×
×
Red Internacional

PRECARIZACIÓN Y PANDEMIA. Estudio analiza y determina relación entre estatus socioeconómico y contagios y muertes por covid-19 en Santiago

El día de ayer la prestigiosa revista Science Magazine, publicó un estudio sobre cómo han salido miles durante la pandemia: "El nivel socio-económico determina la incidencia y mortalidad del Covid-19 en Santiago de Chile"

Jueves 29 de abril de 2021 | 09:57

Desde nuestros ojos como clase trabajadora es imposible no pensar mientras avanza el día, mientras en la mañana se ve el metro más que lleno, o aguantamos condiciones precarias en la pega, como la desigualdad crece en los momentos de crisis, sobre todo en una crisis sanitaria donde tener más recursos es igual a poder acceder a más resguardo y a una buena salud. Veamos:

En el primer punto del estudio se toca un tema fundamental, el dicho: "los pobres no tenemos cuarentena", no es un eslogan, es lamentablemente, la realidad de las grandes mayorías en Chile y en el mundo.

El costo de la vida ha subido; el pan, el transporte público, las verduras, las cuentas suman y siguen, mientras las condiciones laborales han bajado y los sueldos bajos se mantienen.

Con estas condiciones, la realidad se ve reflejada en el estudio, lo más lamentable, son las autoridades, quienes directamente solo velan por el bolsillo de los grandes empresarios en este escenario y nos han hecho tratar de sobrellevar la crisis con nuestros propios fondos de pensiones.

A regañadientes, Piñera anteayer aprobó el tercer retiro.

El presidente, amante del dinero ajeno como demostró con el robo al Banco de Talca, ha sido objeto de burlas y motor de movilizaciones como la de los portuarios durante las últimas semanas a causa de mostrar sin vergüenza su indolencia con el sufrimiento de la población y mandar al Tribunal Constitucional el proyecto del 10%.

La gente dice que se trata de un personaje solitario, manejado por Larroulet, pero ellos dos son parte de un régimen, que mantiene el orden actual y que es sostenido desde la derecha como la UDI, RN y Evópoli hasta la izquierda parlamentaria como el Frente Amplio o el Partido comunista, todos responsables de la pésima gestión de la pandemia.

La evolución de la pandemia es sabida por todes, el brote del virus empezó en las comunas más adineradas del país, a raíz de las personas que trajeron las cepas dónde ya estaba la pandemia latente, desde ahí se ha trasladado a las comunas más empobrecidas y es que la ruta para ir a trabajar es generalmente, o para muchas personas ir al "barrio alto", como demuestra este estudio y muchos, los recursos en cada comuna en materias de acceso a la salud, son muy distintos, con una salud para ricos y para pobres, actualmente, el hacinamiento, la falta de recursos y el agobio laboral en los hospitales públicos, aumentan la tasa de mortalidad en la población.

Al no entregar ningún plan de emergencia serio para que toda la gente pudiera hacer cuarentena y no pasar hambre al principio, durante e incluso en este punto de la pandemia, el gobierno es completamente responsable del desastre sanitario y económico que estamos atravesando, es por esto que el debate de la necesidad de un sueldo mínimo de emergencia de 550.000 pesos para cada persona que lo necesite vuelve a estar presente.

Este punto por otro lado, muestra gráficamente las medidas de Piñera y su gobierno, defender los intereses de los suyos. Es sabido que en Chile como en el mundo, desde la masificación del modelo capitalista (globalización) ha existido una segregación a quienes movemos el país, trabajadores, cesantes, migrantes y pobladores hemos sido relegados a las peores condiciones de vida. En pandemia esta cuestión se volvió un tema de vida o muerte, el Estado se preocupó de destinar los recursos para rescatar las grandes empresas y para aumentar la represión, mientras que mandó al conjunto de les trabajadores a costear la crisis con sus propios bolsillos, ocasionando a pocos meses de estallar el virus, protestas por el hambre en poblaciones en el Bosque, Lo espejo, entre otras.

El plan sanitario es igual de ineficiente que el económico, sin una trazabilidad real ni una campaña de testeos masivos, la enfermedad que se combate con la prevención y el cuidado, atacó agresivamente al sector de la población que tuvo que salir a trabajar sin acceso a exámenes ni medidas de protección, incluso sin agua potable, mientras que en las comunas más adineradas los testeos eran un plan de cada municipalidad que financiaba Piñera.

El resultado es trágico pero no nuevo, una vez más, el capitalismo en su forma neoliberal muestra su crudo rostro.

Conclusiones hay muchas desde todos los sectores, la derecha, totalmente inspirada en culparnos a nosotros, dice que somos irresponsables y fiesteros, no se diferencian de los invasores de la corona española que en tiempos de colonialismo llamaban al pueblo Mapuche borrachos y flojos para justificar la masacre indígena.

Como joven trabajador puedo decir que es importante tener aprendizajes y sacar lecciones de la historia, no creo en la buena voluntad del gobierno ni sus bonos, pero tenemos que ver el cuadro completo.

Esta no es la primera semana que Piñera está casi cayendo de su puesto, hoy tiene 7% de aprobación. El 2019 tenía 4%, las instituciones como el Parlamento un 3% y el TC estaba por el suelo, para qué hablar de los asesinos de Chile, Carabineros.

¿Pero por qué no cayó?

¿Acaso al llegar a 0% de aprobación, las autoridades caen solas como un celular que queda sin batería?, pues no, los partidos del Parlamento en su conjunto se arreglaron a espaldas de la gente para hacer el "Acuerdo por la Paz y la Nueva Constitución" tres días después al 12 de noviembre cuando una Huelga General organizada desde les trabajadores portuarios, mineros, pobladores, asambleas territoriales y más decía claramente: Fuera Piñera y Asamblea Constituyente. De esa manera Piñera fue rescatado de la voluntad de las masas y tuvo el mando, para manejar la pandemia con miserias a nosotres y garantías a los empresarios.

Hoy, siendo nuevamente cuestionado su gobierno tiene una vez más la aprobación de la derecha, pero también de la oposición, quienes no dudan en retirar sus amenazas de acusación constitucional contra Piñera cuando éste queda acorralado y no puede llevar adelante hasta el final sus medidas anti trabajadores.

Jadue por ejemplo, ha aclarado varias veces querer la unidad entre oposición y oficialismo, “Espero que esto sea un aprendizaje para el gobierno y que permita que se llegue entre las oposiciones y el gobierno en un acuerdo que permita enfrentar el futuro, poniendo a la gente en el centro de la discusión, y en un marco de unidad y respeto. Porque si hay algo que le ha faltado al presidente es respeto para tratar a la oposición y la diferencia”. Esto puede significar también, dejar pasar con treguas los atropellos del gobierno hacia les trabajadores como lo vienen haciendo hasta el día de hoy mediante sus dirigencias sindicales como la CUT, nada nuevo.

¿En manos de quiénes está la fuerza del cambio?

Enfrentando esta disposición de la "oposición", su prioridad en las presidenciales y la vía institucional de utilizar las movilizaciones para "rodear la convención", han surgido ejemplos de lucha que dejan ver una vía de cambio real y de hacer retroceder realmente a Piñera.

Portuarias y portuarios en Valparaíso no dudaron en organizarse desde sus lugares de trabajo, hacer asambleas, coordinarse entre ellxs y organizar un plan de lucha, con movilizaciones y un paro ascendente desde el 24 de abril, por el retiro del 10% y en repudio a Piñera. Concentrando su fuerza no en la ilusión de esperar una nueva constitución que solucione los problemas de las mayorías sino que imponiendo un petitorio urgente frente a la negligencia del gobierno. Y lo lograron, Piñera tuvo que retroceder en su intento de rechazar el proyecto del retiro del 10% pero aún así lograron modificarlo para el beneficio de las AFP.

Trabajadores de la salud son un ejemplo también, al no bajar los brazos como el partido comunista y la CUT retrocediendo hasta sus acusaciones constitucionales o como el Frente Amplio que no convoca ni organiza movilización. Al ver la primera línea de la salud pública, vemos que tiene un montón de falencias y siendo quienes mantienen a toda esa población que se contagia y cae al hospital con vida y una atención incuestionable, han decidido continuar preparando la huelga hacia el 30 y las movilizaciones como la campaña #Nosomosrobot en Puente Alto, por que no ven solución solamente con el retiro de los fondos de pensiones, sino que saben que se necesitan medidas urgentes para aguantar la pandemia desde la salud pública, como por ejemplo prohibición de los despidos del personal de la salud, destinar mucho más dinero a los hospitales con un impuesto a las grandes fortunas y con dinero que el Estado gasta en cosas innecesarias como en represión policial.

Sigamos fortaleciendo estos ejemplos de organización y lucha y preparemos la articulación de estos sectores combatientes de trabajadores en miras al 30 de Abril por Fuera Piñera, junto a los motores de la revuelta de 2019, estudiantes, asambleas territoriales, migrantes, mujeres, diversidad sexual, desempleados y organizaciones sociales para crear una fuerza imparable y conquistar nuestros derechos más allá del 10%, de la pandemia e incluso a futuro, para acabar con la herencia de la dictadura y luchar por una democracia como nunca la hemos visto en Chile, una Asamblea Constituyente Libre y Soberana para que sea el pueblo quien decida y no los mismos de siempre.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias