×
×
Red Internacional

Región de Antofagasta.Galia Aguilera, una voz de las mujeres y los trabajadores al Senado

Galia Aguilera, es profesora desde el 2012, ha sido delegada sindical de la escuela España D-59 de Antofagasta. Ha luchado durante años por la educación pública, gratuita y de calidad para niños/as y jóvenes. Ha participado en diversas luchas y movilizaciones exigiendo mejores condiciones para todas y todos los trabajadores de la educación, acompañando también la lucha de trabajadoras/es de aseo del Hospital de Antofagasta, portuarios, trabajadores del ferrocarril, la minería y la industria. Hoy, se postula por el Partido de Trabajadores Revolucionarios a senadora por la región de Antofagasta.

Miércoles 27 de octubre | 03:53

Galia es una convencida de que para acabar con este Chile de los 30 años y toda herencia de la dictadura que ha precarizado profundamente nuestras vidas es fundamental la unidad de todas y todos los trabajadores. Esto lo dejó demostrado cuando a finales del año recién pasado, le tocó enfrentar un golpe antisindical desde el equipo de gestión de la escuela España, quienes decidieron no renovar los contratos para el próximo año, violando así uno de los acuerdos pactados entre el Sindicato de Profesores y Profesionales de la educación, Colegio de Profesores Comunal Antofagasta y la Corporación Municipal de Desarrollo Social, de no despedir a ningún docente frente al contexto que se estaba viviendo producto de la pandemia del COVID-19.

Dado que esta situación también la comenzaron a vivir decenas de profesores en la ciudad, la docente organizó y levantó una campaña contra las desvinculaciones, luchó por su reincorporación y la de los demás docentes. Esta lucha tuvo resultados satisfactorios, puesto que la ex delegada sindical fue reincorporada en la misma unidad educativa y el resto de profesores fueron reincorporados o reubicados en sus establecimientos.

Galia Aguilera es parte de la agrupación de trabajadores/as de la educación "Nuestra Clase", desde donde se propone seguir dando la pelea por educación gratuita, laica y no sexista, financiada 100% por el Estado en todos sus niveles, porque la educación pública vuelva a manos del Estado y por el acceso irrestricto a la universidad, terminando con el filtro de clase que ha significado las pruebas estandarizadas que ha segregado a las y los hijos de las familias trabajadoras.

Es una de las fundadoras de la agrupación de mujeres y diversidad sexual Pan y Rosas Teresa Flores, desde esta trinchera Galia ha luchado incansablemente por el derecho a decidir que tienen las mujeres sobre sus cuerpos, organizando junto a sus compañeras coordinadoras por “ni una menos”, por la “conmemoración del 8 de marzo”, agitando las banderas por que el aborto sea un derecho legal, garantizado por el Estado, que sea libre, gratuito y seguro. La precarización laboral tiene rostro de mujer y esto Aguilera lo sabe bien, por lo cual propone que al igual trabajo igual salario, además frente a la carestía de la vida promueve que el sueldo mínimo sea de $600.000, para que las familias trabajadoras puedan garantizar sus necesidades fundamentales.

Ha sido parte de los millones que han criticado el régimen de los 30 años, herencia de la dictadura de Pinochet, que permite que un grupo reducido saqueen nuestros recursos naturales y explote nuestras vidas.

Galia participó activamente de la revuelta en el Comité de Emergencia y Resguardo, espacio que articuló a trabajadoras/es de distintos rubros y sindicatos, jóvenes, artistas y profesionales, y que se convirtió en una instancia fundamental de autoorganización durante la rebelión popular en Antofagasta. Desde este espacio se organizaron las movilizaciones en contra del gobierno represivo de Piñera, por impulsar la huelga general y conquistar una Asamblea Constituyente Libre y Soberana.

Hoy, frente a la pandemia, y como parte de la lista de Trabajadores Revolucionarios, está levantando una lucha por salud, pan, trabajo, pensiones y vivienda, denunciando que mientras Luksic aumentó su fortuna casi al doble, con más de 19 mil millones de dólares, miles son arrojados al desempleo y la desesperación de sus familias. Antofagasta es el ejemplo de ello con un 10.8% de cesantía, por sobre la media nacional.

Galia es parte de la voz que se debe amplificar, porque todas las riquezas deben estar al servicio del conjunto del pueblo, que se debe terminar con la irracionalidad del saqueo y que se debe organizar la extracción de minerales bajo la planificación de las y los trabajadores, junto a las comunidades, como los Lickanantay, quienes se les ha invadido el territorio, robado el agua y dividido como comunidad. Muy lejos de los partidos de los 30 años, se mantiene firme en la defensa de los derechos exigidos durante la revuelta, fue parte de quienes están en contra de la represión, por una huelga general, #FueraPiñera y por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana, donde el pueblo tenga el derecho a decidir, sin restricciones y reglas impuestas por los partidos cuestionados de las tres últimas décadas.
Porque Chile despertó, hay que impulsar una voz que amplifique las demandas más sentidas del pueblo trabajador e impulse la nacionalización de los recursos naturales, bajo gestión de las y los trabajadores y las comunidades; por esto hacemos la invitación a ser parte de las campañas del Partido de Trabajadores Revolucionarios, por que la voz de los trabajadores ¡Tiene que estar!




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias