×
×
Red Internacional

Migración. Gobierno impone el estado de excepción por presión de los empresarios transportistas, mientras la crisis migratoria sigue latente en el norte del país

A las imágenes de migrantes caminando hacia la frontera y las carpas en las plazas, ahora se suman la escasez de combustible en las ciudades del norte, los bloqueos en las carreteras y el colapso de los aeropuertos y terminales de buses por viajes cancelados. La crisis del norte comienza a tomar otro ribete presionado por los gremios de camioneros que exigen la presencia militar, a lo que finalmente el gobierno cedió.

Antonio PaezDirigente Sindicato Starbucks Coffe Chile

Lunes 14 de febrero | 07:09

Sin duda la crisis del norte es profunda y difícil de resolver. El ingreso de migrantes ha terminado por colapsar los desfinanciados servicios públicos que llevan años siendo abandonados por los gobiernos de los últimos treinta años.

Entre la crisis en Venezuela por el gobierno de Maduro y la política populista de Piñera de “invitar” al país el flujo de migrantes se ha vuelto un enorme problema político que terminó por gatillar un movimiento antiinmigrantes (que se ha reflejado en dos marchas) y ahora en un paro de camioneros que exigen presencia militar y mayores resguardos en las carreteras.

Te puede interesar: No es solución.Gobierno acuerda con empresarios transportistas y decreta estado de excepción en el norte

Pero los bloqueos de este fin de semana se mezclaron entre los pedidos de seguridad con, nuevamente, el avance de la agenda represiva del gobierno como la aprobación del reglamento de la ley de migraciones que facilita las expulsiones sumarias. La prolongación de esta situación ha servido al gobierno para mantener “tensionada” la agenda de seguridad y con pocas semanas para que termine del actual gobierno, “poco que perder”.

Te puede interesar: La migración en Chile: un problema social internacional que involucra el reparto de fortunas

Piñera sabe que tensionar la agenda hacia la derecha le quita margen de acción al próximo gobierno y además le permite, a la derecha, tener una base movilizada frente a cualquier cosa, lo que se volverá crítico para el próximo periodo. Por eso fortalecer la presencia militar y policial, moralizar a su base en el rechazo a la “agenda progresista” de solidaridad con el migrante (al que igualan con delincuencia) es parte de las tareas que se tienen propuestas para el próximo periodo.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias