspensiones o trabajos precarios e informales. Es por esto que debemos decir fuerte y claro: ¡Prohibición de los despidos! Súmate a esta campaña que impulsan desde la Lista de Trabajadores Revolucionarios.

Jueves 8 de abril

A un año de la pandemia, se ha vivido en la mayoría de la población cómo han empeorado notoriamente las condiciones laborales, aumentando los empleos informales, los trabajos precarios y el desempleo, sin contar las miles de suspensiones y recortes que generó la ley de "protección" del empleo, impulsada por el gobierno de Piñera y que fue votada por la oposición de la ex Nueva Mayoría junto con el PC y sectores del FA.

Actualmente, 2 de cada 3 empleos son informales, y hay casi 1 millón de empleos perdidos sin recuperación aún. Se trata de 938.000 desocupados, la tasa de desocupación supera el 10% y la ocupación informal el 26%.

Además, según el Informe del Banco Mundial, en Chile el 19% de la clase media cayó al grupo de vulnerabilidad, lo que equivale aproximadamente a 2,3 millones de personas y el ingreso per cápita cayó en un 40% en promedio. Y a la fecha hay 969 campamentos con 81.643 familias viviendo en estos asentamientos, de las cuales el 93% no tiene acceso a agua potable, según cifras entregadas por Techo Chile y Fundación Vivienda. A nivel nacional son 57.384 niños/as viviendo en campamentos.

Te puede interesar: Teletrabajo: Balance positivo para los capitalistas, doble esfuerzo para el pueblo trabajador

Por su parte, la riqueza de un puñado de empresarios, de las 8 familias más millonarias del país, se ha acrecentado. Así lo mostró hace unos días la revista Forbes, que dio a conocer cómo los súper ricos de Chile aumentaron su fortuna un 73% durante la pandemia. Entre ellos se cuenta a familias como la de Luksic, Ponce Lerou, Paulman y, el mismísimo, Piñera.

Resulta bastante irritante ver cómo los bolsillos de tales empresarios aumentó, sumando a Piñera que es no solo representante del gobierno responsable de múltiples violaciones a los DDHH, sino también de uno de los principales opositores a las demandas de la rebelión; cuando en el 99% restante del país, las condiciones se recrudecieron y una nueva pandemia hace temer nuevamente por el sostén económico de miles de familias que no tienen certeza de seguir recibiendo un sueldo para poder vivir.

Prohibición de suspensiones y despidos: Por un plan de emergencia para que esta crisis no la paguen las y los trabajadores

Es por esto, que se hace urgente sacar la voz, para que sean los grandes empresarios quienes esta vez paguen la crisis, los mismos que se han enriquecido a costa de la pandemia. Desde la Lista de [email protected] Revo[email protected], quienes presentan candidaturas a constituyentes, concejales y gobernador a lo largo del país, plantean la necesidad inmediata de un Plan de Emergencia financiado con un impuesto a las grandes fortunas.

Un plan de emergencia que parta por la prohibición inmediata de los despidos y suspensiones, asegurando el pago íntegro del salario y la derogación de la Ley de Protección al Empleo, y que asegure un Ingreso universal de emergencia para desempleados, trabajadores informales y dueñas de casa de $550.000.

Además, que permita la creación de comités de higiene y seguridad en cada lugar de trabajo para decidir la suspensión de labores no esenciales o la readecuación de estas. La unificación del sistema sanitario privado con el público, nacionalizando clínicas y laboratorios privados que lucran con la salud y la vida de las personas, para poner toda la infraestructura al servicio de combatir la pandemia, bajo control de sus trabajadores, las comunidades científicas y usuarios. Y la derogación de las leyes represivas, como el toque de queda, y libertad a los presos de la revuelta.

Te puede interesar: 5 medidas urgentes ante la crítica situación sanitaria y económica: ¡Que la crisis no la pague el pueblo trabajador!

Para pelear por este programa, y avanzar en medidas de fondo para conquistar nuestros derechos, como la educación, la salud, vivienda y pensiones, es necesario un programa que afecte a las ganancias de los grandes empresarios, peleando por la renacionalización de los recursos naturales, bajo gestión de sus propios trabajadores y comunidades, para que estén realmente al servicio de la mayoría.

Dar esa pelea requiere que la CUT, dirigida por el Partido Comunista, deje de lado la pasividad actual con la que han permitido decenas de ataques contra las y los trabajadores, e impulse un plan de lucha, discutido en asambleas de base y coordinaciones democráticas de los trabajadores y el pueblo, que permita preparar un paro nacional y retomar el camino de movilización y autoorganización de las y los trabajadores, única forma de conquistar las demandas actuales y de la rebelión.

Esa perspectiva será posible solo confiando en la fuerza de las y los trabajadores, esa que echa a andar el país, en unidad con la juventud, las mujeres y el pueblo mapuche, independiente de los partidos del régimen. Esa idea que sostiene la Lista de [email protected] [email protected], por acabar con el Chile de los 30 años, por una verdadera Asamblea Constituyente Libre y Soberana, sin los vetos de esta Convención, sin Piñera, y por sobre la caída de este régimen. Por una sociedad donde no haya explotación, miseria ni opresión, donde gobiernen las y los trabajadores.

Súmate a la campaña: Acompáñanos en el twittazo de hoy, jueves a las 19 hrs, y a los que vendrán, envíanos testimonios o denuncias tuyas o de tus conocidos, y digamos juntos: !Prohibición de los despidos y suspensiones!






Comentarios

DEJAR COMENTARIO