×
×
Red Internacional

ENAP. Gobernando para la derecha: represión a obreros subcontratados y negociación infinita con dueños de camiones

Ayer lunes cerca de las dos de la tarde, 50 carros de carabineros llegaron a las puertas tomadas de la Refineria BioBio de Enap en Hualpén, contra los trabajadores subcontratados que demandaban mejoras laborales, imagen muy distinta del gobierno negociando con los gremios camioneros

Ricardo RebolledoLa Izquierda Diario

Martes 10 de mayo | 06:37

Antes de ayer, una comunidad mapuche ya lo había advertido, "Nadie se esperaba una situación como esta. Que finalmente termine haciendo lo que hacía Piñera", esto en voz de Iván Reyes Alcamán, a propósito de los llamados "estados intermedios", donde el gobierno espera sin recurrir de nombre a los estados de excepción, poder tener las mismas atribuciones de despliegue represivo, o sea militarización.

Y lo de la refinería ubicada en la comuna de Hualpén, supero la misma expectativa de esa advertencia, cuando cerca de 50 carros policiales, confirmado por la prensa de radio Bio Bio en el lugar, atacaron y desalojaron a los trabajadores subcontratados que demandaban mejoras en sus condiciones laborales, donde por igual trabajo con los obreros de planta la empresa estatal los trataba como trabajadores de segunda o de tercera categoría.

Es que el gobierno de Boric por no calentar a la derecha, ya envalentonada por el crecimiento del rechazo, termina haciéndoles el juego, reprimiendo las justas demandas de quienes buscan mejorar sus condiciones laborales, que bajo el subcontrato, esa otra herencia de la dictadura, y administrada tan bien por los 30 años, los tiene en la precariedad. De hecho ayer Boric recibió a Renovación Nacional en La Moneda por materias de seguridad, donde entre otras cosas le reclamaban que no se hablase más de "presos políticos".

Y no se puede evitar comparar el trato que tuvieron con estos obreros tercerizados, agrupados en la Fenatrasub, al trato que tuvieron con la movilización de los gremios de camioneros que agitados por la derecha y exigiendo en sus petitorios demandas históricas de la derecha, a los que incluso terminando una negociación donde llegaron a un acuerdo para deponer los cortes de ruta, estos mismo rompieron, y donde el gobierno volvió a negociar con ellos. No puede ser mas escandaloso.

El gobierno apunta contra los subcontratados, esa forma de precarización laboral que mantiene a los trabajadores en el limbo de la pobreza y el trabajo estable, y que Enap, esa empresa del Estado a sabido ocupar perfectamente (para que decir Coldeco), igualándose a las empresas privadas. Los números arrojan que de cerca de 3200 trabajadores de planta, cerca de 5700 son subcontratados, o sea casi el doble (!) de la dotación para mantener funcionando el sistema de combustibles en el país.

Que tipo de trato es ese con quienes demandan mejores condiciones laborales, versus los gremios camioneros que suman a sus petitorios por seguridad en las carreteras cosas como dejar de financiar la ONU, eliminar el programa de educación sexual para los colegios, rescate y protección a las tradiciones y fin a las vacunas. Parece no tener sentido, pero el gobierno ya va mostrando cual será el cariz de su mandato. Negociación con la derecha y palos para las demandas obreras y del pueblo pobre.

Por esto toda la solidaridad con la movilización de los trabajadores subcontratados, sometidos a ese regimen laboral brutal que precariza y empobrece, y que hoy demandan, hasta donde se sabe, ni siquiera el paso a planta, sino a penas no ser considerados trabajadores de segunda o de tercera como rezan sus lienzos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias