×
×
Red Internacional

Calama. Estudiantes del liceo B-9 se manifiestan por falta de profesores e infraestructura ¿cómo avanzar para resolver la crisis de la educación?

El martes de esta semana, en dos establecimientos educacionales hubo manifestaciones. Por un lado, docentes del colegio particular subvencionado “Juan Pablo II” por aumento de sueldos, y por otro, estudiantes del Liceo B-9 Bicentenario “Césareo Aguirre Goyenechea”, manifestándose por deficiencias infraestructurales y falta de docentes en este establecimiento de administración de la COMDES. Ambas demostraciones expresan las consecuencias de la educación de mercado por las cuales hace tres semanas se movilizaron miles de trabajadores de la educación, pero esta vez ni la COMDES ni el Colegio de Profesores El Loa que encabezaron aquella jornada,se pronunciaron ante las manifestaciones de esta semana.

Jueves 5 de mayo | 14:59

Foto: Calama En Línea

El martes recién pasado, en dos establecimientos educacionales de la comuna hubo manifestaciones.

En el Colegio Juan Pablo II, docentes lo hicieron por reclamar aumento de salarios en medio de la negociación colectiva que están llevando adelante, y de no resolverse esta sentida demanda, se encuentran evaluando paralizar desde mañana, ya que como han reclamado, la situación de los sueldos es la misma hace tres años.

Algo que no es menor, y que hoy tiene una urgencia fundamental cuando nos encontramos en un momento donde el alza de alimentos y la carestía de la vida aumentan golpeando los bolsillos de las familias trabajadoras con un IPC que marcó anualmente en marzo un 9,4% y con una Canasta Básica de Alimentos que en los tres primeros meses del año aumentó en un 7,5%. Mientras los sueldos no aumentan realmente de acuerdo a esta realidad, tampoco el acuerdo de la CUT y el gobierno de Boric que está muy por debajo de la línea de la pobreza [1] .

Así también, estudiantes del Liceo Bicentenario B-9 se movilizaron de manera pacífica dentro del establecimiento exigiendo soluciones respecto a la decadencia de la infraestructura y la falta de docentes en el liceo. En el caso de las especialidades que imparte el establecimiento, de las cinco que se llevan adelante, dos no tienen profesores, y como expresó un estudiante al medio Somos Calama "hay cursos que no tienen profesor de asignatura o profesor jefe y porque se fue un profesor del liceo porque no le pagaron su sueldo y no es el único en esa situación".

Según les propios estudiantes, estas problemáticas se habían hecho llegar anteriormente y no han tenido respuestas hasta hoy, por lo que se encuentran exigiendo una reunión con Humberto Araya, quien es Director Ejecutivo de la COMDES.

La continua precariedad de la educación pública

Los problemas que denuncian les estudiantes del Liceo B-9, es la expresión de lo que en diferentes regiones trabajadores y trabajadoras de la educación han reclamado resistiendo la crisis histórica de la educación pública. También la marcha de dos mil trabajadores de la educación lo demostró en Calama, a pesar de que la política de las direcciones del Colegio de Profesores El Loa, el regional y el nacional, como así también del mandamás de la COMDES y parte de la Federación Regionalista Verde Social, Eliecer Chamorro, es postergación vía modificación del implemento del SLEP Licancabur, los y las miles de trabajadores mostraron en las calles que de lo que se trata es de que nos se implementen estos servicios, que más que significar un salto en la calidad y avance de la educación, es todo su contrario, esto también lo dejaron claro los y las trabajadoras de la educación en Tocopilla.

Te puede interesar: Educación en crisis.Luchas por la educación en todo Chile muestran la necesidad de un paro nacional

Y hace poco, docentes, asistentes de aula y educación, como apoderados y estudiantes en Antofagasta, desde la Asamblea de Autoconvocados y las Asambleas de Unificación, estuvieron por un mes movilizados enfrentando el abandono de la educación pública en la comuna, desde los problemas de infraestructura, la falta de garantía de políticas de higiene con la vuelta a la presencialidad en medio de una pandemia que no ha terminado, buscando construir protocolos ante la violencia escolar lejos de las políticas criminalizadoras del gobierno como del municipio de Jonathan Velásquez, como también por la falta de trabajadores y trabajadoras de la educación en los establecimientos municipales. A pesar, de que la movilización por ahora terminó, los y las trabajadoras de la educación quedaron atentos y alertas porque saben que la futura implementación del SLEP que aún no se lleva adelante en la comuna vecina, y como ha demostrado en Barrancas, Copiapó y Valparaíso, vienen a empeorar las condiciones de la educación pública y laboral de miles.

El silencio de Eliecer Chamorro y el CDP El Loa ante la manifestación de estudiantes en el Liceo B-9

Esta semana, quienes estuvieron presentes ante la crisis de la educación pública fueron les estudiantes por sobre todo, y los grandes ausentes fueron quienes se “ubicaron” con “gran ímpetu y los más abanderados” en la marcha contra el SLEP Licancabur poniéndose a la cabeza de esta como lo son el regionalista y sostenedor de los establecimientos educativos municipales desde la COMDES, Eliecer Chamorro, y los dirigentes del CDP El Loa que jugaron a ser furgón de cola del regionalismo y del gobierno de Boric, que se ha propuesto seguir con la implementación de los SLEP a nivel nacional, y esta vez parece que el silencio de las direcciones del gremio vuelve a ratificar lo mismo.

La ubicación de silencio de Chamorro, parece ir confirmando la pregunta que hacíamos en esta nota, en relación que al parecer la ofensiva desde el municipio dirigido por los regionalistas de postergar en dos años la implementación hasta el final del SLEP Licancabur, más que responder a la necesidad de que no se siga profundizando la crisis de la educación pública y con ello las peores condiciones laborales para los y las trabajadores de la educación como para les estudiantes, tiene más relación a que el dinero que llega directamente a las arcas municipales por el ítem de educación se verán mermados, sino, ¿por qué no garantizar de manera inmediata las demandas que reclaman les estudiantes del B-9 como son los problemas de infraestructura y de falta de docentes del cual la COMDES es responsable?

La necesidad de impulsar asambleas en escuelas, liceos y CDP para discutir los problemas urgentes de la crisis educativa

La adaptación del CDP El Loa, como vimos en la marcha contra el Licancabur, como también con la nula pronunciación con lo ocurrido en el B-9, plantean dos cuestiones importantes para los y las docentes de Calama.

Por un lado, que ante la adaptación de los dirigentes del gremio, hay buscar dinamizar este organismo como un organismo vivo, que se plantee la importancia de defender tanto las condiciones de trabajadores de la educación, como las condiciones en la que miles de estudiantes y con qué garantías estudiar. Por el otro, que para discutir estas cuestiones vitales para la educación, que se liga a la pelea contra la implementación del SLEP Licancabur que garantiza mantener la precariedad de la educación y el empeoramiento de condiciones para las y los trabajadores, deben exigir a las direcciones del CDP El Loa como a las y los dirigentes gremiales de los establecimientos, impulsar asambleas de base, donde se puedan discutir los problemas urgentes de la educación municipal como lo hemos descrito en esta nota, y cómo se deben resolver, más allá de la posición y respuesta que pueda tener desde la jefatura municipal el regionalista de Chamorro.

Además, esto será un impulso para fortalecer toda lucha seria que se proponga por evitar la implementación de los servicios locales, buscar fortalecer la unidad, coordinación y movilización de las comunidades educativas a nivel regional con la perspectiva de hacer de la implementación de los SLEP un problema nacional, y a través de esto retomar la lucha histórica por una educación gratuita, no sexista y de calidad, garantizada y financiada por el Estado, pero bajo la administración de las comunidades educativas para terminar con el negocio de la educación y este sistema que profundiza la desigualdad de una educación para ricos y pobres, para seguir garantizando que esta sociedad sigan funcionando bajo la lógica de las ganancias de los grandes grupos económicos, y no de las mayorías.


[1Según el cálculo realizado por la Subsecretaría de Evaluación Social, se establece que la línea de la pobreza para una familia de 4 integrantes se sitúa en $513 mil pesos líquidos, unos $625 mil brutos, muy alejados de los $400 mil que propone el gobierno.

Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias