×
×
Red Internacional

De “violentos y repudiables” el delegado presidencial Jorge Martínez tildó a los trabajadores de la pesca artesanal tras la jornada de movilización llevada a cabo el día de ayer en muelle Prat. Violento es que dejen a los trabajadores en la calle ¡Cumplimiento de todas sus demandas ya! ¡Fuera Martínez!

Jueves 21 de octubre | 16:43

Tras la dura represión ejercida por Fuerzas Especiales y la policía marítima a los trabajadores de la pesca artesanal que se movilizaban en el muelle Prat, en un acto de total provocación, el delegado presidencial Jorge Martínez tildó de “violentos y repudiables” a los trabajadores y a los hechos ocurridos en la jornada de movilización ayer miércoles. Violenta y repudiable fue la respuesta de las autoridades que con todo el peso de la ley ordenaron disparar, gasear, lanzar gas pimienta e intentar tirar al mar a los pescadores artesanales que llevan más de dos meses sin trabajo por responsabilidad de las falsas promesas que hizo Martínez, EPV y el gobierno.

¡Fuera Martinez y todos los responsables de la represión y la precarización a los pescadores artesanales!

“Tomaremos todas las medidas para sancionar a quienes generen daños, perjuicios y/o delitos en la actividad portuaria de Valparaíso, con el apoyo de la autoridad marítima y de Carabineros” - anunció Martínez a radio Biobio ayer, apuntando a los pescadores artesanales como criminales por movilizarse, pero son ellos, el gobierno y sus voceros, las concesionarias multimillonarias apostadas en los puertos y la EPV, quienes han sumido a los trabajadores en la desesperación de no tener con qué alimentar a sus familias.

Jorge Martínez, nuevamente actuando como un fiel lacayo de los empresarios, instala discursos de odio contra los trabajadores, buscando quebrar su moral y aplastar su lucha, pero todo el pueblo trabajador sabe que ellos son los que han saqueado nuestras vidas para garantizar sus ganancias.

Martínez dice que “no hay plata”, “que el estado no tiene la posibilidad de abrir una caja” para pagar la compensación que los pescadores artesanales exigen hoy, pero sí hubo plata del estado para pagarle el año 2018 a los trabajadores eventuales sus legítimas exigencias cuando el empresario alemán Von Appen, dueño del terminal 1 de Valparaíso, se negó a soltar un solo peso para sus trabajadores. Es decir, hay plata para salvarle el bolsillo a los empresarios, pero no para los trabajadores y sus familias.

Desde La Izquierda Diario nos adherimos al llamado que levantan los pescadores al grito de ¡Renuncia Martínez! y solidarizamos con el cumplimiento de todas sus demandas.

¡Ningún pescador artesanal sin pega!

Plan de construcción de muelle para el trabajo de la pesca artesanal en Valparaíso controlado por los trabajadores

¡El puerto y el mar de Valparaíso para el pueblo no para los empresarios!




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias