Política Chile

EJÉRCITO

Ex comandante en jefe preso por corrupción en el ejercito

El ex comandante en jefe del ejército, Juan Fuente-Alba se encuentra en prisión preventiva por malversación de caudales públicos, robo que -según las declaraciones-, vendrían efectuándose como práctica recurrente e histórica dentro de la institución.

Sábado 23 de febrero

Hasta 800.000.000 anuales eran utilizados por los comandantes en jefe del ejército desde los “gastos reservados”; lo que tienen como finalidad ser usados a “actividades asociadas a inteligencia y contrainteligencia militar”. En la declaración de Sergio Vásquez, ex jefe de la sección de contabilidad y remuneraciones del departamento de finanzas de la comandancia en jefe, expresa que eran 31 gastos mensuales los que eran sacados desde los gastos reservados por parte de los comandantes en jefe, incluyendo a Humberto Oviedo, el sucesor de Fuente-Alba.

Los montos mensuales desviados por Fuente-Alba fueron utilizados en los costos de su casa (luz, agua, pago mayordomo, sirvienta, etc) durante los 4 años que fue comandante en jefe; regalos pagados por el ejército a autoridades políticas que se relacionaban a la institución, como al ministro de defensa o al presidente de la república; un monto mensual a los ex comandantes en jefe de 800 mil pesos; viajes y viáticos a sus familiares y comitiva que los acompañaba en viajes del ejército; cinco o seis millones de pesos para la fundación “señoras del ejército” que presidia la ex–esposa del comandante Fuente-Alba; regalos para las esposas de los ex comandantes en jefe, como una pulsera de oro, entre otros.

Según Vásquez no existirían registros de los traspasos de dineros o respaldo de los gastos pues “estas boletas se incineran todos los años, ya que estos dineros no eran parte de la contabilidad, por tanto no se daban cuenta al ejército de esos gastos.” Los gastos eran solicitados por e comandante en jefe al director de finanzas, y una vez ejecutadas las peticiones y reparticiones de dinero, los comprobantes eran triturados “por instrucción que venía de muy anterior periodo, tal vez de ejecución consuetudinaria desde la década del 90” declaró Fuente-Alba, en las más de 80 páginas que justifican su imputación por parte de la Ministra Romy Rutherford, y que han sido divulgadas por El Mercurio.

Respecto a la enorme crisis que se abre con esta investigación, ni el ejército ni el gobierno han dado declaraciones, el ministro de Defensa, Alberto Espina, declinó referirse a la investigación, e instruyó al Ministro Juan Francisco Galli recabar todos los antecedentes que tenga sobre el caso.

De esta manera se destapa otro caso de robo por parte de una de las instituciones de las fuerzas armadas y que se incluye a la alarmante lista de robos: desde el milico-gate (fraude por concepto de viajes) al robo del siglo en Carabineros. Instituciones que viven a costa del dinero de todos, y que a pesar de robar, continúan con los enormes privilegios que le entrega el Estado desde la imposición del modelo neoliberal en Chile.






Temas relacionados

Pacogate   /   Ministerio de Defensa   /   Milico-gate   /   Política Chile   /   Robo   /   Ejército

Comentarios

DEJAR COMENTARIO