×
×
Red Internacional

Con la antesala de 8680 nuevos casos de COVID, el ministro de educación Raúl Figueroa amenaza con quitar la subvención escolar a los sostenedores que no abran sus escuelas.

Sábado 29 de mayo | 09:16

El ministro de educación declaró que en un futuro, no descarta suspender la subvención escolar para que los sostenedores municipales decreten la vuelta a clases presenciales.

Tal arremetida del MINEDUC se da por los resultados del diagnóstico integral de aprendizaje (DIA) que aplicó la agencia de calidad de la educación, entre marzo y abril de este año, en 7 mil colegios y a 1.8 millones de estudiantes. De la evaluación se extrae, entre otras variables, que los aprendizajes alcanzados por las y los estudiantes durante el 2020, en el área de matemática y lenguaje, no sobrepasó el 47% y el 60% respectivamente.

La principal crítica del ministro de educación apunta a los establecimientos municipales: “Los alcaldes tienen que, de una vez por todas, asumir la responsabilidad que tienen en la administración del sistema educativo. Porque han ido poniendo una serie de exigencias y se han cumplido todas. Se nos pidió recursos y los recursos están. Del orden de 10 mil millones de pesos al mes están disponibles para que se puedan destinar a aspectos relacionados con el Covid y, lamentablemente, los establecimientos municipales, muchos de ellos, dejaron mucho dinero sobre la mesa teniendo la posibilidad de gastarlo y no se lo gastaron”.

La fecha para el regreso a clases sería el término de vacaciones de invierno, y según Figueroa no sería opcional, al punto que no se descarta que pueda ser incluso en fase 1, para lo cual serán determinantes las conversaciones con el ministro de salud.

EDUCACIÓN EN PANDEMIA

Es importante recordar cómo se ha desarrollado la situación de la educación escolarizada en el país en medio de la pandemia y así no perder de vista la situación del sistema educativo en en el país: Alimentación deplorable a través de la Junaeb; desigualdad en acceso a herramientas tecnológicas como internet o computador, tanto para estudiantes como para docentes; desigualdad social pues no todes les estudiantes tienen en sus hogares un espacio donde estudiar, por nombrar algunos ejes centrales.

Mientras Figueroa lleva un año exigiendo la vuelta a la presencialidad, no ha invertido nada en capacitación y materiales tecnológicos para estudiantes y docentes, por lo que la teleeducación ha sido sostenida por cada comunidad educativa. Es más, hay establecimientos que no han invertido nada, y el costo de esta teleeducación ha sido sostenida por las y los trabajadores, y las familias de cada estudiante.

Los malos resultados de una prueba estandarizada para matemáticas y lenguaje ¿refleja que las y los estudiantes no han aprendido nada en un año de educación online? pues no. Sin duda, habitar una pandemia ha dejado aprendizajes de vida, ha visualizado la importancia de vivir en comunidad, y ha evidenciado que el currículum educativo chileno no está hecho para aportar en la vida cotidiana de las personas, sino más bien para reproducir memorísticamente datos y hechos, sin pensamiento crítico, para de esa forma pasar a engrosar las largas filas de obreros y obreras en búsqueda de un trabajo con sueldos que no alcanzan a llegar a fin de mes.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias